Personas Altamente Sensibles: Descubre si eres una de ellas

La Sensibilidad en el Procesamiento Sensorial

La Sensibilidad en el Procesamiento Sensorial (SPS) es un conjunto de rasgos neuropsicológicos descubierto en la década de los 90. Elaine y Arthur Aron fueron los psicólogos que comenzaron a estudiarlo y a establecer sus límites.

Las personas que poseen este conjunto de rasgos tienen una sensibilidad más alta que les facilita la detección de pequeñas diferencias entre los estímulos. También pueden procesar la información sensorial a un nivel más profundo que el resto de la población.

Estos autores relacionaron la SPS con un tipo de personalidad que denominaron «Persona Altamente Sensible». Se piensa que en la actualidad entre el 15 y el 20% de la población posee este rasgo.

Características de las Personas Altamente Sensibles

Cada día nos relacionamos con decenas, cientos e, incluso, miles de personas. Cogemos el metro, vamos en autobús, paseamos por la calle, compramos, etc.

Cada situación parece hecha para ser compartida con desconocidos. Compartimos asiento con personas que pueden ser totalmente diferentes a nosotros. Personas con distintas ideas, distinta educación y distinta forma de comprender el mundo.

No es de extrañar que, de vez en cuando, nos encontremos hastiados de esta obligación de la convivencia en sociedad. Pero esto se complica cuando eres una persona con una hipersensibilidad especial. Es lo que ahora se ha empezado a denominar PAS – Personas Altamente Sensibles.

Tras alguien así se encuentra una necesidad urgente de estima y una visión altamente subjetiva de la realidad. No es que quieran llamar la atención, es que el cariño normal no parece suficiente.

No es que sean cabezones, simplemente su forma de ver el mundo es así. Tienen la reactividad en guardia y la sensibilidad a flor de piel.

Ahora, seguramente, te estés reconociendo. Y con esto podrían explicarse muchas cosas que te ocurren normalmente. Tienes la autoestima minada, estás agotado de estar en guardia, a menudo te aíslas socialmente. Has perdido amistades con facilidad y te cuesta adaptarte a tu entorno laboral.

Crees que estás en guerra con el mundo pero, lo siento, sólo estás luchando contra ti mismo. Por eso te defiendes constantemente, aunque tu peor enemigo no es otro que tú mismo.

No estás sólo, no es el mundo contra ti. Es la subjetividad la que no te está dejando ver que cada uno sufre su propia tragedia. Como diría Platón, sé comprensivo, porque cada persona que encuentres en tu camino está librando una dura batalla.

Todo sería un poco diferente si aprendieras a relajarte, si bajaras la guardia, si aprendieras a convivir contigo mismo. Hacerlo te abriría al mundo. Tienes tu propia coraza montada. Seguramente ni te aguantes. Pero eres tan poco objetivo que no ves todo lo que tienes. No eres consciente de cómo eres, todo lo que vales y puedes ofrecer. Conocerte, mimarte y quererte cambiaría mucho tu vida. Deberías darte una oportunidad.

Vivir en guardia, como decíamos, es agotador. Estar alerta, con la coraza puesta y las uñas preparadas está trayendo repercusiones muy serias. Especialmente porque no estamos solos en el mundo. Si bien es cierto que esta forma de sentir y ver la vida, bien llevada, no tiene porqué ser negativa. El problema es cuando se nos ha ido de las manos y dejamos de ser sensibles para convertirnos en susceptibles. Un drama, vamos.

Cómo canalizar toda esa sensibilidad

Expresarnos de manera artística nos hará romper y abrirnos, descargar nuestra sensibilidad más fina. Así podremos regresar al mundo con la piel más dura. Pinta, escribe, haz fotos al desayuno para Instagram, pero crea. Haz algo con todo lo que te atormenta, canalízalo y sácale partido. Suena demasiado fácil. Me siento, pinto y coloreo y me como el mundo. Tampoco es eso, pero con sencillas claves podemos empezar a trabajar.

En primer lugar, tus opiniones. Sabes de sobra que en frío no eres objetivo, que, además, te pierde la boca. En caliente tiendes a dramatizar, haces un mundo de todo. Luego vienen los arrepentimientos cuando a las 24 horas sabes que realmente no tenía tanta importancia como le habías dado. ¿Solución? Espera, aguanta un día. No envíes ahora el e-mail lleno de rabia ni abras el WhatsApp para cantarle las cuarenta. Sólo espera.

Aparte te encanta emitir un veredicto sobre los demás. Le juzgas y hasta buscas un castigo psicológico. Deberías suspender ese juicio, dejar de fiscalizar a los demás. Entender que no hay buenos ni malos, y no todo es blanco o negro. Todo es relativo y seguramente, al no conocer el 100% de la otra persona, te estés equivocando.

Pero, además, te encanta hacer de adivino. Decides pronosticar conductas ajenas. Con tu imaginación te inventas mil y un conflictos, distintas discusiones en las que tú siempre tienes la razón. Esperas que el otro venga y decida rogarte tu perdón. Pero nunca es como te imaginas y luchas de manera incansable para montar el lío. Todo sería más fácil si dejaras de proyectar lo que tiene que suceder, serías más inmune a la decepción.

Tienes sensibilidad, sí, pero no tanta empatía como crees. Es más fácil calzarte unas zapatillas que alfombrar el mundo entero. Debes ser tú el que gane flexibilidad, el que empiece a acomodarse al mundo. Practica la empatía.

Y por último, evita los conflictos. Evita todas esas posibles situaciones que saben que en algún momento te van a meter en un lío. ¿Eres un paranoico si leen tus whatsapps y no te responden de inmediato? Fácil, desactiva la hora de conexión y el doble tick azul.

Como siempre, en la vida te va a afectar sólo lo que tú decidas que te afecte. Cada uno tenemos una serie de características, habilidades y, por supuesto, sensibilidades. Nunca debemos pensar que lo que tenemos o nos pasa es un castigo. Al contrario, de esas debilidades podemos obtener nuestras fortalezas.

Utiliza todo lo que tengas en tu mano para crecer y ser mejor. Merece la pena.

Test para descubrir si eres una Persona Altamente Sensible

En este enlace encontrarás un sencillo test para descubrir si eres una persona altamente sensible

Angel Rull
Angel Rull
Licenciado en Psicología, Máster en Investigación y Formación en Coaching Nutricional. Psicólogo Clínico en la Unidad de Obesidad López-Nava, Fundador de Pitérate y Copy Creativo en Cítrica Magazine.

18 comentarios en «Personas Altamente Sensibles: Descubre si eres una de ellas»

  1. Buenos días,

    Agradecemos desde la Asociación Española de Personas Altamente Sensibles el interés y motivo del artículo, sin embargo no compartimos la descripción de la PAS que aquí se describe.

    Gracias

    Responder
  2. Bien os gusta inventar palabrejas,yo he sido siempre HIPERSENSIBLE y por lo tanto soy PAS.¿Por qué inventar palabras innecesarias sobre todo si es alguien que La ponga en inglés aunque aquí son iniciales de letras españolas.

    Responder
  3. Vamos a ver,estas personas que saben inglés como la que sale en el vídeo está tan feliz,parece que ha descubierto la pólvora y en realidad no ha descubierto nada porque esto ha existido siempre,no lo descubrió esa persona inglesa que ella dice y que además de presumir de inglés dando el título del libro en inglés,que yo no sé ingles,ni catalán,resulta que el nombre de este supuesto descubrimiento,que ha existido siempre,tiene su nombre en español.Las tres letras primeras en español.Desde pequeño a mí me llamaban “hipersensible” y como tengo ya una cierta edad,yo sabía que los PAS,ya existíamos pero nos llamábamos “hipersensibles”,por lo tanto alguien inglés que fascinan a los españoles que están queriendo descubrir el Paraíso en la Tierra,los ingleses porque ya Unamuno decía “que descubran ellos”,en este caso no lo descubrió esa señora inglesa,sino otros muchos antes que ya éramos hipersensibles.La joven del vídeo que es tan feliz porque le dieron buena teta de pequeña,es decir tiene una muy alta autoestima,no porque ella dice que se conoce mejor desde que supo que era PAS.Se le ha olvidado decir que la parte “negativa” de los hipersensibles o PAS,hace sufrir y mucho.En fin qué “bonita”,es la ignorancia.

