Procesamiento Cognitivo: Priming Afectivo y otros fenómenos

Introducción

Mientras la cognición se ha relacionado con el conocimiento y la experiencia (procesos voluntarios), la emoción se ha asociado a la experiencia subjetiva, y fuera del alcance volitivo (procesos automáticos).

El argumento más sólido a favor de la automaticidad del procesamiento de estímulos emocionales está basado en el carácter adaptativo que tienen las respuestas emocionales.

Actualmente la psicología experimental de las emociones se centra en:

1. Investigar hasta que punto necesitamos recursos cognitivos (atención y/o memoria), para procesar emociones.

2. Hasta que punto el procesamiento cognitivo está mediado por los afectos y emociones.

El procesamiento automático o abajo-arriba (Bottom-up), está guiado por los datos sensoriales, no mediado por los recursos cognitivos y de carácter involuntario. Por ejemplo: reacciones reflejas ante estímulos adversivos.

El procesamiento Controlado o arriba-abajo (Top-down), consume recursos cognitivos y tiene carácter voluntario.

El tipo de estímulos más estudiados en el área del procesamiento emocional ha sido las expresiones faciales emocionales. Este tipo de comunicación no verbal es muy importante en la relación social de los individuos y por tanto para su adaptación al entorno. Los recién nacidos prestan más atención a las caras que a otros objetos.

A continuación indagaremos sobre las principales teorías sobre cómo se procesa la información emocional, en concreto, en el procesamiento de las expresiones faciales emocionales.

Hipótesis de la Independencia entre Emoción y Cognición

Dentro de las hipótesis que defienden la independencia entre procesos emocionales y cognitivos, hay dos que han tenido mayor relevancia:

Hipótesis de la independencia afectiva: la “vía rápida” de procesamiento

Esta hipótesis defiende que las emociones se procesan independientemente de la cognición, vía subcortical.

El pionero de esta teoría es LeDoux, que propuso que la amígdala, asociada al procesamiento y almacenamiento de las reacciones emocionales, puede elicitar emociones antes de que la información alcance el córtex, órgano asociado al procesamiento consciente de la información

LeDoux, utilizó en sus investigaciones la técnica de lesión. Primero, hacía que las ratas tuvieran miedo, por condicionamiento clásico aversivo, y luego les lesionaba núcleos cerebrales para investigar sus reacciones al miedo.
Utilizaba sonidos o luces como EC y descargas eléctricas como EI.

Después del proceso de adquisición, las ratas tenían una respuesta clásica de miedo con un aumento de presión sanguínea y el ritmo cardiaco ante los EC. Cuando volvía a presentarse el EC, la señal era enviada a la amígdala través del tálamo sin pasar por la corteza auditiva o visual previamente. Esta “vía rápida” permite procesar estudios sin intervención cortical.

Diversos estudios han demostrado que pacientes con daños en la amígdala identifican peor los estímulos emocionales relacionados con el miedo. Sin embargo, estos trabajos han sido duramente criticados. La crítica más importante es que la “vía rápida” de procesamiento no juega un papel determinante en el procesamiento de estímulos emocionales complejos, habituales en entornos sociales.

La automaticidad o controlabilidad de los estímulos emocionales se ha estudiado principalmente con la identificación de las expresiones faciales. Después de varios estudios se concluyo que para procesar expresiones faciales emocionales es necesario centrar la atención en las mismas y, por tanto, no se trata de un procesamiento automático.

Hipótesis del priming afectivo

Esta hipótesis defiende:

  • La independencia entre emoción y cognición.
  • Que el procesamiento afectivo precede y sesga el procesamiento cognitivo, especialmente el de carácter semántico.

Que se pude procesar el contenido afectivo de los estímulos de una manera no consciente para el individuo.

Los trabajos que defienden que se puede producir procesamiento emocional sin recursos cognitivos están basados en trabajos que estudian la facilitación o “priming” de los estímulos afectivos sobre los de contenido neutro.

El priming se basa en presentar palabras con contenido emocional. Primero se presenta una palabra facilitadora (estímulo prime), seguido de una exposición más larga de otra palabra (estimulo target), que los sujetos deben categorizar (positiva o negativa, por ejemplo) lo más rápido posible. Se pueden comprobar efectos de facilitación, por ejemplo, cuando la palabra prime positiva facilita la categorización de las positivas e infiere en la categorización de las negativas.

El priming afectivo se ha interpretado como un proceso automático e involuntario. Se ha encontrado priming con intervalos muy breves de tiempo, pero también con tiempos considerablemente grandes entre a presentación de los dos tipos de estímulos (prime y target).

Se habla de priming afectivo cuando se dedica más tiempo a evaluar la valencia del estímulo prime de manera involuntaria (si te ponen como primer estímulo la palabra Lugo, y esta palabra trae recuerdos, piensas más y tardas más en categorizarla). Este fenómeno ha hecho que se considere el priming como un tipo de procesamiento no consciente. Incluso se ha llegado a constatar efectos priming cuando la presentación del estímulo es subliminal, es decir, por debajo del umbral perceptivo.

Varias investigaciones sugieren que la valencia de los estímulos no es procesada automáticamente por la amígdala. Estos hallazgos limitan la hipótesis de automaticidad y por tanto, el procesamiento de la información está basado ante todo en el proceso de atención a los estímulos afectivos.

Interacción entre Emoción y Cognición

Cada vez con más frecuencia, la cognición y la emoción se consideran procesos complementarios y no independientes o incluso, antagónicos. Investigaciones han puesto de manifiesto que personas con daños cerebrales no son capaces de procesar emociones tienen una capacidad mermada para tomar decisiones. Por el contrario, las personas con gran habilidad emocional suelen ser eficaces tanto personal como socialmente.

El conocimiento racional versus afectivo

Una de las características del procesamiento de información con contenido emocional relevante es que es más rápido.

El paradigma de búsqueda visual se ha utilizado para investigar la relevancia emocional de los estímulos. Las imágenes que provocan miedo se detectan antes, especialmente por los que tienen fobia a los animales. La rapidez en la detección de los estímulos es mayor cuando estos contienen información relevante para situaciones de peligro. También se ha comprobado que las expresiones faciales de miedo se pueden detectar antes que las que expresan alegría.

Esto pone de manifiesto la importancia de de la información con contenido emocional. Hay dos tipos de información (Tucker):

1. Cognición sincrética, es un tipo de información caliente, holística, directa, inmediata y significativa para el individuo. Es la Cognición afectiva, basada en propósitos específicos.

2. Cognición analítica, es un tipo de información fria, secuencial, y que requiere un procesamiento lineal. Es la cognición racional, basada en propósitos generales.

La cognición puede relacionarse con el conocimiento directo (crudo o conocimiento de hechos). Este conocimiento en siempre verdadero. Ejemplo: conocimiento de ciertos gustos, o acontecimientos de nuestro ambiente social.

Las emociones son una forma de conocimiento directo de los estados internos del organismo (cambios corporales por ejemplo), las respuestas a esta habilidad de conocer nuestro estado interno son las sensaciones o deseos.

La medida del procesamiento emocional

Hay diversos canales por los que procesamos emociones (visual, auditivo, hepático…) y múltiples formas de información emocional (caras, expresiones…). Por esto, se han desarrollado baterías (pruebas) con la finalidad de medir cómo se procesan los estímulos con información emocional.

Ahora vamos a ver las pruebas más relevantes considerando el modo y los canales de procesamiento.

Procesamiento simple vía múltiples canales

PONS (Profile Of Neonverbal Sensitive), Batería desarrollada para evaluar la percepción emocional a través de tres canales: expresión facial, prosodia (tono de voz, acento, etc.) y los movimientos corporales. El canal de los movimientos corporales permite evaluar las expresiones gestuales y posturales.

POET (Test de percepción de emociones). Este test tiene la finalidad de evaluar el procesamiento de emociones a través de tres canales (facial, prosodia y verbal)

VERT (Victoria Emotion Perception Test.) Evalúa la percepción emocional a través de dos canales: expresión facial y prosodia, tanto de manera separada como combinada. Está compuesto por tres subtest (facial, prosodia y combinado). Esta batería se diseñó para evaluar desórdenes emocionales y está normalizada según la edad.

FAB (Florida Affect Batery). Batería que contiene 10 subtest para la evaluación de de la percepción emocional a través de los canales de expresión facial y prosodia. Para ambos canales se evalúan cinco emociones: alegría, tristeza, miedo, ira, y neutralidad. Para la evaluación se utilizan dos tareas, una de discriminación y otra de identificación emocional. Incluye una tarea de discriminación no emocional. Las expresiones faciales tienen dos subtest adicionales, uno de comprensión y otro de emparejamiento. Por último, tienen dos subtest cross-modales que incluyen estímulos faciales y prosodia emocional.

Procesamiento de un canal y múltiples modos de procesamiento

• AB (Aprosodia Battery). Esta batería examina la prosodia a través de la expresión (repetición posada y espontánea) y la comprensión (identificación y discriminación). Contiene 6 categorías emocionales (ira, alegría, sorpresa, tristeza, neutral y desinterés) que son evaluadas por todos los aspectos de la batería excepto para la expresión espontánea, para la que se utilizan un escenario positivo y tres negativos para elicitar las respuestas.

Procesamiento múltiple vía múltiples canales

• BEEC (Battery of Emocional Expression and Comprehension). Esta batería se diseñó con el objetivo de evaluar las expresiones emocionales para el canal prosódico y la percepción emocional de expresiones faciales, prosodia y escenas. Para la expresión hay dos subtest de prosodia, uno incluye expresiones verbales y otro requiere repetición o imitación de estímulos. Esta escala se usa habitualmente para la evaluación del deterioro del procesamiento emocional en pacientes con enfermedades neurodegenerativas.

Emoción y Cognición: Principales formulaciones teóricas

Modelos que explican la influencia de los estados emocionales en los principales procesos cognitivos:

Modelo de redes asociativas

Bower (1981). En este modelo, las emociones básicas (alegría, tristeza, etc.) están representadas por “nodos emocionales”, que se conectan con otras unidades de contenido semántico (expresiones, respuestas fisiológicas de esa emoción, etc.). Los nodos emocionales pueden activarse por diversos estímulos por ejemplo una palabra que recuerda una emoción. Cuadro 4.2 Pág. 199.

Cuando la activación alcanza un determinado umbral, la excitación se propaga desde los nodos emocionales a aquellos que producen el patrón de respuesta autónoma y de conducta expresiva propio de la emoción que se trate.

Los nodos afectivos se vinculan también a acontecimientos relacionados a emergencias de esas emociones en el pasado. Ejemplo, la palabra nacimiento evoca en una madre un sentimiento de dicha por el hijo más que por las consecuencias (llantos, malas noches), es decir, la información relativa a un evento se almacena conjuntamente con la emoción que provoca, de forma que el estado emocional puede actuar como una clave de recuperación que facilita la evocación posterior del evento.

Limitaciones de este modelo:

  • –  Código de representación único para elementos dispares como las respuestas fisiológicas, las características del evento instigador de la emoción o la experiencia emocional subjetiva.
  • –  No diferencia entre cognición fría y caliente.
  • –  No distingue entre conocimiento semántico y episódico de la emoción.

El afecto como información

Schwarz y Clore (1983, 1988). Según esta teoría, las emociones humanas conllevan una experiencia subjetiva y la experiencia de tales sentimientos tiene consecuencias relevantes en el procesamiento de la información.

Realizamos juicios sobre una situación no tanto basándonos en sus características objetivas, sino más bien dependiendo de nuestro estado de ánimo en ese momento. Utilizamos el estado afectivo como heurístico para simplificar el proceso de razonamiento. Así se da una congruencia entre el estado de ánimo y los juicios que hacemos en un momento determinado. Hace buen día, me siento bien, por tanto mi vida es satisfactoria.

Limitaciones:

  • Solo explica los efectos de la congruencia del estado de ánimo en un reducido número de procesos cognitivos: la evocación de la información, la formulación de juicios y la toma de decisiones.
  • Efecto absoluto (todo o nada) de la emoción sobre la cognición.

    Modelo de infusión del afecto

    Infusión del afecto: proceso por el cual la información con carga afectiva se incorpora a los procesos cognitivos.

    El grado del afecto dependerá del tipo de procesamiento utilizado, y en ausencia de otros factores tenderemos a utilizar el mínimo esfuerzo y la estrategia de procesamiento más simple.

    Las estrategias de procesamiento surgen de la combinación de dos factores:

Esfuerzo invertido (alto/bajo), es decir, la cantidad de tiempo y recursos que la persona está dispuesta a emplear para resolver un problema concreto.

Tipo de tarea a realizar, que puede ser:

–  Tarea abierta: Alude a problemas constructivos, cuya resolución requiere un tratamiento novedoso de la información disponible.

–  Tarea cerrada: Alude a problemas reconstructivos, para los que existe una solución predeterminada o fácil de intuir.

Estrategias de procesamiento:

a)  Acceso directo (esfuerzo bajo/tarea cerrada). Poco tiempo invertido, problemas fáciles. Elegir una línea de metro. Requiere recuperar de la memoria una respuesta ya existente.

b)  Procesamiento motivado (esfuerzo alto/tarea cerrada). El acceso no es tan directo, sino que se recupera de la memoria de forma selectiva. Se usa para reprimir un recuerdo desagradable, para defender una opinión (playa o mar…).

c)  Procesamiento heurístico (esfuerzo bajo/tarea abierta). Surge cuando no hay un protocolo de respuestas ni una motivación de meta, además se da falta de implicación personal o carencia de recursos de procesamiento. Ejemplo: Responder a una encuesta telefónica, optamos por heurísticos para invertir el menor tiempo y esfuerzo.

d) Procesamiento sustancial (esfuerzo alto/tarea abierta). Utilizar recursos cognitivos para procesar la tarea a enfrentar y elaborar una respuesta correcta. Esta estrategia se activa cuando la tarea es compleja, novedosa o de relevancia, se dispone de una capacidad de procesamiento adecuada y no existe motivación de meta específica.

Tanto en el acceso directo como el procesamiento motivado, suponen la existencia de protocolos cerrados de respuesta (reconstructivos), dejan poca opción a la infusión del afecto, al contrario que en el procesamiento heurístico y sustancial (procesamiento constructivo).

La influencia de la emoción sobre los procesos de atención y memoria

Emoción y Atención

Los seres humanos prestan más atención a estímulos ambientales que proporcionan información relevante para sí, y a signos del ambiente como luces objetos, etc.

Paradigmas utilizados en investigación sobre estudios sobre emoción y procesos atencionales:

Paradigma de búsqueda visual: estímulos significantes se reconocen más rápido que otros, por ejemplo, animales desagradables antes que estímulos neutros (efecto pop-out). Este efecto puede interpretarse en el sentido de que la velocidad para procesar estímulos peligrosos puede estar relacionada con miedos y sus procesos de generalización. De igual forma caras con expresión de miedo se descubren antes que las que muestran alegría.

Paradigma de costes y beneficios: En este se estudian los mecanismos de atención dirigida. El procedimiento es presentar un punto de fijación y a cada lado un marcador. A continuación se dirige la atención mediante una señal hacia una de las dos posiciones de los marcadores. Finalmente se presenta el estímulo al que hay que responder. En este experimento se calcula el tiempo transcurrido desde que aparece la señal hasta que aparece el objetivo (SOA).

Paradigma stroop: Cuando hay que compartir recursos atencionales hacia dos tareas simultáneas se utiliza este paradigma. Si una de las tareas contiene estímulos emocionales se conoce como Stroop emocional. Consiste en presentar palabras de colores, escritas en el mismo color que indica cada una de las palabras junto con esas mismas palabras escritas en diferentes colores (por ejemplo amarillo y amarillo). Se ha comprobado que la interferencia que causa nombrar el color cuando la palabra tiene un contenido emocional es mayor que cuando es neutra, lo que indica que el contenido emocional se procesa de manera más automática que la neutra.

Emoción y memoria

Las emociones pueden influir sobre los procesos de memoria a través de tres vías:

  1. Contenido. La carga afectiva del material a recordar. Se recuerda más fácilmente los contenidos con carga emocional que los neutros.
  2. La codificación. El estado emocional de la persona durante la codificación de la información. Las emociones intensas sesgan la atención hacia los aspectos más relevantes a recordar. Una víctima de violación recuerda claramente el arma, pero es incapaz de describir al violador.
  3. La recuperación. El estado afectivo de la persona durante la recuperación de la información. Bajo un humor positivo, recordaremos contenidos de tono positivo.

De la interacción entre la valencia afectiva (positiva o negativa) y cada uno de los aspectos de los procesos de memoria (contenido, codificación y recuperación), surgen una serie de fenómenos:

Memoria congruente con el estado de ánimo. Cuando existe coincidencia entre el tono afectivo del contenido y el estado de ánimo de la persona:

a) Codificación congruente con el estado de ánimo (Durante la fijación de la información en la memoria)

Tendemos a fijar mejor la información cuya valencia afectiva sea más acorde al estado de ánimo en que nos hallemos en ese momento.

Procedimiento experimental: Su estudio controlado es sensible al sesgo conocido como “características de la demanda” (que la persona tienda a comportarse de acuerdo a lo que cree que se espera de ella). Para evitarlo se utilizan tres fases:

1. Introducir EA positivo o negativo.
2. Memorizar lista de palabras con carga afectiva. 3. Recuerdo de la lista con un EA neutro.

La evaluación se realiza mediante: técnicas de recuerdo libre (recordar tantas palabras como sea posible) o técnicas de recuerdo indirecto (completar palabras de la lista original de las que sólo se facilita la raíz).

b) Recuerdo congruente con el estado de ánimo (Durante la recuperación de esa información)

El estado emocional presente en el momento en que se recuerda una información puede interactuar con el contenido emocional del material recordado. Cuando estamos felices el mundo es más agradable, y recordamos acontecimientos positivos de nuestro pasado, y al contrario.

Procedimiento experimental:

1. Se evalúa el EA del probando o se le induce uno.

2. Se le induce a evocar recuerdos autobiográficos positivos o negativos

3. Se mide la cantidad de recuerdos, velocidad de evocación y la valencia afectiva de los mismos.

**Los estudios basados en recuerdos autobiográficos se prestan a la ocurrencia de un sesgo metodológico: la confusión de los efectos del recuerdo congruente con los correspondientes al recuerdo dependiente del EA. Y para obviar estos inconvenientes metodológicos…

Procedimiento alternativo:

1. Se induce un EA positivo o negativo.
2. Se incita a memorizar una lista de palabras con carga afectiva positiva, negativa y neutra.
3. Bajo un EA congruente o incongruente con el que se indujo al principio, se solicita al participante que evoque tantas palabras de la lista original como le sean posibles.
4. Se mide la cantidad de recuerdos, velocidad de evocación y la valencia afectiva de los mismos.

** El fenómeno de recuerdo congruente ha sido observado tanto en personas emocionalmente sanas como en pacientes disfóricos y depresivos.

Memoria dependiente del estado de ánimo.

Estados de ánimo concordantes en las fases de codificación y recuperación mejoran el recuerdo, con independencia del tono afectivo del material a recordar. En la vida cotidiana es poco probable que ocurra un fenómeno puro de recuerdo dependiente, ya que lo más frecuente es que el tono emocional de un evento se relacione con el estado emocional de la persona durante su codificación. (Recordar un chiste en un entorno festivo cuando estamos alegres es más común que recordar un chiste en un velatorio).

El fenómeno del recuerdo dependiente es un ejemplo del principio de especificidad de la codificación, según el cual al aprender una información nueva, la huella de memoria se combina con una señal de recuperación, que posteriormente activará el recuerdo de esa información. Así el EA durante la codificación del evento queda asociado a él, actuando como señal de recuperación que facilita su evocación posterior.

Procedimiento experimental:

1. Inducir un EA positivo o negativo.
2. Memorizar una lista de palabras de tono afectivo neutro.
3. Evocar la lista de palabras bajo un EA congruente o incongruente con el EA inducido.

Emoción y Procesos de Pensamiento

Emoción y categorización

Las categorías constituyen representaciones mentales de un conjunto o clase de elementos de forma que nos permiten tratar de forma idéntica a todos los elementos incluidos dentro de una clase determinada. Categoría Perros- ladran, tienen pelo, cuatro patas…

Pero no todos los miembros de una categoría son igual de representativos. Existe una estructura interna que organiza jerárquicamente estos elementos según su tipicidad y prominencia. Así hay unos ejemplares conocidos como “prototipos” que actúan como referente de una categoría, y otros resultan menos relevantes y ocupan lugares marginales.

Estos procesos de categorización pueden verse influidos por el estado emocional:

1. Evidencia

  • Amplitud de las categorías: Las emociones positivas enriquecen el contenido de la categoría y favorecen el agrupamiento de elementos de parecido familiar marginal. Ejemplo: Bajo un EA positivo, es más fácil que junto a “autobús” “coche” o “tren” consideremos “bicicleta” o “camello” como elementos integrantes de la categoría MEDIOS DE TRANSPORTE
  • Flexibilidad cognitiva: Un EA positivo facilita la asociación de conceptos y el establecimiento de relaciones diversas y novedosas entre estímulos.
    Ejemplo: Papel aluminio, pertenece a la categoría “ENVOLTORIOS”, pero un EA alegre puede favorecer a que se adscriba también a la categoría “MATERIALES CONDUCTORES”.

2. Factores Moduladores

Carga afectiva del material a categorizar: El afecto positivo influye la categorización del material de tono emocional positivo y neutro, pero no la del material negativo. Ejemplo: Un EA positivo mejora la percepción categorial de un padre o un amigo pero no la de un violador.

3. La emoción como criterio de categorización. Factores de la organización categorial:

a) Las categorías se forman en base a la afinidad de las respuestas afectivas asociadas a los elementos que las integran. Los objetos y eventos que desencadenan la misma emoción se agrupan en categorías de respuesta emocional. Por ejemplo, una mascota, un día soleado, una excursión, todos ellos activan una emoción común: alegría.

b) Atención selectiva a las características afectivas de los miembros de la categoría y a las respuestas emocionales que instigan.

Emoción, solución de problemas y toma de decisiones

Esto viene bastante bien en el resumen del final, he añadido algunas cosas que me han parecido importantes, el resto lo he copiado tal cual.

La emoción en la resolución de problemas

Bajo un estado de ánimo positivo generamos soluciones más creativas e innovadoras antes situaciones-problema.

Procedimientos experimentales:

Problema de la vela (problema de reorganización): Se facilita al participante una caja con chinchetas, una vela y un estuche con cerillas, y se le pide que fije la vela a la pared de modo que pueda arder sin que se vierta la cera sobre el suelo. El principal problema surge es la fijeza funcional (incapacidad para emplear los objetos de modo distinto al de su función habitual). Las personas a las que les ha inducido un afecto positivo, superan más fácilmente la fijeza funcional que aquellos que poseen un EA neutro, introduciendo soluciones destintas a las habituales.

Test de asociaciones remotas (problema de razonamiento semántico): basado en la teoría de la creatividad de Mednick. En esta, se presenta al probando una tríada de palabras y se le pide que encuentre una cuarta palabra que las relaciones (ejemplo: FUGAZ-POLVO-ACTOR-“estrella”), También en este caso las personas que realizan la tarea bajo un EA positivo, muestran mayor flexibilidad cognitiva en la búsqueda de soluciones (son más creativos).

Conclusión

El afecto positivo instiga un estilo de procesamiento que facilita el surgimiento de soluciones creativas. Estos procesos se realizan en el seno de una organización cognitiva abierta, flexible y compleja.

El fenómeno no se debe a una percepción sesgada de la realidad.

La emoción en la toma de decisiones

La toma de decisiones es un proceso determinado por:

– Factores cognitivos, que permiten analizar pros y contras de la situación.
– Factores emocionales, que contribuye a optimizar el proceso de deliberación, resaltando determinadas opciones de acuerdo a los resultados (de riesgo o favorables) que tuvieron en el pasado.

El proceso de toma de decisiones no se desarrolla automáticamente, sino que depende de la interpretación que el individuo hace de la situación.

Estado afectivo y decisión en situaciones de riesgo
Efectos que el estado emocional positivo causa sobre nuestras decisiones:

– Riesgo bajo y pérdidas irrelevantes: el afecto positivo determina una mayor proclividad a asumir riesgos. Nos impulsa a ser más audaces.

– Riesgo alto y pérdidas relevantes: el afecto positivo condiciona una menor disposición a asumir riesgos y por tanto ser más prudentes.

Estos resultados han sido interpretados como:

– El resultado de un proceso de regulación del humor: preservar el estado de ánimo positivo y reparar el negativo.

– Una pérdida potencial desbarataría nuestro estado de bienestar subjetivo, y una ganancia en bajo riesgo lo mantendría.

– El afecto positivo mejora nuestras estimaciones acerca de la posibilidad de obtener buenos resultados, pero intensifica a la vez los efectos negativos de una posible pérdida ya que implicaría una doble pérdida: material y afectiva.

Estado afectivo y adopción de decisiones complejas

Los estados afectivos positivos nos permiten decidir de forma más rápida y eficaz sobre la alternativa más adecuada en situaciones de múltiples opciones.

Médicos con estado de ánimo positivo determinaron antes y fueron más eficientes a la hora a la hora de decidir de entre 6 historias clínicas, qué paciente tenía cáncer.

Conclusión:

El afecto positivo afecta favorablemente a la toma de decisiones complejas, promoviendo el análisis sistemático del material disponible que aumenta la eficiencia del proceso de deliberación.

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario