8 comentarios en «Yo no necesito ir al psicólogo»

  1. Maravilloso artículo que refleja una realidad que «todavía» sigue vigente. Para mí como profesional, cuando veo la transformación en la vida de quien viene se me llena el corazón de amor…
    Me alegro que invites a normalizar algo que necesitamos, todos necesitamos aprender a gestionar nuestras emociones y nuestra mente.
    Ojalá el mundo se llene de valientes y no de débiles disfrazados de fuertes que creen que no necesitan o simplemente creen que no pueden optar a vivir una vida más plena y llena de significado

    Responder
  2. Buenas tardes, en mi experiencia personal, pedí ayuda y a día de hoy pienso que fue la mejor decisión que tomé. Soy una persona más feliz, que afronta sus problemas y lleva las riendas de su vida.

    Responder
  3. Excelente artículo… se da el caso de que hace falta un cambio de mentalidad para asumir que la terapia y la voluntad de las personas por crecer y por solucionar problemas de toda índole, es algo normal y necesario. Ésto es algo en lo que algunos paises nos llevan mucha ventaja, como en EEUU, dónde lo más normal del mundo es tener un terapéuta o alguien que nos acompaña durante años incluso, ayudándonos a superar muchas dificultades en la búsqueda de nuestro crecimiento personal.

    Responder
  4. Gracias Manuel por tu artículo. Creo que podemos aprovechar la oportunidad de conocer las opiniones de quienes se niegan a ir al psicólogo. Existen mitos, miedos y prejuicios que a muchas personas les impiden acudir en busca de ayuda. Otras, tal vez, con todo su derecho eligen por otras alternativas. De todas maneras, es un tema para seguir profundizando.

    Responder
  5. ¿Y cómo se convence de que debería ir al psicólogo a alguien que se niega radicalmente, porque niega estar enferma como contraposición a la «normalidad»? Una brillante estudiante de psicología que no cree en la psicología, que a sus veinte años ya carga con todos los males y las desgracias de este planeta, sin ganas de vivir, ni ilusión por el futuro. Y no hay argumentos que la convenzan ni palabras que la consuelen. Hoy una clase de fisiología, repleta de imágenes de animales utilizados en la experimentacion la ha hecho llorar amargamente durante horas.

    Responder
    • Me resulta dificil entender que una estudiante de psicología «brillante» como tienes a bien definirla, se niegue a solicitar y recibir ayuda psicológica…qué pretende psicoanalizarse a sí misma y todo resuelto? Se confunde totalmente, hasta que termine sus estudios no estará preparada para entenderse a sí misma, ni habrá adquirido el conocimiento suficiente para saber qué autoterapia le va mejor….¿acaso los médicos no van al médico cuando tienen un problema de salud? ¿O es que los médicos por el hecho de estudiar medicina ya se pueden olvidar de ir al médico? ¿un médico es invulnerable a la enfermedad? Pues es lo mismo, que seas estudiante de psicol´ogía no te hace invulnerable al sufrimiento psicológico, quizás te da pistas para darte cuentan con cierta precocidaz pero poco más….Hazle comprender que si bien al ser estudiante de psicología tiene el privilegio y la oportunidad de de conocerse mejor y de conocer posibles soluciones a sus problemas, eso no la hace invulnerable ni superpoderosa para el automanejo… A veces un baño de humildad y de reconocimiento de nuestra vulnerabilidad, es la mejor ayuda que nos podemos autoprocurar, reconocer nuestros límites y pedir ayuda es una grantía de exito a la hora de afrontar los problemas de la vida. Dile a tú amiga que se baje del pedestal de la autosuficiencia y que se deje ayudar. Su vida se lo agradecerá.

      Responder
  6. Si será importante el cuidado de nuestra mente, dado que lo que ocurre en ella tiene un correlato en lo físico y viceversa. Cada vez más se toman los aspectos emocionales a la hora de evaluar un estado de salud. Recordemos que el estrés crónico debilita el sistema inmune y esto ya dice bastante.
    Muy buen artículo

    Responder
  7. Muy interesante. Ojalá el mensaje de este post llegue a muchas personas. Sí me he encontrado en muchas ocasiones con gente que dice para qué, no necesito ir a terapia… Por suerte, también son muchas las personas que comprenden el valor de hacer terapia en determinadas situaciones y circunstancias.

    Responder

Deja un comentario