    Responder
  4. Esto de PAS siempre se ha llamado persona HIPERSENSIBLE y no veo la necesidad de ponerle un nombre nuevo.A mí me llamaron “hipersensible” , siempre y nunca me sentí incómodo porque me llamaran así, porque lo era y lo soy.Una persona a la que también le llamaban “hipersensible” me ha dicho que le molestaba que se lo llamaran.Tiene un matiz negativo pero el que no lo sea,no se imagina el sufrimiento que causa ser “hipersensible”.Yo le digo que ella “Muy sensible” y estas palabras las uso para referirme a personas interesantes,intuitivas,con valores,etc.Creo que eso no se puede cambiar con la mejor psicoterapia del mundo.Ni con medicación.Yo no tengo autoestima,tengo un automatismo de autonegacion,autodesprecio,autorrepudio que se dispara automáticamente y que me puede,los campesinos salvajismos entre los que pase mi infancia,me destrozaron la vida.

    Responder
  5. Este árticulo es basura de cabo a rabo. Muestra a las personas PAS como gente problemática a esquivar, pero tienen arreglo eh?, coloreando… Este chico tuvo una novia PAS que no soportaba porque es un bruto sin tacto como se ve, o no lo entiendo. ¿Como puede alguien hablar de no juzgar usando una retaila de juicios interminables?. Es lo más absurdo y paradójico que he leido en mi vida.

    Responder
  6. Estoy leyendo comentarios y efectivamente. Es lógico todo el lío. Creo que simplemente es porque has generalizado y no es acertado ni el titulo, no la descripción subjetiva que haces de «las caracteristicas». Hubiera llevado a menos malos entendidos afinando algunas frases. Además, has usado la segunda persona del singular, asegurando como actuaría cualquier persona que no ha recorrido un camino de aprendizaje en su desarrollo personal. Cualquier persona, no como aplicable sólo a las PAS.

    El post está escrito de forma genérica y no en todos los casos es como afirmas al escribir, como habrás podido leer en los demás comentarios.

    Por ejemplo, yo, en todo momento he visto las alternativas que expones como una ayuda, a cada caso que has expuesto. En mi caso, como PAS, he pasado por muchas de las «arriesgadas» afirmaciones, y me reconozco en muchas, antes de haber emprendido mi propio camino de aprendizaje y evolución personal, por eso creo que puede servirle a otras personas, pero también es cierto, que hay afirmaciones que no se ajustan a la verdad objetiva, es mas bien subjetiva.

    También es cierto que a mi, me gusta ese modo que tienes como de echar una jarra de agua fría de verdades, (con la buena intención de hacer despertar a quien lo decida). La verdad sin edulcurar me gusta personalmente. Lo políticamente incorrecto. El no perfumar la mierda, pero incido, este artículo habla de rasgos GENERALES de cualquier persona en fase victimista y esa fase puede pasarla cualquiera, (sin necesidad de ser PAS).

    He vuelto a leer y mas bien parece que hablas de alguien en concreto que has conocido con posibles características PAS en una fase especifica o incluso, puede que hables de ti mismo (de tu propio viaje de evolución y aprendizaje), de como interpretabas las cosas antes, sin filtros, y de como reinterpretar un modo mas acertado de hacerlo.

    A mi me ha gustado bastante tu modo de «ayudar» a quienes si que puedan sentirse identificados con esas verdades sin edulcorar…pero desvinculandolo de lo que llamas «caracteristicas pas».

    También es cierto, que el título no es acertado y las afirmaciones, tampoco, pues no en todos los casos es así y un poco se están mezclando términos, aplicables a cualquier fase de cualquier persona en su desarrollo personal.

    Agradezco de corazón que este artículo es una clara invitación «para crecer y ser mejor» y yo así lo he interpretado, veo mucha intención positiva y quien sepa apreciarla, tomará la ayuda como el regalo que es. Pero si cambias el titulo y quitas lo de caracteristicas, puede llegar de otro modo, tu opinión personal.

    Saludos y Abrazos

    Responder
  7. Buenas noches, gracias por dedicar solamente el título de este artículo a [email protected], PAS. En el resto del mismo, defines perfectamente a una buena parte de los que están dentro del otro 80%.
    De la prensa diaria que se publica en papel, suele ser real, solamente el precio y la fecha; con este artículo, ocurre exactamente lo mismo, aunque no sea en papel y no tenga pvp.
    Ángel, ruego te informes bastante más sobre las características del rasgo, nos definas de manera más realista, y nos deleites con otros muchos artículos de psicología, -no sólo sobre PAS- que estoy seguro sabrás comunicar.
    Saludos cordiales.

    Responder
  8. Buenas noches. Estoy muy de acuerdo con los comentarios anteriores, en cuanto a que tu artículo patologiza un rasgo de la personalidad que compartimos el 20% de las personas. Quizá lo estés basado en las personas que visitan tu consulta. Pero no lo hacen por ser PAS; lo hacen por no saber gestionar sus emociones. Y eso le puede pasar a cualquiera…. si no, no habría tantos psicólogos y coach como hay ahora…. Las PAS que saben controlar la sobrestimulación que provoca un sistema nervioso más «fino», que saben poner límite a la inmensa empatía y no permiten que lo negativo se contagie, que han tenido una vida y un entorno donde su capacidad perceptiva y sensorial haya sido respetada. … o las PAS que se hayan podido trabajar interiormente y hayan controlado lo negativo para vivir a tope y disfrutar de lo maravilloso que es ser altamente sensible…. esas es difícil que pasen por tu consulta. Pero existimos. Y nuestro mayor deseo es que nuestro estupendo rasgo no se enfoque como un trastorno. Quizá te apetezca investigar un poco más sobre ello o incluso conocernos. Si es así, contacta conmigo y sin nigún inconveniente te enseño otra forma de vivir esto que para mí y para muchos es un don. Un abrazo.

    Responder
  9. Buenas noches,

    lamento mucho leer este artículo porque realmente no define a las personas altamente sensibles (PAS) y tampoco es fiel a los resultados de las investigaciones que se han realizado respecto al rasgo.

    Ya de entrada, ser altamente sensible no es un conjunto de rasgos, es un rasgo en sí mismo formado por varias características que lo determinan.

    Para cualquiera que investigue acerca del rasgo comprenderá que para nada la baja autoestima pertenece a la población de personas altamente sensibles. Hablar en estos términos implicaría que ser altamente sensible correlaciona con la autoestima o con la falta de cariño, cosa que no es cierta ni se ha demostrado a nivel científico.

    El artículo habla de personas que están en continua tensión, que no saben convivir consigo mismos, de que tienen corazas respecto al mundo y por si no fuera poco, de que no se aguantan a sí mismos, de que juzgan a los demás por «amor al arte» y que además buscan hasta un castigo psicológico, por no mencionar que hasta se les nombre como paranoicos. Pero ¿esto que tiene que ver con la alta sensiblidad?

    ¿Estás diciendo que una persona altamente sensible es todo eso?

    Sinceramente ya faltan pocos criterios para hacer creer que la alta sensiblidad es un trastorno de la personalidad, pero no vamos a sacar ahora el DSM 5, ¿verdad?.

    Sinceramente, me deja muy sorprendido este artículo…

    Creo que este artículo se ha realizado desde una perspectiva muy subjetiva y muy poco objetiva acerca del rasgo. Falta profundidad y para nada es fiel a las investigaciones acerca del rasgo.

    Las personas altamente sensibles lo son por su propio sistema neurosensorial y su nivel de procesamiento sensorial, lo que aquí se expone son consecuencias de un mal afrontamiento a nivel emocional y no habla del rasgo en sí. Por lo tanto, el contenido del artículo no es fiel al título del mismo ni tiene nada que ver con dicho rasgo.

    Os mando un fuerte abrazo a todos con la esperanza de que este tema se trate como es debido, porque aquí se ha expuesto sin conocimiento previo. Somos muchas las personas altamente sensibles que no nos identificamos con nada de lo que aquí se ha expuesto.

    Un saludo.

    Responder
  10. Hola! Gracias por hacer mención de las PAS en tu artículo 🙂
    Cuando descubrí que era PAS, fue encajar la pieza que faltaba del puzzle. Sí es cierto que me sentía diferente respecto de los demás, pero afortunadamente he descubierto que hay muchas más personas que sienten como yo. Lo que no me concuerda con tu forma de explicarlo es que ahí no me reconozco, ni reconozco a las PAS que conozco. Hay algún punto como el de la susceptibilidad, que sí, que ocurre cuando uno lleva demasiadas cosas encima, pero eso le pasa a todo el mundo, más o menos sensible. Por lo demás, siento decirte, que no describes a una persona altamente sensible. Describes a una persona que no se gestiona, independientemente de ser PAS o no. En absoluto somos victimistas por la condición de ser más sensibles, ni estamos enfadados con el mundo ni vivimos en la amargura, ni vamos buscando castigos psicológicos para los demás.
    De hecho, es algo muy muy positivo a pesar de lo negativo que pueda conllevar (como todo y que no es exactamente esto). Disfrutas de las pequeñas cosas, detalles, gestos, sutilezas… Se despierta la creatividad, el profundizar más allá de lo superficial, el vivir de manera intensa cosas maravillosas, encontrar belleza donde otros no la ven, e infinidad de cosas más.
    Ser PAS es maravilloso!! Y no es ser esto…

    Gracias! Un saludo! 🙂

    Responder
  11. Buenas noches,
    Yo soy Altamente Sensible y conozco a muchas personas y sinceramente no reconozco a nadie de mi entorno.
    No se a quien conoce usted para hablar unicamente desde el lado victimista, lo que describe es una persona que no ha encontrado su camino ni sabe gestionar sus emociones.
    Pero una vez que sabes podemos disfrutar, ser felices con muy poco.
    Espero que reflexione sobre nuestro rasgo y no sea una vision tan subjetiva para el proximo articulo.
    Muchas gracias por darnos un espacio

    Responder
  12. Hola,quizás tengas parte de razón pero siento que describes únicamente personas AS frustradas…
    Soy PAS y no me reconozco en este artículo 🙂
    Veo todo el lado positivo, que es enorme, los 4 pilares básicos es importante mencionarlos (DOES) y también, super importante, el aspecto general del tema.
    Aquí parecemos unos frustrados, hipersensibles (que no altamente), amargados,quisquillosos,etc.
    No es exactamente así .
    En fin, el tema es demasiado importante, como para tratarlo así.

    Responder
  13. Hola, soy una persona altamente sensible. Me gustaría agradecer al autor que nos dedique este post, si bien me ha sorprendido el tono general. Conozco a muchos PAS y no me reconozco ni les reconozco en esta descripción. El victimismo no es en absoluto una característica consustancial al rasgo, sino una de las muchas actitudes que se pueden adoptar ante él, en especial cuando falta autoconocimiento y una buena gestión emocional. Tampoco estoy de acuerdo en que seamos susceptibles como regla general, si bien es cierto que solemos ponernos hipersensibles cuando estamos muy estresados. Bien canalizado, el rasgo no supone problema alguno y presenta muchas ventajas: creatividad, capacidad de reflexión profunda, atención al detalle, empatía…

    Un abrazo y gracias por acordarte de nosotros, Angel 🙂

    Responder
  14. Me ha encantado como lo has enfocado, Angel Rull.
    Una de las premisas fundamentales para todas las personas, sean como sean, y vengan de donde vengan, es salir del Victimismo, formarse, empoderarse, convertir lo que nosotros mismos u otros catalogan como raro, extraño y un etc de peyorativos, en nuestros dones, o sea, lo que puede parecer un defecto, sabiendo enfocarlo, podemos convertirlo en virtud, como bien indicas en este post.
    Las PAS con mas motivo, ya que como vivimos en HD, tanto lo positivo como lo negativo, pues mas responsabilidad personal debemos poner en nuestro crecimiento personal para entender las cosas como son y no como nos gustaría que fueran.

    Muuuchas Gracias. Saludos.

    Responder

Deja un comentario