¿Quién soy yo después de ti? El redescubrimiento después de una separación

¿Han pasado días después de terminar una relación y aún estás acostumbrado a hablar en plural y a considerar la agenda de un tercero antes de hacer planes?

No te preocupes, hacerlo es un comportamiento completamente normal para quien mantuvo una relación amorosa. Es normal que te hayas acoplado a tu ex y a un estilo de vida en pareja.

Sin embargo, después de una ruptura amorosa, es indispensable que reflexiones sobre tu identidad independientemente de tu ex pareja y ex relación.

Y de eso es precisamente de lo que te hablaré el día de hoy.

El necesario redescubrimiento de ti mismo después de terminar una relación

Después de una ruptura amorosa vendrá una etapa con muchas incógnitas y dudas sobre la relación y sobre tu ex.

Pero hay algo más importante en lo que debes concentrarte:

Reflexionar sobre ti mismo y tu vida presente y futura y, que te asegures de que esta definición no esté influenciada por tu ex.

Es por eso, que el día de hoy te invito a plantearte la pregunta:

¿Quién eres tú después de la relación que viviste con tu ex?

Y para descubrirlo, comparto contigo 3 reflexiones y 2 actividades que te ayudarán a no relacionar tu estilo de vida presente con tu última relación.

Reflexiones para redescubrirte independientemente de tu ex

A partir debes concentrarte únicamente en ti (por lo menos durante los minutos que dura la lectura).

Respira profundo y enfoca tus pensamientos y tus energías en ti.

El objetivo es que descubras en tu interior las respuestas a las siguientes reflexiones y que decidas actuar conforme a aquello que es mejor para ti.

1. Tú eres quien desees ser

Eres un ser que evoluciona con cada momento y experiencia y es tu obligación decidir quién quieres ser. (Y esto aplica para antes y después de una separación)

Así que ahora regálate un tiempo para identificar aquellas características que más te gustan de ti y define cómo las resaltarás.

De igual forma, identifica aquellas características que no te gustan tanto de ti y decide reemplazarlas por otras con la que te sientas más satisfecho.

Por favor, no caigas en el gran error de concentrarte en convertirte exactamente aquello que tu ex pareja deseaba de ti. Y por supuesto, tampoco te concentres en ser todo lo contrario a lo que eras mientras estabas en aquella relación.

Ten en cuenta que la relación no terminó por tu forma de ser, pensar y/o actuar.

Las relaciones de pareja acaban por una gran diversidad de motivos incluyendo algo tan esencial como es el tener visiones de vida diferentes. Así que olvida todo aquello que crees que hubiese sido mejor para la relación que tenías con tu ex. Saca de tu mente el deseo de complacer a una tercera persona y concéntrate en ti.

Antes o después de una separación, debes ser únicamente quien quieres ser.

2. La ruptura amorosa no te define como persona

Sí, acabas de vivir una separación y aún te sientes afectado por toda aquella situación. Sin embargo, esa situación no te define y no puedes permitirte caer en los típicos errores después de una separación

Tu no eres únicamente el o la “ex” de alguien.

La ruptura amorosa no es el único tema de conversación que puedes mantener.

Y esta separación no significa que serás infeliz el resto de tu vida, que jamás encontrarás pareja o que estarás siempre solo.

Esta ruptura amorosa es únicamente una situación que momentáneamente está presente en tu vida.

Es una situación de la que debes aprender. Y no precisamente aprender a cargar con culpas, miedos o resentimientos. Sino que debes aprender las enseñanzas positivas de una separación.

Busca en tu interior y descubre qué aprendizajes positivos son los que quieres mantener presente.

¿Cuáles de las experiencias pasadas te ayudan a ser la persona que deseas ser?

¿Cómo deseas presentarte de ahora en adelante?

¿Qué historia es la que deseas contar sobre tu vida amorosa?

Y no olvides responder a todas estas reflexiones desde una perspectiva positiva e independiente a tu ex.

Recuerda que tú decides quién quieres ser y tienes el poder de evitar que tu ex relación defina tu vida presente y futura.

3. Tu futuro “yo” en el que ya no está tu ex

No porque la relación haya acabado significa que todos tus sueños y planes futuros deban desaparecer.

Únicamente necesitarán ser cambiados.

Así que, si existe algún viaje que deseabas hacer, alguna nueva actividad que pensabas aprender o algo que soñabas intentar, debes hacerlo realidad.

Y no lo harás con la añoranza de que no pudiste realizarlo con tu ex ni tampoco con el resentimiento de su ausencia. Lo harás simplemente porque tú tienes tus propios sueños y no necesitas de nadie para hacerlos realidad. Ser feliz es una decisión de la que tú eres el único dueño.

Quizá en el futuro desees a alguien con quien compartir tus sueños y tus logros. Pero NO NECESITAS de nadie para reactivar tu vida y hacer aquello que a ti te hace feliz.

Y este es uno de los aspectos en los que yo más enfatizo cuando doy charlas a quienes han vivido una separación:

Debes definir qué persona quieres ser y establecer un plan para convertirte en ella independientemente de lo que viviste en tu anterior relación.

Las situaciones y personas influyen tu vida de forma indirecta, pero sólo tú tienes el poder de decidir qué haces para convertirte en quién quieres ser.

Ahora bien, ya que hemos acabado con las reflexiones, te doy 2 consejos extras que te ayudarán a redescubrirte después de terminar una relación:

Actividades que debes hacer como parte del redescubrimiento interior

Hace varias semanas compartí con mis lectoras la historia de Paola y todas las actividades que ella hizo para superar una ruptura amorosa.

Sin embargo, hay dos aspectos muy importantes que debes tomar en cuenta y que no fueron dichos antes:

1. Lo mismo que hacías con tu ex, pero ahora con amigos

Terminar una relación amorosa no significa que estás impedido de hacer lo que más te gusta sólo porque es algo que solías hacer con tu ex.

En realidad, tu vida continuará muy similar en la mayoría de los aspectos. Por lo tanto, tus actividades favoritas no tienen porqué desaparecer, ni tampoco tienen porqué perder su sentido.

Eso sí, para que dejes de relacionar tus actividades favoritas con tu ex, te recomiendo hacerlas con amigos y familiares.

Es posible que las primeras veces tiendas a comparar y pienses en tu ex o en tu anterior relación. Pero no dejes de hacerlo.

¡Necesitas continuar con tu vida y cultivar nuevos recuerdos!

Así que invita a amigos y/o familiares y descubre que puedes seguir haciendo aquello que más te gusta sin necesidad de la presencia de tu ex.

2. Un cambio físico con un sentido diferente

Sabemos que una de las reacciones más típicas después de terminar una relación es hacer cambios en tu apariencia física.

Un nuevo look es sin duda el reflejo de un nuevo inicio.

Sin embargo, el motivo para realizar un cambio de apariencia no puede ser tu ex.

Lo que tú necesitas es un mejor motivo al cual acreditar ese cambio físico.

Puedes, por ejemplo, unirte a organizaciones que apoyan a quienes padecen cáncer y donar tu cabello.

Quizá podrías dedicar tu entrenamiento físico a una inscripción en alguna competencia deportiva.

O podrías hacer un cambio de guardarropa que implique el apoyo a nuevas empresas textiles o diseñadores.

Sea lo que sea que tu prefieras, pero no digas, ni sientas, ni mucho menos dediques tu cambio físico a tu ex.

Lo que hagas debe ser por ti y para ti.

Además, haciéndolo de esta forma, te aseguro que tendrás una mejor historia que contar.

¡Así que ya lo sabes!

Después de terminar una relación, es necesario que dediques un tiempo para ti. Un tiempo para redescubrirte y descubrir quien deseas ser de ahora en adelante.

Y no lo olvides, la definición de quién eres tú, no está condicionada a la opinión de tu ex.

Avatar
Mariela Sanchez
Coach certificada especializada en Mindset y Empoderamiento Femenino. Asesora especializada en apoyar a mujeres a hacer frente y superar situaciones difíciles mediante el uso de historias, guías, vídeos y libros. Tiene un MBA y un máster de Humanidades. Es también la creadora del Blog Historias para Mujeres, autora del Libro “Siguiente Capítulo” y fundadora de la Comunidad Mujeres Empoderadas

6 comentarios en «¿Quién soy yo después de ti? El redescubrimiento después de una separación»

  1. Excelente artículo. Generalmente cometemos el error de terminar una relación y tratar de reemplazarla con otra, sin darnos tiempo de estar con nosotras mismas un rato! Hay que darse tiempo para estar con una misma y poder descubrir lo que queremos. Gracias Marie!

    Responder
      • Buenas.

        Esta claro que el artículo enfoca el problema hacia la auto-ayuda, pero tanto esta vía como la opuesta pueden ser igualmente buenas o malas para la recuperación de una persona todo depende de la situación y el individuo.

        Dejar un tiempo de luto tras el fin de una relación no es sino una manera de reorganizar, si de esta manera puede decirse, la convivencia entre nuestra conciencia y sentimientos, aumentando de esa manera nuestra autoestima, la cual en varios casos de ruptura sale perjudica. Este método puede desembocar en problemas para establecer nuevas relaciones o incluso para la propia interacción social de la persona al potenciar el narcisismo.

        Pasar directamente a la búsqueda de otra relación es algo que se realiza desde la infancia. El tiempo que se aconseja pasar aquí al perder nuestra «media naranja» no se realiza en la mayoria de las situaciones de nuestra vida como por ejemplo cuando a temprana edad se nos rompe un juguete o perdemos una mascota. La persona adulta en la mayoría de situaciones no conseguirá conocer con plena claridad los motivos por los que ha finalizado su relación con otra persona así como de niño no comprende la perdida de su bien.

        No pretendo en absoluto exaltar la segunda vía como la mejor, pues las relaciones post-ruptura precipitadas suelen verse muy prostituidas por la anterior. Saber si esta es peor o mejor a un periodo de soledad y aplicar como regla generalizada cualquiera de las dos opciones lo veo sumamente improvisado.

        Responder
        • Hola David, gracias por tu comentario.
          Lo importante del tiempo después de terminar una relación es utilizarlo para aprendizajes constructivos. Un tiempo a solas puede ser un tormento de tristeza o una abundancia de pensamientos negativos, como también puede ser un momento constructivo de cerrar ciclos, perdonarse a uno mismo y a otros y dejar la relación en el pasado. De igual forma hay quienes buscan inmediatamente reemplazarlo con una nueva relación repitiendo los mismos patrones negativos o puede generar nuevos lazos con una madurez y paz interior diferente a la que vivía en la última relación. Todo depende de la perspectiva y enfoque en el que se concentre la persona.
          El artículo busca motivar, a quienes viven una separación, a no definirse a si mismos en función de la última relación que vivieron.
          Hasta pronto
          Marie

          Responder

Deja un comentario