Naproxeno: Qué es y para qué se usa

Durante nuestras vidas, nos encontramos en situaciones en la cual nuestra salud decae, desde dolores leves, inflamaciones, fiebres altas o síntomas graves que nos impiden continuar con nuestro día a día normalmente, para recuperar nuestra salud, el médico que nos atiende en consulta tiene la posibilidad de recetarnos un guerrero de la medicina conocido como “naproxeno”.

El naproxeno es un fármaco de interés y uso común, salvador de la salud y de lo días malos, posee una serie de características y consideraciones, las cuales te invito a leer en el presente artículo.

El naproxeno, una medicina de amplia trayectoria

Técnicamente el naproxeno es un medicamento diseñado para contrarrestar la inflamación, la fiebre alta y los dolores; es conocido como el antiinflamatorio no esteroideo (AINE), es decir, forma parte de un grupo de fármacos químicamente heterogéneos o variados.

Una de los aspectos reconocidos para este tipo de fármacos es su constitución no esteroide que ofrece la reducción a la menor cantidad de efectos secundarios en comparación a otros fármacos.

La medicina como tal ha creado este fármaco capaz de aliviar dolores, revertir la inflamación y disminuir la temperatura alta, entre otros síntomas, para convertirlo en un gran salvador de la salud en enfermedad común o riesgosa en algunos casos específicos.

¿Para qué sirve el naproxeno?

Una medicina con altas calificaciones para combatir la inflamación, el dolor, la sensibilidad y la fiebre, con una intensidad leve o módico la utilización de este medicamento y su dosis está ligada a la prescripción médica, el doctor será el encargado de evaluar y recomendar este medicamento.

Es usado principalmente para tratar:

  • Aliviar los dolores de cabeza.
  • Disminuir la inflamación.
  • Reducir el dolor menstrual o periódico de la mujer.
  • Disminuir la temperatura alta o fiebre.
  • Atenuar dolores musculares, de espalda, muelas, esguinces o torceduras.
  • Reducir la rigidez en las articulaciones.

Aparición en el mercado del fármaco

Sucedió en el año de 1.976 en los Estados Unidos, donde se coloca en venta como un producto de uso medicinal bajo receta médica.

¿Cómo funciona el naproxeno?

Al entrar al organismo, es absorbido con rapidez por el tracto intestinal de 2/4 horas después de su toma, este actúa inhibiendo la síntesis de una sustancia denominada prostaglandina, la cual tiene afectación sobre ciertos sistemas del organismo, por ejemplo:

  • Presión sanguínea.
  • La coagulación de la sangre.
  • La actividad del aparato digestivo.

Y, por último, la respuesta inflamatoria alérgica, la cual para la actuación del naproxeno es la más importante.

Otros usos del naproxeno

Este medicamento también es usado para tratar las lesiones osteomusculares, cuya sintomatología trae consigo la inflamación o degeneración de los músculos, tendones, articulaciones, ligamentos y nervios, entre estas mencionamos:

  • La artritis reumatoide (artritis causada por la hinchazón del recubrimiento de las articulaciones).
  • La osteoartritis (deterioro del recubrimiento de las articulaciones).
  • Episodios agudos de gota (Dolores e inflamación en las articulaciones)
  • La espondilitis anquilosante (afecta la columna vertebral).
  • Los síndromes reumatoides (dolor, inflamación y pérdida de la función de las articulaciones).
  • Dolores musculo esqueléticos (trastornos en los hueso o músculos, ligamentos o articulaciones)
  • la artritis juvenil (enfermedad articular de los niños).
  • Bursitis (inflamación de la Bursa, estructura en forma de bolsa, que se sitúa entre huesos, tendones y músculos)

¿Cuál es mejor, el naproxeno o el naproxeno sódico?

Ambos son fármacos lo suficientemente fuertes para combatir los dolores, la hinchazón o las fiebres, sin embargo, ya que el naproxeno sódico contiene “sal sódica”, este componente eleva el nivel de absorción del fármaco, permitiendo actuar con mayor velocidad todos sus efectos sobre los síntomas.

¿Como debo tomar el naproxeno?

El médico o farmacéutico será la persona encargada de aclarar dudas sobre la presentación de este fármaco a tomar y la cantidad de miligramos necesaria en cada caso. Este producto viene en las presentaciones de:

  • Comprimidos.
  • Suspensión.
  • Supositorio.

La manera de administración de mayor uso es la vía oral con la ingesta de los comprimidos. Al momento de la toma del medicamento se recomienda hacerlo luego de la comida para evitar daños al tracto digestivo.

La dosis diaria indicada para los adultos es de 550 mg y 1100 mg al día entre 6/8 horas según la intensidad del síntoma.

Efectos Secundarios

Existen diversos estudios que apuntan una serie de efectos secundarios, es por ello que recomendamos prestar mucha atención a las dosis y seguir el plan de la receta medica para que no se acarreen consecuencias por el uso de este fármaco por periodos prolongados:

  • Daños al sistema digestivo, lesiones al estómago, ulceras.
  • Náuseas y estreñimiento.
  • Gases.
  • Somnolencia (sueño).
  • Ardor o cosquilleo en los brazos o piernas
  • Síntomas de resfriado
  • Pitido en los oídos
  • Problemas con la capacidad auditiva.
  • Picazón en las extremidades.

En el caso del adulto mayor, el cuidado de la dosis es aun mayor, debido a la fragilidad de la salud y las consecuencias que puede traer consigo el alto consumo del fármaco.

En este caso pueden presentarse lo siguiente.

  • Problemas cardiovasculares.
  • Problemas hepáticos.
  • Lesiones en la piel.
  • Trastornos en la visión.

Errores comúnes

Comúnmente cometemos errores al momento de seguir una receta médica, podemos olvidar una hora de medicina o tomar el comprimido sin nada que proteja nuestro estómago, así como estos hay muchos casos en los que se incurre sin pensarlo tanto y que luego nos arrastra consecuencias desagradables.

Lo que no debes hacer es:

  • Si te encuentras en ayuno no debes ingerir el medicamento.
  • No exceder la dosis indicada por el médico.
  • Si olvidas una dosis no intentes duplicar la dosis siguiente.

Y como ultimo y mas importante, no debes automedicarte, debes hacerte ver por el médico y que estudie la razón de los síntomas.

 ¿Estoy embarazada, puedo tomar naproxeno?

No, la recomendación es no ingerir este fármaco bajo ninguna circunstancia, el tiempo de gestación de un embarazo es delicado y lo mejor que puedes hacer ante algún síntoma de anormalidad es consultar con el médico.

En el caso de estar en proceso de lactancia, ocurre de forma similar, no se recomienda el uso de este fármaco, ya que puede alterar la composición de la leche materna, afectando directamente al niño.

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario