Entrevista de Trabajo: 12 preguntas trampa habituales

Conocer este tipo de preguntas trampa en una entrevista de trabajo, te ayudará a estar mejor preparado para cuando te toque vivir el momento. Todos coincidimos en que no hay nada más estresante que una entrevista laboral. En estos momentos todo se mezcla y es probable que en muchas ocasiones nuestros nervios nos hagan una mala jugada y pasemos por alto lo obvio.

Si ya de por sí no fuera bastante tener que lidiar con los nervios de generar una buena impresión y de prepararnos teniendo en cuenta todos los protocolos propios de las entrevistas de trabajo, además debemos tener en cuenta que lo más es seguro es que nos toque enfrentarnos a preguntas trampa en una entrevistas de trabajo.

No obstante, no es necesario que pierdas la cabeza, basta con que las conozcas y te quites un peso de encima. Es cuestión solo de estar tranquilo, escuchar muy bien y reflexionar lo que te están diciendo antes de responder. ¡Tranquilo! darás mejor imagen si piensas bien lo que vas a decir, en lugar de contestar a la loca.

Preguntas trampa en una entrevista de trabajo a las que todos nos tenemos que enfrentar alguna vez

El mundo está lleno de preguntas trampas, ¡sí! los exámenes de admisión, los interrogatorios policiales, las entrevistas de trabajo e incluso hasta las discusiones de pareja. Todas estas situaciones tienen en común que están llenas de pequeñas «cascaritas» retóricas que pueden hacer volcar tu pensamiento y hacer que des un paso en falso.

Sin embargo ¡Para eso estamos nosotros! Para advertirte cuáles son las más populares y ayudarte a caminar por terreno llano.

Preguntas trampa en una entrevista de trabajo

1. Háblanos de ti mismo

En este tipo de preguntas el entrevistador lo que quiere conocer es tu trayectoria profesional. No te detengas en detalles personales y enumera tus logros más relevantes a nivel profesional.

2. Descríbete en una sola palabra

En este tipo de preguntas, lo que busca el entrevistador es mirar diversos rasgos de tu personalidad y de lo que significa el trabajo en tu vida. La idea es que elijas una palabra que involucre varios de los valores que tienes y que sea vital para un trabajo. Un ejemplo: Líder.

3. Menciona tu mayor cualidad y tu mayor defecto.

Aquí, el entrevistador buscará conocer los rasgos más importantes de tu personalidad, los que según tú son más relevantes en ti. Procura no dar mensajes que puedan perjudicar tu nuevo empleo, usando defectos como impuntual, irresponsable, irrespetuoso, etc…

4. ¿ Por qué quieres trabajar en esta compañía?

En este punto tu interlocutor no quiere que le hables de lo general como el dinero, sino de tu pasión por lo que haces y averiguar cuánto conoces de la empresa y cuánto quieres el trabajo en realidad.

5. ¿En qué empresa te gustaría trabajar y en qué cargo?

En este instante es vital que tengas los pies en la tierra y te concentres en lo que quieres ahora, o sea, este trabajo. No hables de Google y tus amores platónicos, hoy poy hoy quieres trabajar ¡Aquí!

6. ¿Cómo definirías este puesto con relación a los demás a los que te estás postulando?

Sonaría demasiado raro si dices que solo contemplas una opción laboral, además de que suena demasiado deshonesto. Por eso, lo ideal es que digas a que su empresa es la mejor opción, teniendo cuidando de no hablar mal de las otras empresas, porque en este tipo de preguntas también suele importar mucho la forma en la que las personas se refieren a otras personas o empresas.

7. ¿Cómo te ves de aquí a 5 años?

En esta pregunta lo que tu entrevistador quiere escuchar es que piensas en la empresa a futuro. Nadie quiere vincular a alguien a una compañía y pagar capacitaciones para verla desaparecer en menos de un mes.

8. ¿Por qué quieres dejar tu trabajo actual?

Nadie quiere un empleado que atente contra la privacidad de una empresa. Por eso, lo ideal es que en este tipo de preguntas no te extiendas a hablar mal de tu actual o antiguo trabajo.

9. ¿Has considerado alguna vez crear tu propia empresa?

Es cierto que en la actualidad, la palabra emprendimiento está de moda, sin embargo, ninguna empresa quiere gastar excesivo capital y capacitación en empleados que en cualquier momento dejarán tirado el puesto de trabajo. Por eso, lo mejor que puedes hacer es resaltar que trabajar en esa empresa en particular es parte importante de tu proceso profesional.

10. ¿Qué harías si ganaras 5 millones de dólares mañana?

Esta pregunta se relaciona un poco con lo anterior. Antes de decir viajar por el mundo o gastarme todo en fiesta, considera que lo que tu futuro empleador quiere saber es si dejarías tu puesto de trabajo abandonado, o si por el contrario eres una persona apasionada por lo que hace y que además no solo piensa en diversión, sino en invertir su dinero.

11. ¿Alguna vez tus superiores o compañeros de trabajo te propusieron hacer algo que comprometiera tu integridad?

En este punto debes tener claro que aunque hayas vivido estas situaciones, los entrevistadores quieren saber dos cosas fundamentalmente. Lo primero sería cómo reaccionas frente a este tipo de situaciones, y dos, si eres capaz de cumplir con la política de privacidad de una empresa. El modo en que respondas a estas preguntas, puede hacer la diferencia.

12. Menciona alguna situación en la que podrías no estar de acuerdo con la empresa.

Decir que pase lo que pase o que por siempre serás fiel a la empresa, en lugar de mostrar compromiso, puede evidenciar falta de criterio. Los empleadores también necesitan de un personal que sepa oponerse cuando se están haciendo las cosas mal en la empresa y ayudar a proponer cambios que beneficien el crecimiento empresarial y personal.

Esperamos que estas preguntas trampa en una entrevista de trabajo te ayuden a entender mejor qué es lo que quieren saber de ti las empresas. Recuerda que cada una de las preguntas por más inocente que parezca, tiene una intención oculta para saber más de ti y de tu rol como empleados. Así que, sé consciente de lo que tienes para decir y ¡Mucha suerte!

Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta. Apasionada por la literatura, el arte, la cultura y la psicología. Soy redactora y editora para blogs en habla hispana, editora crítica y una enamorada de las palabras.

1 comentario en «Entrevista de Trabajo: 12 preguntas trampa habituales»

  1. Hoy quiero dejar un comentario sobre los prejuicios en las amnanesis clínicas de pacientes que, en algún momento de su historia vital, han parecido depresión, ansiedad o ambas. Me comenta una amiga cuyo trabajo se desarrolla en un hospital, como cualquiera, desde el médico, enfermera, TCAE y celador, puede tener acceso a su historial clínico. Esta amiga tuvo episodios de depresión y ansiedad a causa de un TEP. Cuando sufre de cualquier patología física, en la amnanesis figura como figura patológica, en primer lugar, ansiosa – depresiva. Ello la marca en cualquier otra patología no relacionada. Habría que limitar el acceso al historial clínico con medidas excepcionales para los trabajadores hospitalarios y educar a los facultativos para que no expongan al paciente a un diagnóstico basado en un historial prejuicioso. Un celador o un administrativo no debiera tener acceso a las citas médicas de un paciente.

    Responder

Deja un comentario