Cuidando de mi salud

Llevar un estilo de vida saludable es seguir unos hábitos diarios que ayuden a nuestro sistema a mantenerse sano y evitando problemas funcionales a medio y largo plazo. Casi todos pensamos que llevar una vida sana para nosotros es comer de forma adecuada y hacer ejercicio físico, pero ¿eso es todo lo que nos hará cuidarnos y mantenernos correctamente?

Es muy común olvidar la salud de nuestra piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, la parte del cuerpo que se encuentra más expuesta de todas las posibles, la que se enfrenta al sol, al roce de la ropa, microorganismos, etc.

 ¿Qué se merece mi piel?

Como ya hemos visto, el cuidado de esta es dejado apartado como prioridad entre muchos de nosotros. La piel se merece ser cuidada a través de muchas formas, y en este artículo podemos ver algunas de las importantes e imprescindibles.

En primer lugar, la limpieza diaria es uno de los puntos a destacar ya que ayuda a evitar la obstrucción de los poros. Si estos están obstruidos, cualquier producto utilizado no estará realizando su función ya que no podrá penetrar en la piel. Respecto al rostro se recomiendan un par de limpiezas al día y el cuerpo una sola.

La hidratación diaria es otra de las bases para el cuidado de esta. Para mantener una piel sana y que pueda realizar sus funciones correctamente, necesita estar totalmente hidratada. Cada zona del cuerpo cuenta con un tipo de piel distinta por lo que tendremos que adaptar los productos utilizados a cada una de ellas.

El uso de exfoliación debemos de saber que depende del tipo de piel que tengamos, ya que si tenemos la piel seca, una vez a la semana este proceso sería suficiente, mientras que en pieles grasas se recomienda dos veces por semana.

¿Cómo puedo llevar esto a cabo?

Las recomendaciones vistas anteriormente son un elemento clave que componen el cuidado de nuestra piel, pero estas deben de ir acompañadas de otro elemento esencial, los productos utilizados.

La utilización de productos adecuados es tan importante como los rituales de cuidados (lavado, exfoliante, etc.) Elegir un buen producto puede marcar la diferencia de calidad de nuestra piel. Es por ello por lo que nueva llegada al mercado de productos de cosmética ecológicos, así como el boom de los aceites esenciales, está revolucionando a los consumidores. Estos productos ecológicos podemos encontrarlos en una tienda de cosmética online que te ayuda a cuidarte y cuidar tu piel con ellos.

Los beneficios que estos proporcionan son infinitos, pero entre los más destacados podemos encontrar una mayor durabilidad ya que están compuestos con principios activos y no con elementos como el petróleo. Además de esto no contienen efectos secundarios al no contener productos químicos en su formato.

La obstrucción de la piel tampoco se dará si utilizas este tipo de productos naturales ya que ayudará a que esta esté más permeable y activa.

Por último, podemos decir que además de estar contribuyendo con el planeta, estos productos son libres de conservantes, por lo que se pueden comparar estos productos con calidad y años de vida para cuidar tu cutis.

¿Qué debemos evitar?

Además de los aspectos que sí debemos de realizar para cuidarla tenemos que conocer algunos que deberíamos evitar.

En primer lugar, una mala elección de productos para su cuidado puede perjudicar y causar grandes daños a esta.

La no fotoprotección es algo que muy usualmente se da en nuestro día a día y sobre todo en los meses de verano cuando el sol hace más daño a nuestra piel.

Por último, aspectos como utilizar cuidados de forma tardía ya no nos hará eliminar problemas existentes o incluso descuidar los hábitos de vida saludables.

Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

Deja un comentario