Las 15 características de los refranes más importantes

Dentro de las características de los refranes más importantes encontramos su sencillez, su origen popular y que son muy fáciles de memorizar. Los refranes son parte importante del patrimonio oral de las lenguas y los pueblos y su uso está extendido en diferentes partes del mundo. 

Los refranes y dichos populares se destacan por generar un tipo de enseñanza o reflexión, que se supone común al alma humana. En palabras más sencillas, la popularidad de los refranes radica en que la mayoría de las personas pueden sentirse identificadas o coincidir en que el planteamiento es válido. 

Un dato curioso sobre los refranes, es que la ciencia que estudia este tipo de expresiones lingüísticas se llama paremiología, siendo la disciplina encargada de estudiar otras manifestaciones del lenguaje como los proverbios y otras unidades fraseológicas de uso popular. 

También es de destacar, que por medio de los refranes se pueden hacer estudios sociológicos para estudiar los rasgos culturales de una región. Es por eso que dada su importancia, hoy queremos contarte un poco sobre las características de los refranes. 

Principales características de los refranes 

A continuación descubrirás cuáles son las características de los refranes para que puedas distinguirlos de otro tipo de manifestaciones orales y escritas, si conoces los refranes más populares ya te debes hacer a la idea de qué se trata, no obstante, acá van sus características. 

1. Brevedad 

Los refranes son frases de origen popular con una intención didáctica o moralizadora. Desde esta línea de sentido, al mencionar que son frases la implicatura es que el refrán es de naturaleza breve. 

2. Función didáctica 

El uso de los refranes es muy extendido como herramienta para enseñar algo o para transmitir conocimientos que se piensan que son de beneficio para toda la sociedad, es por eso que su uso es tan extendido. 

3. Son anónimos 

Al ser parte del patrimonio lingüístico de los pueblos, los refranes casi siempre son de carácter anónimo, es decir que se desconoce su autor, de hecho el uso de muchos de ellos se extiende hasta cientos de años atrás y no hay rastros de la persona que los inventó. 

4. Tradición oral 

La mayoría de los refranes se han transmitido por medio de la tradición oral. Normalmente pasan de los tatarabuelos a los bisabuelos y luego a los abuelos, hijos y nietos. Asimismo, se expanden más allá del ámbito familiar haciendo que se conviertan en patrimonio de los pueblos y comunidades. 

5. Función reflexiva 

Una de las características de los refranes más conocida, es su tinte reflexivo y moralizador. Esto significa que dentro de cada uno de los refranes hay una manifestación de sabiduría o un conocimiento moral intrínseco que va mucho más allá de una simple expresión del habla. 

6. Se usan frases autónomas 

Las frases autónomas son oraciones con un predicado y con oraciones dependientes. Es decir que está compuesto por 2 o máximo 3 oraciones breves, muchas de ellas con una relación directa de causa y efecto o de complementariedad. Por ejemplo: “Al que madruga, Dios le ayuda” o “No por mucho madrugar, amanece más temprano”

7. Lenguaje simple 

Los refranes se destacan por usar un lenguaje sencillo o simple. Esto se sustenta en que al ser enunciados de origen popular y creados para uso de todo el mundo, es necesario que estén escritas en un lenguaje que todos puedan comprender. 

8. Basados en hechos reales 

Los refranes no solo son de uso popular, sino que además nacen de las experiencias de la vida misma. Esto es lo que hace que sean tan acogidos por el público, debido a que como mencionamos anteriormente reflejan facetas de la vida o de las personas que son comunes a la experiencia humana. 

9. Hacen parte de la vida cotidiana 

Así como los refranes nacen de la vida real, también son de uso coloquial, es decir que, hacen parte de la vida cotidiana. Su uso es tan extendido que podemos escucharlos en diferentes esferas de la sociedad, en diferentes estratos socioeconómicos o también podemos encontrarlos en textos creativos, ensayos y otros tipos de textos. 

10. Tienen carácter universal

Otra de las características de los refranes más relevante, es que nunca pierden vigencia. Es por esta razón que pueden ser transmitidos de generación en generación sin que pierdan sentido. Todo se debe a que normalmente su tema central gira en torno a la sabiduría popular. 

11. Fáciles de memorizar

Al ser enunciados cortos, los refranes son fáciles de memorizar y es por esto que hay personas que usan refranes en cada una de sus conversaciones. Es más, puedes escuchar a personas de cualquier edad repitiendo estas frases, debido a que casi siempre se quedan fijadas en nuestra memoria. 

12. Reafirman la verdad 

Dentro del uso sociolingüístico, los refranes se utilizan normalmente para reforzar la validez de un argumento. Esto quiere decir que, casi siempre las personas las sacan como as bajo de la manga para sustentar que tienen la palabra final en una situación. Por ejemplo: “¿Viste que Laura volvió a viajar? Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”

13. Función humorística 

Los refranes también se destacan por tener un componente humorístico o irónico, de esta manera también logran el efecto de fácil memorización. “Los buenos estudiantes y los buenos caballos, siempre terminan su carrera”

14. Varían en su localización 

Aunque los refranes son parte de un idioma, como el español, por ejemplo, su uso varía de acuerdo a su difusión. De este modo, existen refranes “universales” porque son usados por hablantes de diferentes países, y otros que son de naturaleza más local, pues son usados solamente en una región particular. 

15. Patrimonio cultural 

El uso de los refranes no solo evidencia rasgos culturales de una comunidad, sino que pasan a ser parte primordial del patrimonio cultural de los pueblos, y de hecho existen diversos temas de investigación que tienen como eje central la recopilación de refranes. 

Referencias bibliográficas 

Carreter, F. L. (1978). Literatura y folklore: los refranes. 1616: Anuario de la Sociedad Española de Literatura General y Comparada, (1), 139-145.

Combet, L. (1996). Los refranes: origen, función y futuro. Paremia, 5(1), 11-22.

Díaz, R. E. (2012). Diccionario de refranes comentado (Vol. 36). Ediciones de la Torre.

García-Page, M. (1993). La función lúdica en la lengua de los refranes. Paremia, 2, 51-58.

Penadés Martínez, I. (2006). El valor discursivo de los refranes. ELUA. Estudios de Lingüística, N. 20 (2006); pp. 287-304.

Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario