¿Cuáles son los tipos de fuerza en educación física?

Cuando se habla de los principales tipos de fuerza en educación física, específicamente son: Fuerza estática, Fuerza dinámica, Fuerza relativa, Fuerza absoluta, Fuerza explosiva y Fuerza de resistencia. Esta delimitación se configura a partir de cuatro aspectos que son, la manifestación, el tipo de contracción muscular, la aceleración y la resistencia a vencer. 

¿Qué entendemos por fuerza? 

Antes de entrar en materia, es necesario hacer un breve repaso de a qué alude el término en un contexto fisiológico. 

La fuerza es la capacidad muscular que tiene un cuerpo, y que le permite superar algún tipo de resistencia por medio de la contracción de los músculos. A esto se relaciona que cada vez que un individuo trata de alzar, mover o incluso amortiguar algún objeto, lo que estamos haciendo es tratar de contrarrestar factores como la gravedad o el peso por medio de un movimiento de oposición. 

En términos generales, cada vez que hacemos actividad física, ejercicio o incluso en medio de nuestras actividades cotidianas, estamos usando los principales tipos de fuerza. 

Tipos de fuerza en educación física

Los tipos de fuerza están presentes en todos los individuos, a menos de que tengan alguna condición especial de salud, pues por medio de estas los seres humanos interactúan con el entorno, estas varían de persona a persona, por condiciones como la edad, el sexo, el nivel de preparación, las condiciones particulares del cuerpo o incluso el grado de agotamiento en el momento de ejercer la fuerza determinada. 

Para que comprendas mejor lo anterior vamos a profundizar en cada una de ellas. 

1.Fuerza estática 

Se conoce como fuerza estática, al incremento en la tensión que se da en los elementos que se contraen, sin que esto represente una variación en cuanto a la longitud de la estructura muscular. Esto se da, porque no se genera un movimiento físico, lo que significa que es posible mantener una posición determinada. 

Lo anterior significa que, el esfuerzo y la resistencia externa que se generan se contrarrestan debido a que cuentan con la misma magnitud, haciendo que no haya un movimiento voluntario de la masa. 

Dentro de las prácticas deportivas, en este grupo entran los denominados ejercicios isométricos que tienen como objetivo potenciar la fuerza máxima. No obstante, hay que tener un cuidado especial, porque pueden presentarse problemas cardiovasculares. 

2. Fuerza dinámica

En oposición a la categoría anterior, en la fuerza dinámica se da un incremento en la tensión de los músicos, además de un desplazamiento de la estructura. Esto se da por la presencia de una contracción anisométrica o isotónica. 

En este tipo de fuerza se considera que el esfuerzo interno interno logra vencer a la resistencia externa. Además este movimiento puede aludir también a un alargamiento de las fibras musculares, lo que a su vez desarrolla fuerza dinámica excéntrica. La ventaja de los ejercicios que usan la fuerza dinámica es que permiten aumentar el nivel de fuerza en tendones y músculos.

3. Fuerza máxima 

Cuando hablamos de fuerza máxima nos referimos a aquella que se da por la superioridad de la masa corporal. A esto se le conoce también como fuerza bruta y alude al máximo esfuerzo que se puede dar en una sola contracción muscular. 

Este tipo de fuerza es usado principalmente en aquellos ejercicios como el levantamiento de pesas que exigen poder vencer una resistencia dada. En muchos casos no es solo el vencimiento, sino también el control. Además de todo esto, la fuerza máxima también puede estar combinada con una alta velocidad de contracción o una alta necesidad de resistencia. 

Además del levantamiento de pesas, esta fuerza también es evidente en deportes olímpicos como el lanzamiento de bala o martillo. 

4. Fuerza explosiva 

La fuerza explosiva tiene que ver con la capacidad que tiene una persona de generar tensiones musculares en un breve periodo de tiempo. Esto también es conocido como potencia o fuerza-velocidad, en donde se busca ejercer una fuerza en el lapso de tiempo más corto posible. 

Algunos ejemplos de este tipo de fuerza se pueden evidenciar en las competencias cuando los pesistas logran alzar las pesas rápidamente, en la elevación de los saltadores o incluso en el arranque de los corredores. Aquí se dice que de lo que se trata es de lograr la mayor aceleración en oposición a la resistencia. 

5. Fuerza resistencia

Se considera fuerza de resistencia a la capacidad que tiene un cuerpo de soportar el desgaste y la fatiga, puede caracterizarse a corto, mediano y largo plazo dentro de la actividad física determinada y es un esfuerzo que varía de acuerdo con el tiempo de aplicación. 

Aquí se puede ver que la fusión entre fuerza y resistencia, no puede prescindir de la intensidad de la carga, ni del tiempo del esfuerzo, para poder determinar cuál de las dos tiene mucha más supremacía.

En este tipo de fuerza el deportista busca vencer el cansancio con respecto a intensidades altas, e implica movimientos corporales como el cierre de las vías arteriales, falta de oxigenación y una tensión muscular alta. 

6. Fuerza relativa y absoluta  

En la última categoría se engloban dos tipos de fuerza. Por un lado, la fuerza relativa tiene que ver con la cantidad de esfuerzo con relación al peso corporal del individuo. Esta es evidente en diversos tipos de deportistas como gimnastas o saltadores, en quienes el nivel de esfuerzo tienen un alto grado.

La fuerza absoluta, por su parte, es la capacidad de mayor resistencia frente a una fuerza determinada, y es considerada por excelencia como el mayor grado de fuerza. Esta se ve condicionada por el peso del deportista, y es posible de evidenciar cuando relacionamos por ejemplo el peso de un insecto  y el de un elefante. No obstante, más allá del peso que pueda tener alguno de los dos, se denomina fuerza absoluta, al mayor esfuerzo que pueda realizar un ser sin importar su peso. 

En términos generales, estos son los principales tipos de fuerza en educación física. Si te gustó el artículo, tal vez te interese leer:  ¿Cuáles son los objetivos de la educación física?

Referencias bibliográficas 

Ayllón, F. N. (2001). Entrenamiento de la fuerza con pesas: cómo determinar la intensidad del esfuerzo y los diferentes tipos de fuerza a entrenar. Revista Digital, 6, 29.

Cervera, V. O. (1999). Entrenamiento de fuerza y explosividad para la actividad física y el deporte de competición (Vol. 303). Inde.

García, R. (2007). Fuerza, su clasificación y pruebas de valoración. Revista de la Facultad de Educación, Universidad de Murcia, 2-10.

Ossfitnes (2020) Fuerza relativa vs Fuerza absoluta. Recuperado de: OssFitness

Karla Arango
Editora, correctora de estilo, investigadora literaria y poeta.