Pensamiento Dicotómico: Qué es y cuáles son sus características

¿Qué es el Pensamiento Dicotómico?

O es blanco, o es negro… O es todo o no quiero nada. O es una buena persona, o jamás estarías interesado en compartir con ella, independientemente de los beneficios que dicho encuentro pudiese atraer.  En estos casos, las opiniones graduales no existen. De esta manera procesan la información aquellos que poseen pensamiento dicotómico.

Todas las personas podemos distorsionar de alguna forma la información que recibimos, y es normal que así sea, sobre todo si existen creencias o cogniciones que condicionan al individuo a interpretar al mundo y a sí mismo de una forma determinada.

Se puede considerar un problema, cuando el pensamiento es orientado hacia los extremos, empezando a propiciar irregularidades en la convivencia con otras personas y hacia su propio ser.

Coexistir con una persona que posee un curso de pensamiento dicotómico, es estar consciente de que sus conceptualizaciones no serán observadas desde matices, grados o dimensiones.

Las personas que sufren este tipo de distorsiones de la realidad, crean concepciones extremas y absolutistas que consideran como ciertas, como realidades incuestionables. Pensar de forma dicotómica ocasiona tener no solo un pensamiento exagerado, sino también un comportamiento poco comedido.

¿A quién afecta el pensamiento dicotómico?

Denotar la vida desde una perspectiva polarizada es habitual en niños e individuos con trastornos psicóticos, de personalidad, ansiedad o del estado de ánimo. Por ejemplo, los infantes se caracterizan por hacer categorizaciones rígidas en todo aquello que se les presente.

Que los niños vean el mundo de ésta manera, va ligado al pensamiento concreto. Es por ello, que sus interpretaciones y señalamientos se demuestren de forma espontánea, debido a que no comprenden cómo funciona la abstracción del pensamiento y la empatía. En tal sentido su capacidad de entender o pensar en otros puntos de vista, queda disminuida.

Para aquellos que operan una vida bajo un umbral de pensamiento patológico, la situación es distinta. En tal caso, las distorsiones de pensamiento ocurren antes de procesar la información debido a variaciones de origen orgánico, a creencias arraigadas o al acrecentamiento de una psicopatología. Es decir, poseen filtros de pensamiento.

Psicopatología en el pensamiento dicotómico

Las ideaciones como conclusión del proceso cognitivo, está íntimamente relacionado con el grado madurativo del pensamiento de una persona.

El psicólogo Aaron Beck, uno de los desarrolladores de la terapia cognitiva, utilizó los fundamentos establecidos por el psicólogo Jean Piaget en su teoría de desarrollo cognitivo, para crear un modelo que clasificaría el proceso madurativo de una psique primitiva a una madura.

Pensamiento primitivo

  • Global y no dimensional
  • Absolutista
  • Invariable
  • Irreversible

El pensamiento maduro

  • Multidimensional
  • Relativo
  • Variable
  • Reversible

En relación a lo anterior, el pensamiento dicotómico se puede comparar con el pensamiento primitivo, debido a que su funcionamiento no comprende términos básicos en cuanto a comunicación, convivencia y comprensión social.

La cultura como incentivo al pensamiento dicotómico

Tal como se ha observado en el teatro, el amor romántico fue por décadas un estereotipo dicotómico.

El hecho de tener que escoger entre el amor, la muerte, el destierro o la desheredación ha sido un papel emulado por múltiples personajes reales y ficticios observados durante décadas en el terreno del entretenimiento.

Además, viéndolo objetivamente, quizás la pareja tenía rasgos limítrofe / dependiente…

Lo mismo ocurre con los villanos, los cuales siempre han sido catalogados como las figuras más despreciables de cualquier producción audiovisual.

Sin embargo, algo interesante ha ocurrido desde mediados de la presente década. La aparición de antihéroes en la pantalla grande, ha ocasionado que la opinión pública cambiase de rumbo en referencia a esas figuras que no son malas, pero tampoco hacen cosas tan dignas de un héroe.

La ideación de que los blancos son mejores que los negros también es una concepción dicotómica fomentada por la sociedad y pese a que se han logrado avances en contra de la discriminación, todavía sigue siendo una fenomenología social.

Identificación clínica

Las cogniciones durante el desarrollo o la convivencia con alguna psicopatología, varían dependiendo de la misma, a continuación podremos observar algunos ejemplos.

Depresión:

La forma distorsionada en que observan la realidad las personas que padecen esta enfermedad, lleva a que desarrollen la denominada: triada cognitiva.

En ella, predomina una visión negativa de la propia persona, del entorno que lo rodea y del futuro que le depara.

Dentro de las frases que comúnmente escuchamos de este tipo de pacientes se pueden encontrar las siguientes:

  • Jamás podré ser feliz
  • Cualquier cosa que hago se convierte en un desastre
  • Siempre me irá mal en la vida
  • Nunca podré mejora

Trastorno de ansiedad:

 Aquellos que padecen ese mal, tienden a subestimar sus propias cualidades para hacer frente a las adversidades que pudiesen ocurrir en su vida. Para colmo,  sobre estiman o acrecientan los riesgos de cualquier tipo de evento.

Algunas de sus creencias absolutistas se pueden presentar de la siguiente manera:

  • Todos me están mirando, de seguro se darán cuenta de que soy tímido
  • No puedo controlar mi cuerpo, reacciona solo
  • Lo único que trae salir a la calle, son problemas
  • El mundo es demasiado peligroso

Trastorno de personalidad paranoide:

La realidad es un sitio cargado de desconfianza, un lugar donde mis penas son producto del obrar ajeno, en donde todos los que me rodean de alguna manera buscan hacerme daño. De esta forma puede pensar una persona con paranoia patológica.

Es común escuchar alusiones como éstas en personas con rasgos o trastorno paranoide:

  • Nunca se podrá confiar en alguien
  • Las personas solo quieren aprovecharse de los demás
  • La gente es mala, solo busca hacerte daño
  • Si alguien se entera de los secretos que guardo, podrá usarlos en mi contra

A modo conclusivo, cualquier persona puede experimentar facetas de pensamiento dicotómico cuando vivencia algún episodio emocional impactante; una ruptura matrimonial o de pareja, la muerte de un ser querido o quizás un fracaso financiero. En esos momentos es entendible que nos sintamos la peor –y dependiendo del caso, la mejor– persona del mundo.

Ahora bien, es una faceta, un estado, y a menos que sea nuestra intención trasformar ése estado en un rasgo y desarrollar alguna de las patologías ya mencionadas, lo mejor es que cuidemos lo que pensamos, sentimos y hacemos después de transitar alguna experiencia emotiva arrolladora.

Siendo objetivos con nosotros mismos, es decir siendo conscientes de nuestra capacidad de moldearnos al cambio, el reestructurarnos puede ser complicado, pero jamás será imposible.

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario