Onicofagia: Comerse las uñas (Causas y tratamientos)

Tal vez si te hablamos de Onicofagia vas a quedar en blanco, pensando qué tipo de enfermedad es ésta; es más sencillo hablarte de comerse las uñas, ahí nos empezamos a entender.

Este trastorno es más frecuente de lo que pensamos y aunque no lo creas, sus orígenes son casi siempre de orden psicológico, desórdenes mentales que hacen que inevitablemente empieces a morder tus uñas, en algunos casos hasta el extremo de hacerte daño con esta práctica, sangrar e incluso arrancar pedazos de piel. Este tipo de cosas pueden llegar a verse en los casos más extremos de Onicofagia.

Continúa leyendo este artículo para que descubras las causas y los tratamientos más efectivos para dejar de comerse las uñas de una vez por todas, para que puedas encontrar cuáles son los verdaderos problemas detrás de este hábito o trastorno.

Onicofagia: Comerse las uñas (Causas y tratamientos)

La Asociación Americana de Psiquiatría calificó la onicofagia como un trastorno Obsesivo compulsivo (TOC), lo que significa, que hacerlo inevitablemente si está ligado con una causa psicológica, y aunque muchas veces esto es difícil de aceptar, después de leer detenidamente las causas entenderás las raíces de esta incómoda y molesta práctica.

Es preciso resaltar que ningún caso es igual a otro, por eso vamos a analizar la situación a nivel general. Sin embargo, para realizar un diagnóstico efectivo es necesario profundizar en la situación y el contexto particular, para obtener resultados eficientes en los tratamientos.

Causas de la Onicofagia según la etapa de la vida

1. Niñez:

En la niñez comerse las uñas puede estar ligado a una etapa transitoria oral, donde llevarse las manos a la boca y morderse las uñas es parte fundamental del aprendizaje, y aunque para algunos niños esta práctica genera gran satisfacción volviendo repetitivo este acto, suele desaparecer al pasar esta etapa de exploración oral.

2. Adolescencia

Generalmente cuando un adolescente se come las uñas lo hace como forma de protesta originada en una NO aceptación de sí mismos, esto como símbolo de heridas autoinflingidas. El bullying, una mudanza, cambios físicos bruscos, una separación, la muerte de un familiar u otro tipo de circunstancias que disparan la ansiedad en el adolescente pueden ser la raíz de este problema.

3. Adultez

La principal causa de Onicofagia en adultos son los «trastornos ansiosos depresivos», buscando liberar la tensión producida por diversos problemas personales y sociales.

Causas de la Onicofagia debido a las emociones

1. Estrés y ansiedad

Estas dos emociones son las principales causas de onicofagia tanto en adultos como en niños. Algunos momentos de la vida que requieren un mayor grado de estabilidad y responsabilidad hacen que esta práctica se dispare en cifras alarmantes.

El inicio a la vida laboral, el matrimonio, el desempleo, el inicio de la vida escolar, un préstamo, una mala situación económica y otros tantos factores que hacen que el estrés y la ansiedad dominen tu vida.

2. El miedo

Después del estrés, el miedo sigue dominando a las personas llevándolas a comerse las uñas, factores que se salen de las manos como enfrentar una fobia, enfrentarse a situaciones angustiantes o simplemente el hecho de temer a algo, hacen que esta práctica se lleve a cabo en cualquier etapa de la vida.

Está comprobado científicamente que el miedo, el estrés y la ansiedad son las principales causantes de este trastorno. Además, no manejar bien las emociones y empezar a comerse las uñas puede llegar con otros problemas más graves como insomnio, desórdenes alimenticios o pérdida del deseo sexual.

El tratamiento es diferente para cada caso y cada persona, aconsejando como primera instancia acudir a ayuda profesional, pero un ejemplo puede guiarte por el camino correcto para corregir este problema.

La Onicofagia también puede venir acompañada con trastornos psicológicos más serios como:

  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (74%).
  • Trastorno de oposición desafiante (36%).
  • Trastorno de ansiedad por separación (20%).
  • Enuresis (15%).
  • Tics (12%).
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (11%).
  • Retraso mental (9%).
  • Trastorno depresivo mayor (6%).

Tratamientos de la Onicofagia

El tratamiento para dejar de comerse las uñas varía según la gravedad del caso, algunas personas solo necesitan una manicura o a algunas cremas o aplicaciones tópicas en las uñas como esmaltes amargos o hasta salsa picante.

Reemplazar esta práctica con un hábito positivo puede hacer una gran diferencia. Si tienes un niño que se come las uñas de una manera crónica y repetitiva, llegando incluso a hacerle daños a sus dedos, es bueno que identifiques el problema principal y busques ayuda para resolverlo.

Dentro de los tratamientos caseros que puedes implementar están:

1. Mantén las uñas cortas

La razón es lógica, entre menos uñas para morder, menos tentación de llevarlas a la boca y comértelas.

2. Reemplaza hábitos negativos por otros positivos

En este caso puedes optar por ejercitar tus manos, realizarte manicura o mantener una pelota antiestrés en la mano. Todo esto  puede ayudarte realmente a solucionar y manejar este problema. También puedes hacer algo que te guste como dibujar, correr o pintar, cuando te entre el deseo de llevarte las manos a la boca.

3. Usa esmaltes amargos

Esta es una de las alternativas más utilizadas, la aplicación de esmaltes y otros productos de aplicación con sabores y olores amargos es efectiva, aunque principalmente en los casos en que esta práctica no es crónica ni está muy avanzada.

4. Mastica chicle

Mantener tu boca ocupada masticando chicles, preferiblemente sin sabor, puede ayudarte a dejar este molesto hábito. Debes tener en cuenta que hacer esto te ayudará a sentir menos deseos de morderte las uñas.

5. Hazte la manicura

Si tienes las uñas cortas, organizadas y con un esmalte, sentirás menos necesidad de comerte las uñas, puedes aprender a hacértela tu misma y así no solo tendrás tus uñas hermosas, sino que además estarás tan ocupado que no tendrás tiempo de comerte las uñas. Esta opción es tanto para hombres como para mujeres, y funciona igual para adultos y niños.

Aprender que es la Onicofagia, las causas psicológicas y los tratamientos para resolver este trastorno pueden ayudarte en muchos ámbitos de tu vida, no solo en el estético (pues realmente unas uñas comidas no son bien vistas y para nada bonitas), sino en tu vida emocional. En cómo aprendes a identificar los problemas psicológicos que puedes padecer y cómo estos se ven reflejados en tu exterior, en las enfermedades y hábitos negativos que pueden interferir incluso en tus relaciones interpersonales.

Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta. Apasionada por la literatura, el arte, la cultura y la psicología. Soy redactora y editora para blogs en habla hispana, editora crítica y una enamorada de las palabras.

Deja un comentario