Vipassana: Un tipo de meditación para ver con claridad

Muchas veces la práctica de la meditación se asocia con la relajación o con dejar la mente en blanco. En ocasiones también se piensa que está relacionada con alguna religión o camino espiritual como el budismo.

Sin embargo, cada vez es más empleada por personas de todas las condiciones culturales, espirituales, religiosas como vía de autoconocimiento.

Es por ello que en occidente y especialmente en corrientes de la psicología transpersonal y humanista como la terapia Gestalt, se aplica como una herramienta para poder ser más consciente de uno mismo. El Mindfulness también ha facilitado el acceso a la meditación, permitiendo que se expanda y llegue a muchas personas que se buscan a sí mismas o necesitan encontrar el modo de poder estar presentes.

Podemos afirmar que no es necesario ser budista o pertenecer a ningún camino espiritual o religioso para meditar. Tampoco se trata de una técnica de relajación o de dejar “la mente en blanco”. El hábito de nuestra mente es estar agitada, en movimiento. Nuestra mente pasa de un pensamiento a otro, de una sensación a otra, con ruido, dispersión. A veces puedes quedarte “absorto” en algún pensamiento y perder la noción de dónde estás o lo que estás haciendo.

Hay muchas maneras de meditar. Algunas provenientes del budismo y otras, creadas por maestros y autores que beben de fuentes antiguas o modernizadas.

El sentido de la meditación es poder observar la naturaleza de la mente estando presentes en el aquí y ahora.

Debemos intentar comprender nuestros procesos mentales y nuestra conciencia para conseguir “ser dueños” de nuestro propio funcionamiento mental. Cuando meditamos no dejamos la “mente en blanco” sino que observamos constantemente los fenómenos que aparecen sin apegarnos.

La Meditación Vipassana

Durante mucho tiempo hemos estado identificados con la mente. Si no podemos observarla con una atención limpia, no condicionada, es ella la que nos domina. Es ella la que nos dirige. Esta es la filosofía de la práctica de la meditación Vipassana que literalmente significa “ver con claridad”.

Es un camino para desarrollar la forma verdadera de ver las cosas tal como son, no como aparecen o como uno piensa que son. Es la manera de tomar distancia mientras miramos las cosas desapasionadamente. El ver no está influido por condicionantes internos o externos, como las emociones, el pensamiento sistemático, el conocimiento intelectual o la experiencia personal ”.(“Meditación Vipassana y Gestalt. Dhiravamsa. Mandala ediciones).

Práctica de la Meditación Vipassana

Párate un momento, quédate en silencio. Siéntate en una posición cómoda, sentado, con la espalda erguida, hombros relajados. Cierra los ojos, respira. Asegúrate de que estás presente en el aquí y ahora. Dedica un tiempo a estar en silencio atento a tu respiración. Observa lo que sucede en tu mente. Conviértete por unos minutos en un testigo, en un espectador de lo que acontece… ¿Qué observas?

Tal vez de momento nada, pero… ¿cuánto tiempo dura ese “nada”? Enseguida la mente comienza a producir pensamientos. Verás que pueden surgir percepciones visuales en el espacio en negro (colores, post-imágentes, luces…). La mente continuará viajando y generando estímulos que van captando tu atención.

Continúa en el lugar del “observador”, respira, así te anclarás porque la tentación de “irte” con estas producciones es alta. Si logras permanecer atestiguando, contemplando, podrás distinguir mejor. Tal vez aparecen ahora sensaciones corporales (algún dolor, calambre, cosquilleo, cambios de temperatura). Respira, no te apegues a estas sensaciones y permanece observando.

Puede que ahora aparezcan pensamientos, comprueba cómo estos surgen de forma automática. Se asemejan a voces interiores pero sin sonido, en forma de palabras. Sigue atento, como un espectador y comienza a distinguir la producción de tu mente.

Verás que a veces son frases recordatorias de algo que tienes que hacer (“tengo que ir a las 14.00 a por el pan antes de que cierre”). Incluso reprobatorias de algo que hiciste (“no tenía que haberle dicho a mis amigos que no iba con ellas a esa cena”). También fantasías de las consecuencias que esto puede producir (“me quedaré solo»).

Beneficios de la Meditación Vipassana

Si consigues parar la “cadena automática” de pensamientos, comprobarás que casi siempre se trata de un movimiento de la mente hacia el pasado o hacia el futuro. Es casi como un resorte, un mecanismo interno que te saca del presente, del ahora. Respira sigue observando, presente, refuerza ese testigo interno como algo sólido… Haz ahora tres respiraciones profundas y ve moviendo lentamente los dedos de tus manos, abre los ojos, ¿cómo te sientes?

La práctica de la meditación Vipassana nos enseña a reforzar al observador. De esta manera aprenderemos a reforzar nuestras reacciones en la vida diaria. Incrementaremos nuestra capacidad de controlar la impulsividad, la reactividad que tan a menudo guía nuestra forma de estar, de relacionarnos.

Por lo tanto se convierte en una herramienta terapéutica, que nos ayuda a crecer. Nos ayuda a ser dueños de nosotros mismos. Fortalecemos nuestra capacidad de responder a las situaciones desde la conciencia y la serenidad.

Avatar
Redacción
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales.

12 comentarios en «Vipassana: Un tipo de meditación para ver con claridad»

  1. Vipassana es una palabra que proviene del sanscrito. Lengua culta hablada en la India, hoy desaparecida pero vigente en filosofías orientales como el Budismo. Compañero Carlos, a leer se ha dicho!!!!!!

    Responder
  2. Ah , Vipassana no es una palabreja, es un concepto que tiene mas de 5000 años de existencia. Sugiero que antes de expresarnos de manera tan «docta», investiguemos y mantengamos una apertura mental saludable.

    Responder
  3. Aunque no se quiera reconocer la paternidad en este artículo,, este es un instrumento de meditación Budista.

    Se ha querido vender al mundo occidental como una cosa tropicalizada llamada mindfullness, pero no es otra cosa que Vipassana. Sugiero que aquél que esté interesado en saber más del tema y de su práctica , se acerque al origen de esto. Es tan valioso este recurso que en ocasiones se llegan hacer retiros de silencio donde la lectura, el celular, radio , tv. cualquier distractor están prohibidos. No se habla y se practica meditación Vipassana. El resultado de esta vivencia es muy personal pero sin duda espectacular. El hecho de mantenerte en silencio con tus sensaciones y pensamientos es una experiencia que les invito vivir.

    Responder
  4. Esta palabreja Vipassana es para presumir no para ayudar,es como la otra que he tenido que buscar Mindfulness, porque yo no sé ni inglés ni tampoco sé el dialecto catalán que según el historiador don Cesar Vidal es un dialecto derivado del provenzal antiguo y del valenciano.Esas dos palabrejas Vipassana y Mindfulness se han llamado siempre MEDITACIÓN y por ponerles nuevos nombres,no son milagrosos y la gente que sufre no debe ser engañada con palabritas raritas y recientitas.

    Responder
    • El Mindfulness (atención plena) es una forma de aumentar nuestra capacidad de estar presentes y no es exactamente lo mismo que la meditación dentro de la que hay muchos caminos también, entre ellos el «vipassana». Efectivamente por tener estos nombres no son «milagrosos» como dices.
      Gracias por participar

      Responder
  5. Soy psicólogo social,psicodramatista, mi nombre es Daniel y vivo en la Argentina. Me gusto la información y quisiera si es posible descubrir y aprender está práctica de relajación. Desde ya muchas gracias.

    Responder
    • Hola Daniel. Soy Tere y soy psicoterapeuta conductual. Me gustaría que me platicaras cual es el procedimiento para elaborar o diseñar un psicodrama sobre cualquier tema. Me ha causado dificultad cuando tengo terapias familiares.

      Responder
    • Hola Daniel
      Gracias por tu interés, seguramente en tu ciudad hay recursos como centros de crecimiento personal o espirituales (asociaciones o grupos de meditación) donde puedes aprender esta práctica. Te recuerdo que no es una «relajación» en sí misma, pero uno se siente más sereno y centrado con la práctica continuada lo que produce relajarse. Se trata más de una actitud para estar en la vida, atentos, presentes y abiertos a lo que sucede.
      Muchas gracias por participar espero encuentres lo que buscas

      Responder
    • Hola,
      Sí comparto que hay confusión entre los términos relacionados con la meditación, entre otras cosas porque es difícil trasladar conceptos y cambian según la cultura donde se aprenden. La meditación no provoca ansia o angustia sino que pone en claridad lo que se da a cada momento; lo que hay. Y permite el contacto con esa realidad y su conciencia
      Gracias por tus comentarios!
      Olga

      Responder

Deja un comentario