Fichas de trabajo: Qué son y para qué sirven

Las fichas de trabajo son uno de los recursos mnemotécnicos más usados para recopilar y sintetizar información importante en el marco de una investigación. Este tipo de fichas suelen usarse en entornos académicos o laborales con el fin de optimizar los procesos de recolección de datos. 

En los procesos investigativos nos encontramos con una cantidad de información que puede llegar a ser abrumadora si no tenemos el nivel de organización adecuado. Es por esto, que tener claras las ideas, conceptos y fuentes claves, puede ayudarte a tener un mayor provecho de la información recolectada. 

Pensando en esto hoy queremos enseñarte todo lo que tienes que saber sobre las fichas de trabajo. 

¿Qué son las fichas de trabajo?

Las fichas de trabajo son herramientas documentales para recopilar y resumir los datos más relevantes de las fuentes consultadas en el marco de una investigación. Este tipo de fichas tienen como característica principal la síntesis y facilitan el trabajo investigativo, teniendo en cuenta que funcionan como un derrotero en el que tendrás identificado el contenido de cada fuente. 

Generalmente dentro de las investigaciones se consultan numerosas fuentes. Piensa en lo siguiente. Muchas personas optan por resaltar los documentos para anotar los datos más relevantes, no obstante, cuando trabajas con una base amplia de información documental, así resaltes los textos, te encontrarás con que luego no sabrás donde encontrar la información. 

El uso de las fichas, agrupa los datos más importantes, de modo que no tengas que revisar el mismo documento una y otra vez, sino que con solo leer la ficha sepas qué puedes encontrar en ese documento. 

¿Para qué sirven las fichas de trabajo?

Si tuviéramos que definir particularmente el objetivo de una ficha de trabajo, las palabras claves son: Recopilar, Sintetizar, Resumir y Sistematizar. 

Las fichas de trabajo facilitan enormemente la creación de tesis, monografías y artículos de investigación. De la misma manera, sirven como recurso para organizar información en entornos laborales, para registrar de modo sistematizado información que agilice los procesos al interior de las oficinas. 

Anteriormente, las fichas de trabajo se hacían sobre cartulinas, no obstante con la evolución 

de la tecnología, estos procesos ya se hacen por medio de formatos digitales que incluso optimizan mucho más la búsqueda de la información. 

Aunque el uso de las fichas se consagra para las investigaciones, también pueden resultar muy útiles para estudiar para exámenes o exposiciones, teniendo en cuenta que uno de sus objetivos principales es sintetizar la información, lo que permite que podamos aprender mejor algunos conceptos. 

Partes de una ficha de trabajo 

Como ves, las fichas de trabajo son muy utilizadas en diferentes entornos, es por esto que existen ciertos modelos estándar que nos permiten organizar la información de modo efectivo. Cabe resaltar que, aunque haya una guía, la estructura de las fichas de trabajo, responde más a las necesidades particulares de cada investigación. 

Un ejemplo de lo anterior es que de acuerdo con el espectro de investigación, las fichas pueden hacerse para delimitar los temas importantes de diversos documentos, o para englobar diversas categorías dentro de una investigación de largo vuelo. Supongamos que se está trabajando el tema de las relaciones de pareja en la literatura, las fichas pueden servir para organizar épocas, de la siguiente manera: Literatura griega, literatura medieval, literatura renacentista, literatura contemporánea, etc.…

No obstante, como se trata de que te hagas a una idea, estas son las partes principales en las fichas de trabajo: 

Título 

El título de la investigación es determinante porque es el dato indiscutible para rastrear un documento, sin importar si se trata de un libro, artículo de investigación, tesis de grado o nota de prensa. 

Autor

El autor también es fundamental, teniendo en cuenta que existen obras homónimas que pueden confundirse. Esto también es vital no solo para el rastreo, sino para respetar los derechos de autor. 

Fecha de publicación 

La fecha de publicación es necesaria para los efectos bibliográficos y para evitar confusiones por el tema de las obras homónimas. De la misma manera, esta información te sirve para crear líneas temporales o análisis por épocas. 

Referencia bibliográfica 

La referencia bibliográfica te sirve para incluir otros datos importantes como la edición, editorial, volumen y lugar de publicación. De la misma manera, te ahorra un montón de tiempo a la hora de finiquitar la investigación en cuanto al proceso de construcción de las referencias bibliográficas, pues ya las tendrás listas dentro de las fichas. 

Tema 

El tema del documento o libro también es necesario para tener claro dentro de qué categoría podemos agrupar el texto, y para qué partes específicas de la investigación nos sirve su contenido. 

Conceptos importantes 

Los conceptos importantes son las palabras clave que nos permiten hacer un resumen breve de la información contenida. Supongamos que estás trabajando el tema “hábitos de vida saludable” y dentro de un documento encuentras varios hábitos que te sirven para referenciar. En la parte de conceptos importantes, pondrías por ejemplo: “Alimentación saludable”, “Buenos hábitos de sueño”, “Meditación”, “Hacer ejercicio”…

Citas textuales

Las citas textuales te sirven para ahorrar trabajo al momento de escribir. Si cuando lees el documento por primera vez, para hacer la ficha de trabajo, puedes incluir algunas citas que te sirvan para enriquecer la información, y lo mejor es que en el momento en que vas a construir el texto, ya sabes por dónde puedes empezar a referenciar. 

Número de página

Referenciar el número de página te ayudará a ubicar más fácilmente la información en el momento de usar los datos contenidos en la ficha de trabajo. Recuerda que este tipo de fichas también pueden ser de gran ayuda para otros investigadores que estén trabajando el tema en cuestión. 

Comentarios 

El apartado de comentarios nos sirve para consignar toda aquella información que consideremos relevantes sobre el documento. De esta manera se complementa el apartado de conceptos importantes de un modo más profundo. Cabe resaltar que todo esto debe adaptarse al tema de la síntesis, pues la idea es que las fichas de trabajo sean textos breves. 

En términos generales, esto es todo lo que tienes que saber sobre las fichas de trabajo. Si quieres aprender más sobre temas investigativos, tal vez te interese leer: Fuentes de consulta: funciones y ejemplos

Referencias bibliográficas

Diranzo Tello, E. (2015). Análisis y desarrollo en el estudio técnico de actividades para la creación de fichas de trabajo (Doctoral dissertation, Universitat Politècnica de València).

Pérez Aliende, M. L. (2018). Digitalización de las fichas de trabajo manuscritas de Menéndez Pidal.

Prieto, J. H. P. (2012). Estrategias de enseñanza-aprendizaje. México City, Mexico: Pearson educación.

Rodríguez, A. M. (2008). La investigación en la era de la información/The Research in the information age: Guía para realizar la bibliografía y fichas de trabajo/Guide for literature and worksheets. UNAM.

Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario