Psicología perinatal: Qué es y cuáles son sus funciones

Cuando escuchamos la palabra “perinatal”, inmediatamente pensamos en embarazo. Etapa en la vida de una mujer dónde existen cambios físicos, emocionales y hormonales, ocasionados por el crecimiento de una nueva vida en nuestro interior.

Si bien, hoy en día la mayoría de las parejas jóvenes ya no quieren tener hijos debido a las circunstancias sociales y económicas existentes de forma global, hay parejas que, por el contrario, planean el nacimiento, la crianza y el futuro de sus hijos.

En muchas ocasiones, como padres creemos que cuando terminamos embarazados (y hablo en plural, ya que es una cuestión de pareja), lo único importante es el cuidado físico tanto de la madre como la del bebé, y dejamos de lado la parte emocional y mental de ambos, así como la del padre, siendo ahí donde la psicología perinatal debe entrar en función.

¿Qué es la psicología perinatal?

Esta área de la psicología, nueva y desconocida para muchos debido a que no ha sido muy explorada, abarca todo el período de maternidad partiendo desde la gestación, el parto y los primeros meses de vida del bebé.

Quienes han pasado por esta etapa e incluso algunos profesionales de la salud mental, coincidirán en mencionarles a aquellos para quienes esto es desconocido, que consiste en un momento de crisis en la familia.

Es entonces cuando el psicólogo perinatal tiene su intervención al intentar ayudar a la familia a superar dicha crisis con la inserción del bebé a la familia, enfocándose sobre todo en la madre, que logrará superar esta etapa según su propia historia, su situación social, familiar y su personalidad.

Todo ello a través de los recursos psicológicos y emocionales necesarios que el profesional de la salud mental le ayude a encontrar para mejorar su bienestar y calidad de vida, así como la del bebé y la de su familia, quienes serán el primer contacto entre la sociedad y el nuevo integrante. 

Rol del psicólogo perinatal

Como bien se dijo en el apartado anterior, el psicólogo perinatal busca el bienestar de la madre durante todo el período de embarazo, tratando de disminuir las afecciones emocionales y mentales que puedan surgir en este período.

Entre estas alteraciones se encuentra la ansiedad, intranquilidad en el embarazo, miedo al parto, estrés postraumático en un parto muy difícil, depresión post-parto, dificultades en la lactancia, desarrollo de vínculos con el bebé, nacimiento de un bebé prematuro y el desarrollo del bebé en sus primeros meses de vida.

Evitar lo antes mencionado ayuda a la relación de apego que la madre crea con el bebé y funciona como método preventivo para futuros trastornos que el niño pudiese presentar.

Lo esencial de nuestra labor en esta área de la psicología, es lograr que se comuniquen las emociones que se vean involucradas en todo el proceso de maternidad, trabajando donde sea que el paciente se encuentre.

Ya sea al lado de la madre, en las incubadoras, en la sala de pre-parto y en el parto mismo, brindándole apoyo a la paciente en todo el momento que lo pudiera necesitar, por lo que el psicólogo perinatal debe tener conocimientos de lactancia, de las etapas de embarazo, del parto y de la primera infancia.

¿En qué situaciones debo acudir a un psicólogo perinatal?

La ayuda psicológica es necesaria en nuestra vida cotidiana, pero el acudir con un especialista en el área perinatal, se hace aún más necesario ante situaciones como las siguientes:

Apoyo antes de concebir

Principalmente se le brinda a aquellas parejas que se les dificulta embarazarse, que pudiesen haber sufrido algún tipo de aborto y la idea de volver a embarazarse sea angustiante o simplemente porque quieren prepararse antes del embarazo como padres.

Apoyo pre-natal y peri-natal

Se brinda cuando la madre tiene algún padecimiento físico en el embarazo, el bebé presenta algún tipo de afección, o cuando la madre presenta miedo al parto, en el caso de lo emocional.

Apoyo post-natal

Este tipo de apoyo es brindado cuando la madre ha vivido un parto difícil, y por lo tanto desarrollan estrés post-traumático o depresión post-parto.

Apoyo familiar

En este caso, no sólo se ayuda a la madre a superar las situaciones que pueda tener durante este período, sino que busca el bienestar de la familia en la adaptación al nuevo bebé.

Al igual que en otras ramas de la psicología, para que la psicología perinatal sea efectiva, es necesario que se mantenga un trabajo multidisciplinario con el médico de confianza, el ginecólogo, psiquiatra, nutriólogo, entre otros especialistas, para así poder detectar a tiempo alguna situación que requiera la contención emocional, de la paciente y los miembros de la familia.

Avatar
Ariana Melisa González
Egresada de la Universidad La Salle en la carrera de psicología. Especialidad por la Universidad de América del Norte en psicogerontología psicoanalítica. Actualmente trabajo como psicóloga privada con población de adolescentes, adultos y adultos de la tercera edad.

Deja un comentario