Cultura Teotihuacana: Características, información e historia

La cultura teotihuacana, es una de las culturas más misteriosas de la historia, y hoy queremos contarte acerca de ella. Debido a que es una de las principales civilizaciones que encontramos en México, su legado es súper importante para la historia de América.

Esta cultura tuvo su inicio hacia el año 300 A.C  (aunque no hay fuentes que den razón exacta sobre esta información, la mayoría de datos acerca de esta cultura está basada en las investigaciones de historiadores) y estaba situada al noreste del Valle de México.

Fue una de las principales culturas mesoamericanas precolombinas. El nombre Teotihuacan lo asignaron las culturas mesoamericanas posteriores, que al encontrar esta impresionante ciudad decidieron darle ese nombre que significa “La ciudad de los Dioses”.

Por cuenta de los abundantes recursos naturales que habían en la zona donde se estableció, el buen intercambio comercial que tenía, y su excelente ubicación geográfica, la cultura teotihuacana se extendió fácilmente, y su ciudad principal; Teotihuacán, se convirtió en una de las más pobladas, llegando a tener hasta 250.000 habitantes.

Esta fascinante cultura fue bastante influyente en temas como política, arte, arquitectura y economía en Mesoamérica.

Características de la cultura teotihuacana

En vista de que la cultura teotihuacana es una de las más enigmáticas, las características de su cultura y su población se basan principalmente en los restos que se han encontrado en su ciudad principal, Teotihuacán. 

Aquí te mostramos las principales características de la cultura teotihuacana:

  • Tenían un gobierno teocrático, quiere decir que en la punta de la pirámide se encontraban los sacerdotes, quienes tenían el poder, y a su vez compartían este poder con los jefes militares. 

En el segundo nivel jerárquico seguían los nobles, se tenía la creencia de que la nobleza era escogida por los dioses. 

En el último nivel se ubicaban los funcionarios, y el resto del pueblo como artesanos, agricultores, etc.

  • La religión fue uno de sus elementos principales, ya que toda la cultura giraba en torno a esta. 

Tenían numerosos templos para llevar a cabo sus rituales, sobre todo humanos, aunque también realizaban sacrificios de animales, como búhos, serpientes, pumas y águilas. 

  • Su religión era politeista, lo que significa que creían en la existencia de varios dioses. 

La cultura teotihuacana rendía tributo al dios de la lluvia y la siembra identificado como Tlaloc, al dios del cielo y la tierra llamado Tezcatiploca, entre otros. 

  • Fueron expertos en arquitectura y construcción, la mayor parte de los edificios construidos por esta cultura estaban relacionados con los eclipses, equinoccios y solsticios. 

Dentro de sus construcciones más célebres están el Templo a Quetzacóatl y las Pirámides del sol y la luna.

Así mismo en su arquitectura se destacaba su sistema de plazas y aldeas, calles y desagües. 

  • La economía se basaba en la agricultura, ya que los teotihuacanos tenían la virtud de realizar grandes cosechas. Sus principales productos agrícolas fueron el maíz, el amaranto, tomate, pimientos, cereales, y frijoles. Para ello tenían avanzados sistemas de regadíos y terrazas. 

Predominaba así mismo la producción de la obsidiana y la arcilla, las cuales eran utilizadas para generar intercambios comerciales con otros pueblos y  para la elaboración de productos artesanales. 

  • Utilizaban la pintura como medio de expresión, y para decorar los grandes edificios construidos en la ciudad. 

Tenían una lengua demasiado compleja, la cual hasta el día de hoy ha sido imposible de descifrar, sin embargo su escritura estaba basada en símbolos. En esto son semejantes a otras culturas mesoamericanas. 

  • Eran muy avanzados en el tema de la astronomía, para esto tenían numerosos edificios desde donde podían estudiar el cielo. 

Ubicación de la cultura teotihuacana 

Teotihuacán fue la primera gran ciudad de las Américas, y fue construida en el Valle de Teotihuacán, ubicado entre los valles de México y Puebla; epicentro del Altiplano mexicano.

Durante el Formativo, constituía un pequeño territorio, el cual experimentó un proceso de crecimiento acelerado lo que conllevó a que ocupara una superficie de casi 22. 5 kilómetros y una población de aproximadamente 150.000 habitantes. 

Teotihuacán se convirtió rápidamente en un importante centro de comercio, debido a su ubicación geográfica lo cual le facilitaba el intercambio de numerosos productos con otros pueblos. 

El Valle de Teotihuacán se encuentra a tan solo 45 kilómetros de distancia de la Ciudad de México. La zona se encuentra bordeada por los cerros volcánicos Gordo y Chiconautla. 

Desde ese lugar, y hasta el sur de los Estados Unidos, la cultura teotihuacana extendió su dominio. 

Actualmente la ciudad prehispánica de Teotihuacán comprende las zonas de San Martín de las Pirámides y Teotihuacán, las cuales pertenecen al Estado de México, y fue declarada como patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año de 1.987. 

 Aportaciones de la cultura teotihuacana

Dentro de las principales aportaciones de la cultura teotihuacana a la sociedad se destacan las siguientes:

La invención del juego de la pelota

Estas fueron las bases de lo que hoy en día conocemos como baloncesto o basketball, esto debido a que el objetivo de este juego era insertar una pelota dentro de un aro que estaba ubicado en una pared.

Ellos lo denominaron Tlachtli, y lo jugaban entre dos equipos conformados por siete jugadores en cada equipo, que se ubicaban en la parte central de una cancha y se lanzaban la pelota, pero no podían tocarla ni con las manos, ni con los pies, ni con la cabeza, solo con la cadera, espalda u hombros para insertarla en el aro. 

El uso del algodón para fabricar prendas de vestir

Los pobladores de la cultura teotihuacana eran hábiles en el arte de tejer, para ello utilizaban la fibra del algodón, pelo de conejo, y algunas otras fibras que extraían del agave

Con ellas fabricaban diferentes trajes, tocados y capas. 

La arquitectura

Los teotihuacanos fueron los primeros en utilizar en sus estructuras pilares de mampostería, que hoy en día aún siguen siendo utilizados en diferentes regiones de México para dar apoyo a los techos de sus construcciones.

Esta cultura se caracterizó por tener grandes arquitectos que nos dejaron como legado, las impresionantes pirámides que conocemos

La cerámica y el arte

Implementaron la utilización de la obsidiana y el cristal volcánico de color negro, para la fabricación de herramientas de trabajo.

También realizaron importantes creaciones en cerámica, como vasijas y utensilios de cocina que se destacaban ante las otras culturas por sus coloridos diseños. 

Esperamos que hayas aprendido sobre la fascinante cultura teotihuacana y sus importantes aportes a la sociedad. 

Si te interesa conocer más sobre estas sorprendentes culturas, te encantará leer: Cultura Zapoteca: Ubicación, aportes y características

Karla Arango
Editora, correctora de estilo, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario