Preguntas existenciales que te ayudarán a conocerte a ti mismo 

Preguntas existenciales nos hacemos todo el tiempo solo que en la mayoría de los casos al no tener cómo responder a éstas, simplemente las ignoramos dejando que pasen por alto. Pero si nos ponemos a pensar detenidamente en ellas, podemos hallar respuestas bastante interesantes en nosotros mismos.

Preguntas existenciales que te deberías hacer alguna vez en la vida

Estas preguntas existenciales aunque no tengan una respuesta exacta sirven como una brújula para descubrir cuál es tu relación contigo mismo y con el mundo. Cada respuesta posible, es un camino de interpretación que te ayudará a ver la existencia desde diferentes perspectivas.

¿Cuál es el sentido de la vida?

¿Lo tiene? Esta es una pregunta existencial para romperse la cabeza, aunque sin duda son muchos los filósofos y pensadores que han dedicado kilómetros de papel y tinta y que claramente han aventurado todo tipo de respuestas, es una pregunta que sigue y seguirá abierta por mucho tiempo.

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?

Una pregunta imposible de responder, pero no por ello resulta superficial. En muchos casos se le confunde con un chiste, pero alrededor de esta pregunta existe toda una doctrina representada por una multiplicidad de preguntas. Por ejemplo, si cambiamos la premisa ¿Qué fue primero, el universo o dios?

¿Es posible saber si estamos tomando la mejor decisión?

Realmente es imposible saberlo, pero es una pregunta que en muchos casos se torna existencial, podemos pasarnos horas pensando en las posibilidades y variantes de tomar una decisión u otra, unos le llaman indecisión, otros reflexión, pero lo cierto del caso es que pasamos la mayor parte de la vida tomando decisiones.

¿Qué es el amor?

Tal vez una de las preguntas más antiguas y complejas de todas, cuya respuesta probablemente revelaría todos los secretos del universo, de hecho los grandes maestros espirituales dicen que la única y verdadera religión es el amor. Sin duda una pregunta existencial que puede llegar a revolvernos la vida.

¿Por qué soy así?

Si vamos a hablar de preguntas existenciales ésta no puede faltar, la mayoría de nosotros siente en muchas ocasiones que no puede controlarse a sí mismo como si ese cuerpo estuviera habitado por varias personas, la realidad es que no, y esto se relaciona estrechamente con las decisiones que tomamos y la pregunta sobre cuál es la decisión más correcta en cada caso.

¿Somos libres?

El nivel de las preguntas sube cada vez más, de hecho, esta pregunta ha desatado férreas batallas entre los más elevados intelectuales. Es importante destacar que las argumentaciones lógicas alrededor de esta pregunta, han sido incluso el piso para el nacimiento de doctrinas de pensamiento completas. Mejor dicho, una pregunta en la que puedes gastar la vida entera (muchos lo han hecho).

¿Se puede culpar a alguien por lo que hace?

La mayoría con respecto a la libertad concuerdan en que no somos libres, pero de ser así, ¿Es posible culpar a alguien por sus acciones? Teniendo en cuenta que no es libre sería bastante ilógico culparlo por las cosas que hace.

¿Big bang o dios?

¿Cómo empezó todo? Una gran explosión o un ser superior que desde su conciencia infinita decidió que existiéramos, ¿o tienes otra teoría? El surgimiento o nacimiento del hombre es una excelente pregunta para reflexionar y poner nuestra mente a trabajar. ¿De dónde venimos? ¿Qué somos? Las preguntas que se desprenden de esta doctrina son casi infinitas.

¿Qué hay después de la muerte?

Hay vida después de la muerte, o solo oscuridad o silencio, o simplemente nada, las respuestas a esta pregunta son tan misteriosas como la vida misma, son muchas las religiones y posturas espirituales que tratan de darle un sentido a este paso obligado del hombre, pero hasta el momento no hay quien pueda aportar una conclusión al tema.

¿Quién soy?

Y aquí vamos de nuevo, otra pregunta que simplemente es casi imposible de contestar pero que nos causa tanta curiosidad que a lo largo de la vida nos la repetimos una y otra vez. Tratar de definirnos o mejor dicho de auto definirnos es una gran proeza, y difícilmente logres obtener de ti una respuesta que te deje totalmente satisfecho.

¿Hay una fórmula para la felicidad?

Y vamos de nuevo con los filósofos, literalmente se han escrito cientos de tratados y ensayos, libros, cuentos, poemas y frases que tratan de revelar la formula de la felicidad, pero hasta donde sabemos no han tenido éxito.

La felicidad es algo subjetivo, es decir que, puede variar de sujeto a sujeto, así la felicidad de unos no será la de otros y viceversa. En este sentido la pregunta no es cuál es la fórmula de la felicidad sino ¿Cuál es la fórmula de MI felicidad?

¿Debo seguir mis sueños?

Sííííííí, es una de las principales preguntas existenciales, puesto que la mayoría de las veces nuestros sueños se nos presentan como algo locos o inalcanzables, pero la verdad, si no queremos arrepentirnos, lo mejor será siempre seguir nuestros sueños.

¿Qué podría calmarme si me pasa lo peor?

Esta no es una pregunta existencial en el estricto sentido, aunque si entramos en una crisis es probable que sea la mejor respuesta que podamos tener, trata de reflexionar un rato y pensar que sería esa acción, persona o cosa que lograría calmarte aun en el peor de los casos, y si logras identificarla es bueno que trates de tenerla siempre a la mano.

¿Emoción o razón?

Cerebro o corazón, esta pregunta es muy importante al momento de dirigir nuestras vidas por uno u otro camino, es una decisión relevante que dictamina nuestro comportamiento y las conductas que asumimos frente al mundo y sobre todo frente a las personas que nos rodean. Ahora bien ¿Emoción o razón?

¿Tienen sentido los sueños?

Muchos consideran que los sueños son solo reminiscencias de la memoria, otros le atribuyen a los mismos un sentido trascendental espiritual que nos conecta con una suerte de realidad divina. Desde el psicoanálisis se consideran pieza fundamental para entender el inconsciente, lo cierto del caso es que un consenso no hay ¿Tú qué crees?

¿Existen el bien y el mal?

Para dejarte con una buena cantidad de cosas para pensar terminemos por analizar el bien y el mal ¿Existen? ¿Hay alguna situación que pueda llegar a ser buena y mala a la vez o que no sea ni buena ni mala? Sin duda esta es una joya de la corona en lo que a preguntas existenciales se refiere.

Esperamos que después de leer estas preguntas existenciales tu vida tenga un montón de nuevas perspectivas. Estas pueden unas excelentes preguntas para romper el hielo o saber más de tus seres queridos.

Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario