Bullying en pareja: ¿Es saludable para la relación?

Siempre que escuchamos el término “bullying” se encienden nuestras alarmas. Esto tiene su explicación ya  que se refiere a un tipo de maltrato psicológico, y, en algunos casos, físico. Sin embargo, algunas veces, se utiliza este término para hacer referencia a las típicas bromas que surgen entre las parejas.

En este artículo hablaremos sobre las diferencias que existen entre las características y propósitos de cada uno de los aspectos de este comportamiento y sus consecuencias en nuestras vidas.

¿Qué es el bullying?

El bullying es acoso y generalmente este término está asociado con el maltrato físico y psicológico que reciben algunos estudiantes por sus compañeros de clase. Sin embargo, también está asociado al maltrato entre otros tipos de relaciones, ya sea de familia, amigos, compañeros de trabajo o de pareja.

En el presente artículo nos centraremos en el bullying de pareja, el cual podemos identificar cuando se presentan algunos de los siguientes comportamientos por parte de alguno de los dos integrantes de la relación:

  • Burlas
  • Críticas sobre el aspecto físico
  • Insultos
  • Maltrato físico
  • Maltrato psicológico
  • Aislamiento, control sobre amistades o familiares
  • Celos extremos, posesión, obsesión
  • Control de las salidas con o sin la pareja
  • Dominio y manipulación
  • Hostigamiento
  • Acoso verbal o sexual
  • Prohibición del desarrollo libre de la personalidad
  • Menosprecio
  • Mentiras, insultos, amenazas
  • Palabras descalificadoras

¿Qué hacer cuando sufres bullying por parte de tu pareja?

Si descubres que tu vida se está viendo afectada negativamente por tu pareja, con uno o varios de los actos anteriores, ármate de valor y no permitas que esto siga sucediendo.

Te recomiendo que primero tengas una comunicación sana en pareja, en donde puedas expresar cómo te sientes con respecto a la situación y llegar a acuerdos, ya que si esto no se soluciona, desencadenará miedos e inseguridades.

Si crees que las cosas no cambian, entonces es mejor tomar otro tipo de decisión y terminar la relación. Recuerda que primero está tu bienestar y debes hacer todo lo posible por vivir una vida tranquila y feliz.

Recuerda que eres muy importante, quiérete, valórate y respétate. De esta manera los demás podrán ver todas las cualidades que posees y atraerás nuevas oportunidades y un nuevo amor que sepa cuánto vales.

¿Es siempre negativo el bullying en pareja?

El doctor Dacher Keltner, profesor de psicología de la Universidad de California, en su libro “Nacidos para ser buenos: La ciencia tras una vida con sentido”, concluye que las parejas que se hacen bromas constantes tienden a ser más felices, ya que enfrentan mejor los problemas y también permanecen más tiempo juntas.

En este caso estamos hablando de otro tipo de bullying en pareja que no es negativo.

Inyectando buen humor a la relación

De acuerdo con lo anterior y para lograr esto, Keltner plantea algunas reglas básicas en relación con las bromas, las cuales son:

  1. Sácale el jugo a los chistes internos
  2. No lleves las cosas más allá del nivel superficial
  3. Sé consciente de que recibirás de igual forma que das
  4. Si es acerca de un problema real, que sea algo sin importancia
  5. No te fijes en defectos importantes o puntos débiles
  6. No te pases de la raya

Ten presente que para lograr este objetivo debes tener muy buen humor, entender también las burlas (no ofensivas) de tu pareja y saber que no debes sobrepasarte con los comentarios ni tomarte todo de forma personal.

Recuerda las pautas anteriores, tanto las del maltrato como las “reglas” para lograr sacarle risas a tu pareja. Así podrás construir un vínculo afectivo saludable y duradero; ¡disfrutar de una buena relación de pareja es posible!

Ponlo en práctica

Ahora que sabes lo importante que es el humor para tu relación, entonces no dudes en hacer y recibir bromas de tu pareja. Recuerda no tomar todo tan en serio y vivir una relación divertida, ¡el amor también va de la mano del humor!

Ten presente

No existe ninguna excusa frente a cualquier tipo de maltrato, y mucho menos debes permitírselo a tu pareja. De igual modo tampoco debes ser tú quien maltrata; si es así, aprende a reaccionar con el beneficio del autocontrol.

Si estás sufriendo por bullying en pareja, en este caso, es mejor alejarte y terminar una relación en la cual tu personalidad y tu libertad están siendo afectadas y vulneradas.

Para terminar

Si en tu relación no existe un maltrato como tal, sino que tu pareja y tú sois objeto de burlas mutuas, debeis saber manejar los límites y el buen humor para evitar tensiones y muchos conflictos.

Ahora bien, si en tu relación no hay tanto humor, cambia la rutina y ayuda a que ésta se convierta en una relación llena de amor, felicidad y libertad; a nadie le gusta sentirse pisoteado ni cohibido en su vida.

Vive tu vida responsablemente y no te estanques en cosas que no tienen tanta importancia. ¡Elige tu bienestar y felicidad!

Sacarle un par de sonrisas a tu pareja y dejar de lado la seriedad frente a inconvenientes sin importancia o burlas inofensivas, es un tipo de bullying saludable para la relación; seguro que os ayudará a que los lazos afectivos sean fuertes, sólidos y duraderos.

Avatar
Francisco Martins
Coach y especialista en relaciones.

Deja un comentario