Aprendizaje Colaborativo: Definición y características principales

El aprendizaje colaborativo es un método de enseñanza y aprendizaje, que si bien no resulta ser nuevo, sí ha cobrado especial fuerza en los últimos años debido al debate introducido en la educación, gracias al apogeo del home schooling.

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

El aprendizaje colaborativo es una forma de enseñanza que vela por el aprendizaje social, es decir, aprendizaje apoyado directamente en los grupos de enseñanza.

Este método procura la integración de los saberes de manera menos competitiva y más enfocada en el progreso tanto individual como grupal. En este modelo es primordial el intercambio de conocimientos, dudas y errores entre iguales como base del desarrollo del aprendizaje.

De este modo, los alumnos avanzan tanto en lo personal como en lo grupal, intercambiando conocimientos para generar un grupo lo más homogéneo posible y siempre complementario.

Aprendizaje colaborativo y home schooling

El home schooling se basa en la enseñanza desde casa, es decir, los alumnos no ingresan en grupos formales de aprendizaje, aunque el modelo como tal aboga por la inclusión del niño en actividades sociales para implementar la interacción en el aula  con sus iguales.

El aprendizaje colaborativo ha sido en primera instancia una contradicción para el método del home schooling, pero posteriormente este segundo integró el aprendizaje colaborativo como parte esencial del modelo.

De hecho, desde el home schooling se dice que los modelos tradicionales de enseñanza solo conservan su relativo valor gracias al aporte de interacción social en el desarrollo del ser humano.

Métodos del aprendizaje colaborativo

Aunque es un modelo bastante amplio, a continuación, te contaremos algunos de los métodos que se usan en el marco del aprendizaje colaborativo para potenciar el mismo.

Se trabaja con grupos pequeños, en los que se coloca una actividad o meta común, el grupo debe intercambiar conocimientos y opiniones frente al material aportado, asegurándose que cada uno de los integrantes logre integrar el aprendizaje necesario para estar a la par del grupo.

De este modo el aprendizaje colaborativo procura integrar no solo las habilidades directas de la enseñanza sino toda una serie de habilidades adicionales que son las que según el modelo realmente ayudan a avanzar en el aprendizaje.

Lo anterior se entiende mejor así: El aprendizaje directo por ejemplo es sobre geografía, es decir el alumno aprenderá sobre una región X. En este sentido por medio de la socialización el niño aprenderá el mapa y los datos principales, pero en medio de la socialización también pueden surgir un montón de datos adicionales que el alumno puede integrar, además se trabajan las habilidades comunicativas como el hablar en público, escuchar, respetar la opinión de otros, saber dar su opinión, aunque vaya en contravía de un compañero o el grupo mismo, aprender a equivocarse etc.

Diferencias entre el aprendizaje colaborativo y el trabajo en equipo

El aprendizaje colaborativo puede ser fácilmente confundido con el trabajo en equipo, principalmente porque ambos tienen varios elementos en común. A continuación, te mostramos algunas de las principales diferencias entre aprendizaje colaborativo y trabajo en equipo.

En primera instancia tenemos la forma en que se evalúa en cada sistema. De hecho en algunos modelos de aprendizaje colaborativo no se le entregan notas regulares a los alumnos sino que se procura mediante seguimiento que el alumno esté a la par del grupo. Mientras en el trabajo en equipo se evalúa el desarrollo del grupo como tal dando notas positivas y negativas.

En la mayoría de trabajos en equipo se coloca una tarea a resolver o preguntas a responder, mientras en el aprendizaje colaborativo se evitan las tareas finales y se apela a la socialización y comprensión del tema.

Lo anterior siguiendo el ejemplo de geografía, sería en trabajo en equipo, pedirles que realicen un mapa y una descripción en común. Mientras en aprendizaje colaborativo, se le pide al grupo simplemente socializar y aprender sobre el tema en exposición.

Aprendizaje y psicología social

El aprendizaje colaborativo tiene fuertes raíces en la psicología social. Precisamente por esto, al principio del texto señalábamos que no es un tema nuevo, aunque ha cobrado especial relevancia en las últimas décadas.

La psicología social sobre todo la del teórico Lev Vigotsky es especialmente relevante precisamente porque el académico dedico largos años de su vida a las cuestiones del aprendizaje.

Dentro de estas teorías se da especial relevancia a los aspectos sociales y culturales en los procesos de desarrollo intelectual y de aprendizaje. De este modo se le da especial relevancia a lo que se conoce como memoria social y memoria histórica.

La memoria histórica es el conocimiento que se trasmite tanto desde la academia como desde la interacción social y se refiere al conocimiento formal. La memoria social se refiere por otro lado, a lo que se entiende como cultura, es decir, por medio de esta se le trasmite al niño el conocimiento no formal que es de cierto modo el que rige el comportamiento del ser humano.

En este sentido, los modelos de aprendizaje colaborativo tratan de potenciar el aprendizaje por medio de la interacción social entre iguales para trabajar y dirigir los procesos de absorción cultural e histórica, que ayuden al niño a adquirir las habilidades necesarias para estar a la par del grupo y del programa educativo.

Por otro lado, este método permite trabajar de forma mucho más personalizada y es fácil identificar los potenciales de cada uno de los alumnos, ayudando al maestro a guiar dicho potencial en pro tanto del alumno como del grupo en general. Esto a fin de aprovechar el proceso mixto que permite el aprendizaje colaborativo.

Gracias a la multiculturalidad, las redes sociales, el internet y los diferentes métodos de crianza que existen actualmente, esta forma de educación puede llegar a generar el contraste necesario para desarrollar pensamiento crítico en el alumno y es el espacio adecuado para trabajar en tolerancia e inclusión.

Este modelo no solo aboga por el crecimiento intelectual sino por un crecimiento moral que permita al estudiante un comportamiento beneficioso tanto para él mismo como para el grupo y la sociedad en general.

Estas son las características principales del aprendizaje colaborativo que debes tener en cuenta, conociendo esto ya tienes una base sólida para animarte a profundizar en el tema.

Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta. Apasionada por la literatura, el arte, la cultura y la psicología. Soy redactora y editora para blogs en habla hispana, editora crítica y una enamorada de las palabras.

Deja un comentario