Estimulación Cognitiva a través de Aplicaciones

Los avances tecnológicos están encontrando grandes posibilidades de aplicación en el ámbito de la psicología. Desde herramientas de realidad virtual para tratar distintos miedos y fobias hasta aplicaciones como Stimulus que  mejoran y estimulan las capacidades cognitivas a través de tablets y teléfonos móviles.

Con motivo de la irrupción de las nuevas tecnologías en el sector de la Psicología, el pasado mes de abril se celebró en Almería el I Congreso Internacional de Psicología centrado en la Innovación Tecnológica y el Emprendimiento. La organización de este congreso perseguía, como objetivo fundamental, aumentar el grado de conciencia del cambio que está experimentando la profesión del psicólogo y equilibrarla con el desarrollo tecnológico.

Las aplicaciones de estimulación cognitiva suponen una ayuda extra para practicar en casa las actividades realizadas durante la terapia.

Envejecimiento del cerebro

Con el entrenamiento cognitivo se pretende prevenir el envejecimiento prematuro del cerebro. Diversos estudios han constatado que el cerebro de una persona de 80 años ha perdido (como media) un 15% de su peso original.

Este fenómeno no ocurre en ninguna otra especie y diversas teorías sostienen que se debe a que el volumen de nuestro cerebro es comparativamente superior al del resto de los animales. Además, otro factor muy importante a considerar, es el hecho de que los seres humanos vivimos mucho más tiempo que los primates, nuestros parientes más cercanos.

Quizá esta prolongación de nuestra esperanza de vida sea lo que ha provocado el deterioro cognitivo de un órgano que, inicialmente, no estaba preparado para permanecer tantos años en funcionamiento.

Al contrario de lo que muchas personas suponen, la pérdida de capacidades cognitivas comienza muy temprano en la vida. El deterioro inicial comienza a partir de los 20 años, sin embargo se trata de una pérdida muy lenta y casi imperceptible.

Importancia del entrenamiento cognitivo en personas mayores

Los ejercicios que se proponen en este tipo de aplicaciones suelen estar vinculados con la memoria, el cálculo, el razonamiento o la comunicación y están especialmente indicados para personas mayores o con algún tipo de discapacidad.

Además, la posibilidad de medir el desempeño del paciente en distintos ámbitos permite cuantificar el inevitable deterioro cognitivo causado por el paso de los años.

A la hora de comenzar un entrenamiento cognitivo, lo primero que debemos hacer es establecer un diagnóstico que nos defina cuál es la capacidad cognitiva y cerebral de la persona. Partiendo desde este punto de inicio, nos será mucho más sencillo establecer un programa de entrenamiento adecuado al nivel base de cada paciente.

A partir de aquí el objetivo será fortalecer las áreas que necesiten mejorar su capacidad y sobre todo evitar que se produzca el declive de las mismas con el paso de los años.

Los datos suministrados por estas herramientas nos ayudan a realizar un análisis constante de los resultados tras cada sesión. De esta manera es posible evaluar la evolución y desempeño de cada una de las áreas cognitivas tratadas con el fin de realizar modificaciones en el entrenamiento.

Con el transcurrir de las sesiones y la adquisición de nuevas habilidades por parte del paciente, se podrá ir aumentando la dificultad de los ejercicios de estas aplicaciones.

Avatar
Isidro Migallón
Psicólogo y Especialista en Marketing Online. Creador y director de contenidos de Psicocode.

Deja un comentario