Los 10 tipos de aborto y sus diferencias entre ellos

Conoce estos 10 tipos de aborto para que puedas instruirte más sobre este tema que ha abierto tantos debates en la actualidad.

El aborto es definido como la interrupción del embarazo, bien sea de forma voluntaria o involuntaria, antes de que el feto se encuentre en condiciones para vivir fuera del útero materno.

Lamentablemente, muchos embarazos terminan en abortos. Por cada cuatro embarazos, existen probabilidades altas de que uno de estos no llegue a término.

En todo caso, el tema del aborto es muy controvertido, hay quienes están a favor, de forma radical, otros que simplemente rechazan la idea, así como también hay quienes consideran que, si la vida de la madre está en peligro, el embarazo debe ser interrumpido.

Es por ello que hoy día existen múltiples debates en el campo de la ética, así como entre la ciudadanía. Pues, las opiniones son diversas y contradictorias.

De modo que hay grupos que dicen “sí a la vida”, en todo momento, como también hay partidarios a favor del aborto, argumentando que la mujer decide qué hacer con su cuerpo, especialmente si corre peligro.

Aunque no existe una respuesta definitiva sobre este tema, sí hay países cuya legislación permite los abortos seguros, con el fin de defender la vida de la mujer y evitar muertes por abortos inducidos en la clandestinidad.

Hay casos particulares en los que la mujer ha sido víctima de abuso sexual y no desea procrear, así como también existen casos de quienes se encuentran bajo riesgo durante el embarazo.

Independientemente de la postura personal, el aborto continúa siendo un fenómeno que ocurre a diario, a nivel mundial. Por ello, conviene conocer cuáles son los 10 tipos de abortos más usuales, a modo de obtener más información al respecto.

Los 10 tipos de abortos

Hay varios tipos de abortos, pero, dependiendo de la circunstancia o el motivo por el cual se interrumpe, estos pueden ser catalogados de diferentes formas.

1. Aborto espontáneo

Este tipo de aborto tiene lugar sin que la madre lo desee, es decir, ocurre de manera involuntaria. Hay factores que la madre no maneja, escapa de sus manos. Lo que ocurre es que el embrión simplemente deja de desarrollarse y muere.

La única manera en la cual un feto podría vivir fuera del útero materno es si este ha alcanzado suficiente madurez, es decir, unas tres semanas antes de la fecha de parto. Antes de esa fecha, son muy bajas las probabilidades de que el embrión subsista fuera del vientre de su madre.

Hay muchos abortos que se producen de forma involuntaria; la mayoría ocurre en las primeras semanas de gestación.

2. Aborto séptico o por infección

Este tipo de aborto también es espontáneo, pero ocurre debido a una infección que se en presenta, bien sea en el útero o en otros tejidos que le rodean. Los microorganismos que se desarrollan producen toxinas que impiden que el embrión continúe con su crecimiento.

3. Aborto inevitable

Es aquel en el que, tal como señala su nombre, no se puede evitar por la presencia de algunos síntomas que colocan en peligro la vida de la madre. En este caso, el equipo médico trata de ser preservar la vida de la progenitora.

4. Aborto por rechazo inmunológico

Este tipo de aborto ocurre porque el sistema inmune de la mujer arroja un error que impide el desarrollo del feto. Si bien es cierto que, el sistema inmunitario ataca las células ajenas al cuerpo, existe una excepción y es cuando se trata del embarazo.

Generalmente, el cuerpo de la madre reconoce el embarazo y permite que el embrión se desarrolle, pero cuando tiene un lugar un error, entonces el mismo sistema ataca al feto como si se tratase de una infección o un cuerpo extraño. La muerte del embrión es inevitable.

5. Aborto completo

En este tipo de aborto el feto es expulsado de forma completa, sin que queden rastros de los órganos del embrión o del tejido. El aborto bajo esta modalidad evita complicaciones en la madre.

6. Aborto incompleto

En el aborto incompleto suele quedar una parte de los tejidos en el cuerpo de la madre y esto es sumamente peligroso, ya que puede generar otras complicaciones, tales como dolor, hemorragias, entre otras. La atención médica en estos casos, es urgente.

7. Aborto fallido o retenido

Este aborto tiene lugar cuando no se eliminan los tejidos de ninguna forma, incluso cuando ya ha tenido lugar la muerte del feto. Estos casos también ameritan atención del personal médico, de forma inmediata, ya que, en caso de que la mujer no expulse el feto, su vida corre un peligro inminente.

8. Aborto inducido

Bajo esta modalidad, el aborto es interrumpido intencionalmente, bien sea porque la madre lo desee o porque el equipo médico lo recomiende. Si el aborto es permitido en la legislación del país, entonces se práctica de forma segura en un centro médico.

9. Aborto terapéutico

Este tipo de aborto siempre es inducido por parte del personal médico, pues, muchas veces la vida de la madre puede estar en riesgo, así como su salud psíquica.

10. Aborto eugenésico

Este aborto también forma parte del aborto terapéutico, pero se práctica únicamente cuando se observa que el feto posee anomalías de tipo genético que, en caso de sobrevivir al parto, le harían sufrir en vida.

Esto incluye enfermedades para las cuales no hay curas hasta el presente, o aquellas malformaciones que no son compatibles con la vida.

Estos son los 10 tipos de aborto más comunes, aunque también existen otros casos, como el del aborto indirecto, que ocurre cuando la madre se somete a una intervención médica, y de forma involuntaria se produce el fallecimiento del feto.

En estos casos, el embarazo no ha sido la causa por la cual se ha sometido a la cirugía a una mujer. Sin embargo, el embrión perece.

Ahora que conoces los 10 tipos de aborto más comunes podrás establecer un criterio con fundamento para defender cualquiera de las posiciones que creas correctas.

Isbelia Farias
Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia).

Deja un comentario