Grafología: Conocer tu personalidad a través de la escritura

¿Qué es la personalidad?

El término personalidad procede etimológicamente de la palabra latina persona que se refería a las máscaras que los actores utilizaban en las representaciones teatrales.

La personalidad es un constructo hipotético, inferido de la observación de la conducta, no siendo una entidad en sí misma.

La utilización del término personalidad, no implica connotaciones de valor sobre la persona caracterizada.

Características de la personalidad

La personalidad incluye una serie de elementos (rasgos o disposiciones internas), relativamente estables a lo largo del tiempo, y consistentes de unas situaciones a otras, que explican el estilo de respuesta de los individuos.

Estas características de la personalidad de naturaleza estable y consistente, permiten que podamos predecir la conducta de los individuos.

La personalidad también incluye otros elementos (cogniciones, motivaciones, estados afectivos) que influyen en la determinación de la conducta y que pueden explicar la falta de consistencia y de estabilidad de la misma en determinadas circunstancias.

La personalidad abarcará, tanto la conducta manifiesta como la experiencia privada e incluye la totalidad de las funciones y manifestaciones conductuales.

La conducta será fruto tanto de los elementos más estables (ya sean psicológicos o biológicos), como de los aspectos más determinados por las influencias personales (percepción de la situación, experiencias previas), sociales o culturales.

La personalidad es algo distintivo y propio de cada individuo a partir de la estructuración peculiar de sus características y elementos.

El individuo buscará adaptar su conducta a las características del entorno en que se desenvuelve, teniendo en cuenta que su percepción del mismo va a estar guiada por sus propias características personales (sobre lo que es importante o no, estresante, positivo, etc).

Bermúdez (1985) propone la siguiente definición de personalidad que integra gran parte de los aspectos señaladas como necesarios para el entendimiento de qué es la personalidad:

Organización relativamente estable de aquellas características estructurales y funcionales, innatas y adquiridas bajo las especiales condiciones de su desarrollo, que conforman el equipo peculiar, y definitorio de conducta con que cada individuo afronta las distintas situaciones.

El concepto de rasgo recoge la consistencia de la respuesta de un individuo ante distintas situaciones, y se aproxima al concepto que la gente utiliza para describir la conducta de los demás (hostilidad, agresividad, sociabilidad, etc).

Cómo se relaciona la grafología con la personalidad

La Grafología es una ciencia que describe la personalidad de un individuo y determina las características generales del carácter, del equilibrio mental y el fisiológico.

La escritura de cada persona es una radiografía de nosotros mismos; lo que pensamos, lo que sentimos, nuestros deseos, nuestras fortalezas y nuestras debilidades.

Con el análisis de la escritura, los grafólogos conocen aspectos de la personalidad que la persona analizada no quiere que sepamos.

Una escritura basada en trazos fuertes, profundos y en relieve, expresa acción, vitalidad y energía de una persona que afronta con éxito los problemas y marcha con confianza en sí mismo hacia los objetivos que se propone.

La presión de los trazos, fuerte, normal o débil, aparte de reflejarnos el nivel de energía psíquica y nerviosa, puede darnos también información sobre el retraimiento y la conflictividad que tiene el sujeto consigo mismo o con el entorno.

Existe una conexión a la hora de escribir con los centros nerviosos superiores (cortical y subcortical), como ejemplo: una escritura angulosa lleva vinculado un carácter de lucha y combatividad. Al escribir, el cerebro y la mano se ponen de acuerdo.

Rasgos de escritura principales

El grafismo más comúnmente estudiado es la letra, aunque también se analiza la firma, la rúbrica, los números, los dibujos y los garabatos.

A través de su análisis, la escritura revela la personalidad del autor, el carácter, emociones y otros diversos factores de distinta relevancia.

Es un espejo completo del consciente y del inconsciente, de las ambiciones y de los potenciales personales, y de todas aquellas cualidades y características propias que hacen de cada ser humano único e irrepetible.

Si nos vamos a la presión del trazado, un dibujo basado en trazos fuertes, profundos y en relieve, expresa acción, vitalidad y energía de una persona que afronta con éxito los problemas y marcha con confianza en sí mismo hacia los objetivos que se propone.

Si el conjunto de figuras no ofrece desproporciones, el sujeto vence normalmente todo obstáculo para lograr sus metas. Si el dibujo presenta desproporciones grandes u otras anomalías, el sujeto tiende a destruir o atacar con más o menos violencia las situaciones contradictorias y las presiones, es decir, los obstáculos que le impiden realizar sus deseos.

Si una persona dibuja círculos, es una persona que vive en la realidad, con ganas de vivir. Es una personalidad creativa.

Si dibuja cadenas, significa unión. Es un vínculo entre el individuo y su pareja. Si la cadena es continua, significa que se siente bien estando juntos. Si la cadena aparece dibujada rota, significa que la persona anhela su libertad.

En cuanto al tamaño; si es muy grande, es una persona presuntuosa, una persona a la cual le gusta lucirse ante los demás. Esto significa, que en su interior se siente inferior a los demás.

Como podemos ver, cada persona refleja su personalidad en su grafología, es algo que no puede ocultar, sólo sale la verdadera personalidad del autor, no lo podemos evitar.

Es por eso que la psicografología es la ciencia que estudia el alma y la escritura del individuo.

La letra va cambiando a través del tiempo, las vivencias, experiencias y emociones de cada autor. Es importante conocer el estado actual de la persona que escribe, cómo lo hace, qué color de tinta usa, cómo es su postura, etc.

Y así nos dará el perfil completo del sujeto que está escribiendo y su análisis será mucho más completo y fiel.

La Grafología actual se encuadra dentro del campo de la ciencia ya que su objeto de estudio es comunicable, analítico, especializado, verificable y por cierto útil.

Podemos concluir diciendo que la Grafología es la ciencia que, por medio de una técnica y metodología específica, nos permite conocer la personalidad de un individuo y diagnosticar respecto a su equilibrio mental, nervioso, fisiológico, moral y emocional.

Avatar
Hedda María Luisa Álvarez
Psicóloga dedicada al análisis de la conducta por medio de Grafología y Programación Neurolingüística. Especialista en Reclutamiento y Selección de Personal, Coaching Grupal e Individual y Terapia Cognitiva Conductual.

2 comentarios en «Grafología: Conocer tu personalidad a través de la escritura»

Deja un comentario