¡Acúfenos! ¿Cómo afectan en nuestro día a día?

En la actualidad hay mucha desinformación a cerca de los acúfenos, ya que muchas personas lo sufren y acaban afectándoles en sus diferentes ámbitos de vida, por lo que nos gustaría informarles sobre ello y darles posibles soluciones en este artículo.

¿Qué son los acúfenos y qué los provoca?

Los acúfenos o tinnitus , conocidos comúnmente como piidos en los oídos son sonidos percibidos sólo por las personas que los padecen.

Son de origen desconocido, pero hay estudios que nos indican las diferentes causas que los pueden provocar o aumentar. Por ejemplo: las infecciones de oídos, tapones de cerumen, hipoacusia (pérdida de audición), exposiciones prolongadas a ruidos muy fuertes, dolencias musculares en la zona superior del cuerpo, falta de vitaminas, presión arterial alta o incluso, aunque menos común, tumores.

En la gran mayoría de casos, los acúfenos aparecen asociados a una pérdida de audición lo que provoca una sensación de incomodidad y mayor sensibilidad a los sonidos que nos rodean.

Por este motivo, es importante acudir a centros especializados como el Centro Auditivo Sonoclinic en Madrid, donde se realizan distintas pruebas para detección y control de los acúfenos.

Consejos para dormir bien con acúfenos

Como hemos mencionado anteriormente los acúfenos pueden a llegar a tener repercusión en nuestra vida diaria y entre ellas la afectación del sueño puede a llegar a ser agobiante, puesto que es un ruido constante que dependiendo de la intensidad nos dejará conciliar el sueño en mayor o menor medida.

Dado que el acúfeno es un ruido que no se elimina, el primer paso será aceptarlo como algo propio con lo que vamos a convivir, y después buscar soluciones que nos ayudarán a desviar la atención del pitido, para así poder descansar. Esto se puede conseguir de diferentes maneras:

  •  Acudir al médico para poder descartar cualquier problema de salud.
  •  Mantener una dieta equilibrada y tener una rutina de ejercicio.
  •  Cada vez que tengamos molestias musculares visitar al fisioterapeuta.
  •  Evitar la exposición a ruidos fuertes y prolongados y si no podemos evitarlos, protegernos de forma adecuada.
  •  Usar un dispositivo debajo de la almohada que emita un sonido de ruido blanco o la radio, para desviar la atención del pitido a este otro sonido, que es más agradable.
  •  Reducir o eliminar el consumo de cafeína, o cualquier producto estimulante, además del tabaco y el alcohol.
  •  Antes de irnos a dormir es aconsejable realizar estiramientos, relajación muscular y ejercicios de respiración.

En caso de que con estas pautas los acúfenos no se vean mermados, deberíamos valorar junto con nuestro audioprotesista de confianza la adaptación de un audífono.

Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

Deja un comentario