Cómo dormir a un bebé: opiniones de 3 expertos

A continuación vamos a ver que recomiendan tres expertos en cuanto al sueño del bebé. Lo haremos respondiendo a estas 7 preguntas:

  1. ¿Dónde debería dormir nuestro hijo?
  2. ¿Qué horarios de sueño son adecuados?
  3. ¿Se puede enseñar a dormir?
  4. ¿Es conveniente que duerma en la cama de los padres?
  5. ¿En qué se basa su método?
  6. ¿Cómo debemos dormir a nuestro bebé?
  7. ¿Cómo se establece el horario del sueño?

Eduard Estivill, médico especialista en Medicina del sueño y autor del libro “duérmete niño”. Creador del conocido «Método Estivill».

Rosa Jové, psicóloga especialista en Psicología Clínica infantil y juvenil y defensora de la crianza natural o crianza respetuosa y autora del libro “dormir sin lágrimas

Tracy Hogg (apodada la susurradora de bebés) enfermera y autora del libro “guía práctica para tener bebés tranquilos y felices”.

Eduard Estivill: El método Estivill

1. Si es posible, el niño debe dormir en su propia habitación. Si esto no fuera posible, por ejemplo porque sólo se dispone de un dormitorio, debe tener una zona para él en el dormitorio de sus padres.

2. El niño poco a poco se irá adaptando al sueño nocturno de los adultos y mantendrá sus siestas durante el día. Tres siestas al principio y según vaya creciendo pasará a dos para acabar haciendo solo una siesta durante la tarde.

3. Dormir es un hábito y se puede enseñar.

“A dormir, igual que a comer, se aprende. El sueño es un hábito y, como tal, requiere un aprendizaje”.

4. El niño no debe dormir nunca en la cama de los padres.

5. Su método está basado en estudios científicos sobre el sueño.

6. Para dormir al niño le proporcionaremos estímulos externos que luego no haya que retirar como un muñeco, un chupete, un móvil (carrusel), u póster o unas pegatinas en la pared al lado de su cuna… El niño asociará estos objetos con la hora de irse a dormir y le acompañarán durante la noche.

Después de la toma correspondiente y la expulsión de gases dedicaremos un breve periodo a una actividad tranquila que haremos con ellos como puede ser leerle un cuento, cantarle, acariciarle…

Tras la actividad relajante acompañaremos al niño a la cuna con los objetos relacionados con el sueño y le diremos la siguiente frase o similar con voz tranquila, dulce y segura: “Amor mío, papá y mamá te van a enseñar a dormir solito. A partir de hoy dormirás aquí en tu cuna con el póster, el móvil y el muñeco (poner un nombre al muñeco).”

Antes de salir de la habitación repetiremos varias veces una frase como esta: “Te queremos mucho y por eso te enseñamos a dormir. Entendemos que llores porque estás aprendiendo, pero no pasa nada. Papá y mamá te quieren mucho y no te abandonan, están aquí a tu lado, cuidándote para todo lo que necesites, pero ahora vas a dormir tu solito en tu cuna con tus nuevos amigos (peluche, chupete, móvil)”.

A continuación apagamos la luz y salimos de la habitación para volver a entrar cuando pase un tiempo que el autor señala en su libro. Este tiempo irá aumentando. Cada vez que entremos repetiremos la segunda frase.

7. Según comenta el Dr Estivill “el niño aprende por repetición, asociando unos elementos externos al hábito que le estamos enseñando”.

Rosa Jové: Crianza natural

1. El niño debe dormir con su madre.

2. El adulto debe adaptar sus horarios de sueño a los del niño para satisfacer las necesidades de éste.

3. Dormir es un proceso evolutivo y no puede enseñarse

“Nadie puede enseñar a un niño a dormir. Los bebés ya saben dormir antes de nacer. No dependen de que nadie les enseñe. El dormir es una necesidad vital. Por eso la naturaleza nos prepara para hacerlo incluso antes de nacer.”

4. El niño debe dormir en la cama con sus padres hasta que sea él mismo quien decida dormir en su propia cama.

5. Basa sus razonamientos en la evolución, en cómo se hacían las cosas cuando el ser humano vivía en plena naturaleza y en las culturas que actualmente viven en comunidad.

6. Para dormir al niño propone:

  • Intervención naturalista: lactancia a demanda, colecho y actitudes responsivas ante el bebé.
  • Una guía para padres desesperados. A pesar de que la autora no está de acuerdo en enseñar al bebé propone unas pautas. Esperar que el bebé duerma según su edad. Hacer un registro del sueño actual del bebé. Descartar alteraciones y trastornos del sueño. Observar las horas que duerme de día y de noche. Mejorar las condiciones, adaptarnos a su horario y no tener prisa en dormirlo. Ser consecuentes y constantes para que se dé el aprendizaje por repetición. Comprobar que el niño esté en sincronía con el horario. Revisar el ambiente. Mecerlo, darle el pecho, cantarle… Usar las técnicas adecuadas para su edad. Observar el motivo de los despertares. Por la noche atenderlo pronto y si es lactante darle el pecho.

7. El niño duerme según su ritmo con ayuda de la lactancia materna y el colecho.

Tracy Hogg: La susurradora de bebés

1. El niño duerme en su habitación.

2. El niño sigue una rutina (tres horas y luego cuatro), adaptada a sus necesidades. Se intenta que de noche el sueño sea más largo para que los padres puedan descansar mejor.

3. Podemos enseñar una rutina al niño de alimentación- actividad- sueño que nos permitirá anticiparnos a sus necesidades y dará un poco de tiempo a los padres.

4. El niño no debe dormir en la cama de los padres.

5. Ella basa sus pautas en los hábitos y en su experiencia personal.

6. El hecho de seguir una rutina establecida nos va a facilitar saber cuándo necesita dormir el bebé.

7. Debemos estar atentos a las primeras señales de sueño según su edad (bostezo, frotarse los ojos…) y en ese momento proceder.

Si el niño está sobreestimulado en ese momento debemos llevarlo a un lugar tranquilo y con pocos estímulos hasta que se calme. Una vez calmado lo llevaremos a su habitación. El ambiente de la habitación debe invitar al descanso: luz tenue, música suave (opcional), temperatura agradable, etc.

Pondremos al niño en su cuna mientras susurramos un largo shhhhhh y damos suaves palmaditas en su espalda para estar en contacto con él. Repetiremos hasta que se duerma.

Es recomendable envolver al bebé en una muselina o manta para aumentar su sensación de seguridad y evitar que se despierte con sus movimientos involuntarios.

No saldremos de su habitación hasta que esté profundamente dormido para que no se sienta abandonado. Así mismo, volveremos a entrar las veces necesarias y repetiremos los susurros y las palmaditas hasta que nuevamente se duerma.

Si el bebé tiene más de tres meses, cuando llore, usaremos el método “pick up/ put down”. Consiste en coger al bebé hasta que se calme para luego volverlo a dejar en la cuna. Repetiremos las veces necesarias.

Si el método no funciona, la autora nos ofrece 6 posibles causas:

  • Los padres no han establecido una rutina.
  • Existe un ritual inapropiado para dormir.
  • Se ha cometido algún error de crianza.
  • El bebé puede tener hambre.
  • El bebé está sobreexcitado, fatigado o ambas.
  • Existe dolor, molestia o enfermedad.

8. El niño aprende por asociación y el establecimiento de hábitos. Tanto los padres como el bebé podrán anticipar el siguiente paso estableciendo una rutina.

Ya hemos visto un resumen de tres métodos distintos relacionados con el sueño del bebé. Por lo que he podido comprobar actualmente existen muchos seguidores de Rosa Jové y el Dr Estivill. El método de Tracy Hogg está entre los dos extremos, sin embargo no es muy conocida en nuestro país.

Si os funciona otro os animo a compartirlo en los comentarios.

Avatar
Zoraida Luque
Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Clínica. Especialista en trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad y desarrollo personal. Creadora del blog recursosdepsicologia.com Con experiencia en psicoterapia infantil, de adultos y parejas, síndrome de Asperger, Alzheimer, enfermos mentales agudos y orientación escolar.

1 comentario en «Cómo dormir a un bebé: opiniones de 3 expertos»

Deja un comentario