Características de una mesa redonda, participantes y roles

Dentro de las características de una mesa redonda más importantes, encontramos su objetivo fundamental de generar conocimiento.

Este tipo de dinámica es usada en grupos académicos, empresariales o comunitarios para profundizar opiniones en torno a un tema o problemática importante. 

La mesa redonda es una de las dinámicas escolares más usadas, pues permite la integración en el aula de clase y contribuye además a la hora de evaluar los conocimientos de los estudiantes. Es por eso que hoy queremos contarte un poco más sobre las características de una mesa redonda. 

¿Qué es una mesa redonda?

La mesa redonda es una técnica grupal usada principalmente para contrastar los puntos de vista de varias personas en torno a un tema determinado. En este tipo de dinámicas se suele contar con la participación de expertos en un área, con el fin de encontrar soluciones a diversos tipos de problemáticas o de exponer a profundidad todas las cuestiones relevantes sobre una temática de interés general. 

La disposición usada en las mesas redondas, está pensada especialmente para que todos los participantes puedan mirarse entre sí y para que cada uno de ellos pueda expresar sus argumentos mientras recibe el mismo grado de atención, todo esto, teniendo en cuenta que además del lenguaje verbal usado como medio primario, existen otros tipos de lenguaje que refuerzan el mensaje.

Un dato curioso sobre la mesa redonda, es que su origen está inspirado en las reuniones que hacía el Rey Arturo con sus caballeros, con la diferencia de que en la actualidad todos los participantes tienen el mismo grado de jerarquía, lo que significa que todos tienen los mismos derechos y deberes a la hora de entablar el diálogo. 

Características de una mesa redonda 

A continuación te contamos cuáles son las características de una mesa redonda, que te pueden servir mucho a la hora de crear dinámicas grupales. 

1. Carácter expositivo 

La mesa redonda tiene un objetivo expositivo fundamental, es por eso que cada uno de los participantes debe hacer una exposición detallada de algún aspecto del tema a tratar. Esto se logra a partir de argumentos que deben estar sustentados en fuentes confiables. 

2. Lenguaje oral 

En este tipo de técnicas, el protagonismo lo tiene el lenguaje oral. Esto quiere decir que los participantes solo cuentan con la palabra para argumentar y realizar su exposición. En la mayoría de los casos se pueden tener fichas de trabajo o notas, sin embargo se prescinde de otros elementos visuales como diapositivas o carteleras, con el fin de que el lugar central lo tenga el lenguaje oral. 

3. No existen jerarquías 

Dentro de las características de una mesa redonda más relevantes, está el hecho de que entre los participantes no existen jerarquías. Esto quiere decir que todos tienen igualdad de condiciones para exponer sus argumentos, sin ningún tipo de distinción, miramiento o privilegio. 

4. Hay un moderador 

Para el buen funcionamiento de una mesa redonda, es necesario contar con la figura de un moderador que es el encargado de presentar el tema, otorgar la palabra y dirigir la dinámica de participación. Este personaje casi siempre toma nota de las dudas o argumentos más relevantes para expresarlos al momento del cierre de la actividad. 

5. Tiene reglas 

Teniendo en cuenta que es una actividad en la que participan diversas personas, es necesario fijar unas reglas que deben cumplirse a cabalidad, con el fin de que sea un dinámica organizada en la que todos tengan las mismas oportunidades para exponer y argumentar. 

Las reglas casi siempre giran en torno al tiempo de intervención designado a cada uno de los participantes, este debe ser respetado tanto por los demás ponentes como por el moderador y el público.

También se plantean reglas previamente establecidas con respecto a la duración total de la mesa redonda, el modo de participación del público y los roles del moderador. 

6. Objetivo definido 

Una de las características de una mesa redonda más importantes, es el hecho de que existe un objetivo definido. Este debe ser fijado con anterioridad, para que cada una de las participaciones esté encaminada a este, puede ser encontrar la solución a algún tipo de problemática o simplemente compartir conocimiento. 

Desde esta línea de sentido, debe tenerse un tema en particular y en muchos casos se asignan subtemas a cada uno de los participantes. Por ejemplo, si se está hablando de “Situaciones de riesgo en los adolescentes”, es normal que cada uno de los ponentes hable de una de las situaciones en particular. 

Elementos de una mesa redonda 

Para que una mesa redonda cumpla con su objetivo, casi siempre debe contar con los siguientes elementos: 

Tema 

Debe existir un tema planteado previamente, sobre el que cada uno de los participantes debe haber estudiado para compartir sus impresiones. 

Escenario 

Este tipo de dinámicas deben hacerse en un espacio adecuado. En el centro debe ir la mesa en donde se sentarán los participantes, o simplemente unas sillas dispuestas de modo circular para que se cumpla con el objetivo. También debe haber un espacio dispuesto para el público.

Participantes 

Los participantes son una parte fundamental de una mesa redonda, pues sin estos no hay lugar a debate o exposición. 

Participantes de una mesa redonda 

Ahora que tienes claras las características de una mesa redonda, debes conocer cuáles son los participantes o los agentes que intervienen dentro de la dinámica. Generalmente estos se ubican de la siguiente manera: 

Expositores 

Los expositores o ponentes se sientan en la mesa redonda y son los especialistas encargados de exponer el tema a trabajar. En entornos académicos avanzados o investigativos, suelen ser profesionales de diferentes áreas para dar un punto de vista desde su especialidad. 

Moderador

El moderador es la persona que dirige la actividad. Este personaje está encargado de hacer que las reglas propuestas previamente se cumplan, es quien coordina la actividad de modo que pueda desarrollarse del modo planteado. Dentro de sus labores está el entregar el uso de la palabra, señalar el tiempo y dirigir las dinámicas de participación con el público. 

Público 

A parte del moderador y los expositores, en la mesa redonda también se cuenta con un público conformado por personas interesadas en aprender sobre el tema expuesto. En la mayoría de los casos, estos tienen la oportunidad de interactuar con los participantes al final de la exposición. 

Referencias bibliográficas

Anglas Moreno, M. S., Cubas Julca, C. I., Ibáñez Carranza, S. W., Robles Pérez, R. D., & Soncco Zarabia, E. (2019). Aplicación de la técnica mesa redonda para elevar el nivel de escucha activa en los niños de primer grado “C” de Educación Primaria de la Institución Educativa “Fe y Alegría” N° 3.

Langer, M., Puget, J., & Teper, E. (1963). Mesa redonda sobre teoría de la técnica. Revista de psicoanálisis, 20(1), 38-62.

Ríos Rodríguez, C. E., & Ucañan De La Cruz, A. I. (2014). La mesa redonda como técnica didáctica en el desarrollo del pensamiento crítico, área de formación ciudadana y cívica de los estudiantes de 3° grado de secundaria, institución educativa “Antonio Torres araujo”, Trujillo.

Karla Arango
Editora, correctora de estilo, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario