Cómo saber si estás con una persona narcisista

¿Te ha pasado alguna vez que necesitabas contarle a tu supuesto amigo/a una situación  por la que estabas pasando y de repente te has encontrado consolando tu a él/ella?

Seguro que conoces a la típica persona que peca de egocentrismo y que sabe de todo, bueno, que cree que sabe de todo desde medicina porque ha hecho un curso de 30 horas hasta de albañilería porque ha hecho muchas reformas en su casa.

O aún más cómico o dramático según en qué día te pille… te acuestas con un hombre y está más pendiente de marcar abdominales y apretar glúteos que de desterrar esa idea cada vez más difundida de que frente al satisfyer nada que hacer…

Sí. Es posible que hayas dado con una persona narcisista, egoica, o carente de empatía.

Según los últimos estudios el número de narcisistas no ha parado de aumentar en los últimos 25 años y se calcula que el 1% de la población mundial -entre el 50% y el 70% de ellos, hombres- ha sido diagnosticado con Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP).

Sin embargo, se estima que esta cifra aumenta si nos referimos a los casos sin diagnosticar, llegando al 6.2% de la población, y aún mayor si hacemos referencia al narcisismo como rasgo de personalidad.

Sobre aquellas personas que sin quizá llegar al riguroso patrón establecido por el DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), tampoco son simples vanidosos o engreídos, que conviven con nosotros a diario, nos causan daño, y en ocasiones, dependiendo del grado al que llegue la relación, nos impiden realizar una vida saludable, vamos hablar a lo largo del artículo.

Los rasgos narcisistas no siempre son fáciles de reconocer y, con moderación, no tienen por qué ser un problema, entrarían dentro de lo que coloquialmente llamamos “persona difícil”.

¿Qué características tiene una persona narcisista? 

Son ególatras. Necesidad profunda de atención excesiva y admiración

Se creen superiores pero no son nadie sin la admiración del otro, necesita que le alagues y para eso no habrá una conversación en la que no hable de sí mismo, de sus logros, esfuerzos o éxitos. Sean estos meritorios de alabanza o no, la persona narcisista lo repetirá hasta que consiga un aplauso por parte del interlocutor.

 “estoy tan cansada de toda la ayuda que le presto a mi hijo”…y si por tu parte solo recibe por ejemplo un asentamiento de cabeza su discurso seguirá algo parecido a “he estado 3 horas sentada con él /ella”… si aún no se te ha escapado casi por educación un halago, el siguiente paso es descalificarte sutilmente, “claro tu no lo entiendes porque no tienes hijos”

La culpa siempre es del otro

“me siento mal por lo que tú has hecho” “esto no ha salido bien por qué no lo hiciste como yo dije”. La persona narcisista es incapaz de reconocer, sobre todo públicamente, un fallo.

Siempre encontrara motivos en las demás personas para justificar los errores o imperfecciones. De la misma forma si el interlocutor se muestra dolido, utilizara verbalizaciones que intuyan que el problema no es suyo si no de la mala gestione emocional del otro, “eres muy sensible, muy exagerado…”

Carentes de empatía

La persona narcisista siente la necesidad de esconder sus defectos a toda costa, y convierte su inseguridad en una falsa fortaleza cuyo objetivo es que nadie pueda hacerles daño. 

Para conseguir no mostrar su vulnerabilidad harán todo lo que sea necesario, como hablar excesivamente, reconducir las conversaciones, menospreciar a los demás, señalar sus defectos… todo con tal de no mostrarse débiles.

Para la persona narcisista la única importante es ella, los sentimientos, experiencias y situaciones de los demás siempre van a estar por debajo de los suyos. Son desconsiderados y emocionalmente distantes.

No están dispuestos a reconocer o identificarse con los sentimientos y las necesidades de los demás.

Encanto superficial

Puesto que necesitan sentirse admirados en los primeros encuentros se muestran simpáticos, agradables, complacientes…pero si la relación avanza podrás observar su mirada por encima del hombro, sus comentarios comparativos, su falta de escucha….

Y lo que a priori es seducción poco a poco va cogiendo tintes de manipulación y control.

Dificultad de aceptar la crítica

Cualquier crítica produce  un ataque al interlocutor, con la intención de hacerle sentir inferior, y no centrar la atención en el comentario negativo que ha recibido. El narcisista siente que su frágil ego está siendo amenazado.

Carece de autocrítica, nunca les oirás decir “lo siento me he confundido o tienes razón debería haberlo hecho de otro modo”.

Demuestra comportamientos y/o actitudes arrogantes

Hasta el punto de hacerte sentir inferior o poco competente, aunque se trate de temas triviales.

Estas personas pueden ser desde tu jefe, pasando por tu pareja o incluso tu padre.

Piensa en esa persona de tu entorno a la que tildarías de “difícil”

Ahora marca un tic en aquellos rasgos que crees la define.

  • Te hace de dudar de ti misma o te deja en vergüenza, incluso en temas que ni ella misma domina.  “¿Estas segura que esto es así? Por qué hace 10 años cuando yo…”
  • Desconfía de los motivos de la gente. “Algún interés tendrá detrás”
  • Puede mostrarse seductor y manipulador llegando a conseguir de ti lo que se proponga.
  • Es hipercompetitivo y ambicioso. Él/ella siempre gana y si no es que las normas no están bien hechas. Siempre querrá y/o creerá tener mejor coche, casa o familia.
  • Es prepotente, vanidoso y altanero, haciéndote sentir inferior en la mayoría de las interacciones.
  • Maquilla la verdad para beneficio propio y oculta lo que considera de menos grandiosidad.  “Me he comprado una casa” (pero evitará decir que es con el dinero de la herencia de su suegra)
  • Se hace la víctima. Te escribirá un mensaje para decirte que algo le ha sentado mal pero nunca para darte las gracias. Se mostrara siempre como una persona ofendida nunca como el ofensor.

Si has seleccionado tres o más frases como identificativas de esa persona, posiblemente estés frente a una personalidad tendente al narcisismo y lo que para ti en un momento se presentó como excitante y positivo a medida que avance la relación, sea esta del tipo que sea, te sentirás más vacía e ineficaz.

Cuando tengas que tratar con el narcisista que conoces  te será difícil mantenerte imparcial y objetivo ante su comportamiento, ya que de forma directa o indirecta estará afectando a cómo te valoras, sobre todo si tú autoestima es frágil.

¿Cómo tratar con un narcisista y no morir en el intento?

Si puedes hacerlo, sal de esa relación, si por diferentes motivos, laborales, familiares… romper la relación toxica no es una opción, a continuación tienes pequeñas claves para que tu estabilidad emocional resulte lo menos dañada posible:

Desarma su estrategia

Para humillarte es posible que utilice indirectas, desvirtúe la realidad o alabe todo lo contrario a lo que tú haces.

Pídele que sea más concreto porque no estas entendiendo lo que quiere decir. De esta manera desarmas su estrategia y le obligas indirectamente a que sea más claro, resultara para el más complejo seguir pareciendo encantador y seductor puesto que está actuando de una forma contraria.

Haz oídos sordos

La persona narcisista intentara en todo momento hacerte de menos y desvalorar lo que tú has conseguido.

Por ejemplo si le dices que te has comprado un piso, te felicitará, y acto seguido realizara una crítica a la propiedad privada o intentará crearte una necesidad nueva, “¿y para cuando el coche?”.

En este caso puedes optar por dos comportamientos, enfrentarte y autoafirmarte de forma asertiva, “estoy orgullosa con lo que he logrado”, lo cual no garantiza que cese en su empeño de hacerte sentir pequeñita, pero para él sí será un contratiempo que tendrá que afrontar.

O bien, desconectar de la conversación, siempre y cuando esta desconexión no nos lleve a dar credibilidad a lo que nos dice si no a reforzar nuestra autoestima “yo estoy feliz con lo conseguido, lo que diga no me importa”

Céntrate en su comportamiento no en lo que dice

El narcisista tiene estrategias suficientes para humillarte sin que te des cuenta, a la vez que te seduce e intenta controlarte.

El objetivo relacional de base es ser más grande que el interlocutor, menos responsable de los fracasos y más de los éxitos, y nunca mostrarse como culpable, con estas premisas pondrá todas sus estrategias para que te centres en tus posibles debilidades y minimices tus fortalezas.

La solución, aunque no sencilla, intentar centrarse en su comportamiento seductor y agradable y no en sus palabras manipuladoras y frías. Ser objetiva y desapegada.

Sara D. Rodríguez
Licenciada en Psicología y Criminología.

5 comentarios en «Cómo saber si estás con una persona narcisista»

  1. Muy buen artículo! Describe perfectamente una persona con la que me ha tocado lidiar. Curiosamente, lo he considerado un hombre emocionalmente inteligente. Pero me di cuenta de que nos mira a todo el mundo por encima del hombro. Da igual si eres poeta, enfermero o neuróloga.
    Se esfuerza en hacer creer que todo es mejor desde que está él, y le da igual tu trabajo, tu opinión y tus aportaciones. Y si discrepas con sus opiniones, no vacila en intentar humillarte, incluso, públicamente.
    Efectivamente, su arrogancia y falta de empatía son tremendas.
    Pues para combatirlo, me ha ido muy bien el no prestar atención a sus descalificaciones! Afirmarme en mis criterios y demostrarle seguridad en mí mismo y en lo que opino.
    No consigo sus disculpas (que no las necesito) pero sí que deja de «ladrar» al ver que no le funcionan sus recursos narcisistas 😁
    Y más vale que no tiene abdominales para marcar…sería ya insufrible total!!😉
    Muchas gracias, Sara! Me ha gustado mucho tu artículo!

    Responder
    • Muchas gracias por tu tiempo y tus palabras Andoni! Has tenido mucha suerte de salir ileso de esa relación. Si te gustaría leer sobre algún tema en concreto no dudes en sugerirlo.
      Haz que sea una buena semana!

      Responder
      • Suerte la de tener una gran profesional a mi lado!😉
        Me educa muy bien para afrontar este tipo de situaciones en particular, y la vida en general.
        Para gozar de salud emocional, que lo considero tan fundamental en la vida de uno como la salud física.
        Sobre lectura, no me viene algo en concreto, pero cualquier propuesta será bienvenida!
        Gracias Sara!

        Responder

Deja un comentario