Lenguaje literario: características, tipos y ejemplos

El lenguaje literario es uno de los más bellos y extendidos en el mundo, no solo podemos encontrar este tipo de lenguaje en la literatura como tal, sino que también lo podemos encontrar en la publicidad, televisión e incluso muchas veces lo usamos sin saberlo en nuestra vida cotidiana. 

Si te apasiona el uso de lenguaje, conocer qué es el lenguaje literario, te ayudará a hacer un mejor hablante de tu lengua y te dará unas herramientas comunicativas fabulosas.

¿Qué es el lenguaje literario? 

El lenguaje literario es un tipo de lenguaje que se destaca por hacer un uso estético o estilístico de la lengua

Lo anterior significa, que a diferencia del lenguaje cotidiano que usamos en nuestro día a día con el fin exclusivo de comunicar, el lenguaje literario es embellecido para transmitir una idea de modo estético, no solo con un fin comunicativo, sino que además busca generar diferentes efectos en el lector o receptor del mensaje. 

El lenguaje literario lo podemos comprender perfectamente, dentro de los géneros de la literatura, pero esto es algo en lo que profundizaremos más adelante. Antes de eso, vamos aprender un poco más sobre cómo se usa el lenguaje literario

Características del lenguaje literario

El lenguaje literario tiene un grado más alto de complejidad que el lenguaje cotidiano, por eso te conviene explorar estas características que te ayudarán a saber qué es lo que le da su condición de literariedad a un texto o discurso. 

1. Enrarecimiento del lenguaje

El lenguaje literario se caracteriza por hacer uso de un léxico más amplio. Esto quiere decir que, dentro del lenguaje literario usamos un abanico de palabras más amplio que en nuestra cotidianidad, y el asunto no es solo de cantidad, sino de calidad, pues en este uso de la lengua podemos expresar las cosas de un modo bello o estético

2. Uso de figuras literarias

Las figuras literarias son las reinas indiscutibles dentro del lenguaje literario. Se denominan figuras literarias a las formas no convencionales de usar el lenguaje con el fin de embellecerlo para persuadir o generar efectos emocionales en el lector. Dentro de las figuras literarias encontramos las metáforas, los símil, la perífrasis, la sinécdoque o la ironía. Un ejemplo de esto es cuando decimos: “Serena como un cielo de verano” “Sus labios de fresa” o “Su corazón cantante”. 

3. Voluntad estética

La intencionalidad de un texto literario debe estar mediada por una voluntad artística o estética, es decir que, quien usa el lenguaje literario es plenamente consciente de que quiere embellecerlo y crear algo artístico con él. 

4. Plurisignificativo

A diferencia de los lenguajes usados en los textos informativos o académicos, en donde la palabra debe decir lo que es específicamente, los textos literarios o recreativos tienen el don de la plurisignificación. Esto quiere decir que, en el lenguaje literario las palabras pueden tener múltiples significados y aludir a cosas distintas a su mero significado de diccionario. 

5. Función lúdica

El lenguaje literario es creativo y por ende se asocia con una función lúdica. Los escritores lo que hacen es jugar con las palabras para crear nuevos sentidos y formas de recibir el mensaje, de modo que además de encontrar un significado, encuentran un disfrute estético. 

Tipos de lenguaje literario

Cuando hablamos de lenguaje literario, es preciso decir que su tipología debe cumplir con los requisitos anteriores. Los tipos en que se manifiesta este lenguaje puede ser en prosa o verso, y en ambos casos pueden valerse de diversas figuras literarias para codificar el mensaje. 

Prosa: La prosa es una forma lingüística natural que se escribe en plena libertad sin encadenarse a las estructuras de los versos. Es preciso resaltar que lo anterior, no lo hace menos poético, porque hay prosas poéticas absolutamente bellas. 

Verso: Los versos son oraciones o conjuntos de palabras con las que se transmite un mensaje poético, pero a diferencia de la prosa, estos están sujetos a ritmo y medida. 

Ejemplos de lenguaje literario

El lenguaje literario puede manifestarse en múltiples tipos de textos, por eso a continuación te mostraremos algunos de los géneros literarios en donde puedes ver más claramente el uso de este tipo de lenguaje. 

Novela

La novela es la reina de la narrativa. En esta el lenguaje literario se manifiesta casi siempre en prosa, su extensión casi siempre es larga y tiene un mayor desarrollo de los personajes o los argumentos.

Pienso en Tomás desde hace años, pero no había logrado verlo con claridad hasta que me lo iluminó esta reflexión. Lo vi de pie junto a la ventana de su piso, mirando a través del patio hacia la pared del edificio de enfrente, sin saber qué debe hacer.
Se encontró por primera vez a Teresa hace unas tres semanas en una pequeña ciudad checa. Pasaron juntos apenas una hora. Lo acompañó a la estación y esperó junto a él hasta que tomó el tren. Diez días más tarde vino a verle a Praga. Hicieron el amor ese mismo día. Por la noche le dio fiebre y se quedó toda una semana con gripe en su casa.
Sintió entonces un inexplicable amor por una chica casi desconocida; le pareció un niño al que alguien hubiera colocado en un cesto untado con pez y lo hubiera mandado río abajo para que Tomás lo recogiese a la orilla de su cama.

Fragmento de: La insoportable levedad del ser – Milan Kundera

Poesía

Los poemas son composiciones literarias que se destacan por su brevedad, uso estilístico del lenguaje y transmisión de un mensaje por medio de la exaltación de las ideas o emociones.

Dentro de la poesía existen diversos tipos de poemas que recurren a diferentes formas poéticas de acuerdo a sus reglas estructurales. No obstante, la mayoría se enmarcan dentro de los poemas escritos en verso libre, o poemas escritos con versos clásicos o regidos por la métrica.

También cabe resaltar que existen las prosas poéticas, que son textos construidos en prosa con un alto contenido poético.

Ejemplo de poema en verso libre

Comunión plenaria – Oliverio Girondo

Los nervios se me adhieren
al barro, a las paredes,
abrazan los ramajes,
penetran en la tierra,
se esparcen por el aire,
hasta alcanzar el cielo.

El mármol, los caballos
tienen mis propias venas.
Cualquier dolor lastima
mi carne, mi esqueleto.
¡Las veces que me he muerto
al ver matar un toro!…

Si diviso una nube
debo emprender el vuelo.
Si una mujer se acuesta
yo me acuesto con ella.
Cuántas veces me he dicho:
¿Seré yo esa piedra?

Nunca sigo un cadáver
sin quedarme a su lado.
Cuando ponen un huevo,
yo también cacareo.
Basta que alguien me piense
para ser un recuerdo.

Ejemplo de poema en versos clásicos

Me brilla – Carlos Palacio «Pala»

Me brilla, corazón, todo muy todo
cada vez que me mucho, besas, danzas
y tan cariciamente me descansas
la vida que me piedra, astilla, lodo.

Vuelvo a de maravilla y acomodo
cada cuánta alegría, voz, sonido,
desde que tu cariño desdormido
me brilla, corazón, todo muy todo.

Hoy van opacaciones y brillanzas
desmaremotamente, codo a codo,
sin rastro de cobardes esperanzas.

Soy quien pudor aquieto y miedo podo
y cada que me mucho, besas, danzas,
me brilla, corazón, todo muy todo.

Ejemplo de prosa poética

Toco tu boca- Julio Cortázar

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Cuento

El cuento es un tipo de narración breve escrita en prosa. Este puede basarse en hechos reales o responder plenamente a la ficción. Dentro de su escritura, similar al caso de la novela, se pueden incluir diálogos. Aunque su extensión es relativamente breve, podemos encontrar desde microcuentos, cuentos cortos y cuentos de varias páginas.

Amares- Eduardo Galeano

El amor es una enfermedad. Y a los enfermos cualquiera nos reconoce por las hondas ojeras, que delatan la falta de sueño, o por nuestra insoportable necesidad de decir estupideces.
El amor se puede provocar, echando un puñadito de polvo de «quereme», en el café o en la sopa, como al descuido, pero no se puede impedir.
No hay decreto de gobierno que pueda prohibirlo.
Alguna vez escribí, para resumir el asunto:
«Ellos son dos, por error que la noche corrige».

Epístola

Las epístolas son lo que conocemos comúnmente como cartas. Dentro del género epistolar se reúnes algunas de las cartas que no tienen un objetivo meramente informativo, sino que se valen de recursos estilísticos para generar emociones en el receptor.

De Gustave Flaubert para Louise Colet

“Te cubriré de amor la próxima vez que nos veamos, con caricias, con éxtasis. Quiero morderte con todas las alegrías de la carne, hasta que desfallezcas y mueras. Quiero dejarte atónita, que te confieses que nunca habías soñado de semejantes trances… Cuando seas vieja, quiero que te acuerdes de esas pocas horas, quiero que tus huesos secos se estremezcan con alegría cuando pienses en ello.”

Esperamos que todo lo anterior te haya dado una idea de qué es el lenguaje literario y cómo se usa. Ahora que ya tienes claro estos conceptos puedes empezar a escribir tus propios textos literarios o a hacer uso de estas formas del lenguaje para cautivar a tus oyentes.

Si este artículo te gustó, tal vez quieras explorar: Textos dramáticos: tipos, características y ejemplos


Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario