¿Qué es el trompo alimenticio? Definición y características

Conocer el trompo alimenticio o trompo de los alimentos, nos ayuda a llevar una vida saludable si seguimos las recomendaciones representadas en él por expertos en materia de nutrición y salud. 

¿Qué es el trompo alimenticio o trompo de los alimentos?

El trompo alimenticio es una versión modificada de la tradicional Pirámide de los alimentos o el Trébol del grupo de alimentos que sirve como guía para una nutrición equilibrada basada en una dieta omnívora y que incorpora elementos adicionales fundamentales en el mantenimiento de la salud, como son, la actividad física y el consumo de agua. 

La imagen del trompo alimenticio está inspirada en el juego infantil. La división en cinco franjas de colores de arriba hacia abajo agrupa los alimentos que se deben consumir en mayor proporción en la parte superior y de ahí en adelante en forma descendente los que se deben consumir en menor proporción hasta la base estrecha del trompo. 

Solo dos países, hasta ahora, usan la figura del trompo alimenticio para sus lineamientos sobre nutrición y vida saludable: Japón y Venezuela. 

En la recomendación japonesa los cinco grupos de alimentos de modo decreciente son: cereales y platos a base de los mismos (pastas, pan); vegetales, champiñones y algas; carne, pescado, huevos y soja; leche y derivados de un lado, y frutas del otro, en el mismo orden de importancia. La actividad física se representa con una persona corriendo sobre la cima del trompo y la cabeza o espiga del trompo es una fuente amplia de agua. 

Grupos de alimentos en la versión venezolana

El Instituto Nacional de Nutrición (INN) de Venezuela ha reemplazado el Trébol del grupo de alimentos que se mantuvo vigente hasta 1993 por el Trompo alimenticio, con este clasifica los alimentos en cinco franjas de colores en las que se agrupan los alimentos autóctonos de la región en orden de proporcionalidad de arriba hacia abajo. 

Los cinco grupos en orden decreciente son los siguientes: 

  • En la franja superior de color amarillo están los carbohidratos complejos cuya función principal es el aporte de energía. 

A este grupo pertenecen los granos: caraotas, arvejas, lentejas, fríjoles; cereales: arroz, maíz, trigo, avena; tubérculos: papa, yuca, ñame, ocumo; y plátanos. 

También alimentos elaborados con ellos y propios de la región como las arepas (masa redonda de maíz cocido y molido) o el casabe (pan ácimo delgado hecho con harina de yuca).

Se recomienda incluir dos raciones de estos alimentos por comida, solos o en combinación entre los del mismo grupo, por ejemplo, fríjoles con arroz, lo que aumenta el valor biológico de las proteínas presentes en los granos al mezclarlos con cereales. 

  • En la franja siguiente de color verde se agrupan las frutas y hortalizas. Su función es el aporte de vitaminas y minerales, también aportan fibra y agua que ayudan a regular el tránsito intestinal. Se recomiendan dos raciones de hortalizas y tres de frutas para asegurar un mínimo de cinco porciones al día de este grupo de alimentos.
  • En la franja azul se encuentran las proteínas, necesarias para la formación de tejidos: leche y derivados (quesos, yogurt, helado), carnes rojas (res, cerdo), pollo, pescado, mariscos, huevos.

El consumo de estos alimentos debe hacerse en menor proporción que los de los grupos anteriores: una o dos raciones de lácteos al día, de preferencia descremados y en mayor cantidad durante la infancia, el embarazo o la lactancia; pescado al menos dos veces por semana; pollo dos o tres veces por semana; carnes rojas una o dos veces por semana. 

  • En la parte inferior del trompo aparecen dos franjas en igualdad de importancia

La franja gris en la que están el azúcar, la miel y el papelón (panela, rapadura, piloncillo, tapa de dulce son otros nombres de este preparado no destilado de la caña de azúcar). Su función principal es el aporte de energía inmediata.

El papelón o panela y el azúcar morena aportan, además de sacarosa, algunas vitaminas y minerales. La miel contiene también pequeñas cantidades de proteínas.

Por tratarse de un saborizante no se recomiendan más de tres cucharaditas al día y son opcionales, es decir, no es necesario en la dieta. Además por el gran aporte de energía que, a veces, no se consume de manera inmediata, se puede almacenar en el organismo en forma de grasa corporal, lo que aumenta el riesgo de obesidad y diabetes. 

La otra franja que comparte lugar en la base del trompo es de color naranja y en ella se encuentran los aceites y grasas como la mantequilla, margarina vegetal, aceites vegetales (soya, girasol, oliva), semillas oleaginosas, aguacate. 

La recomendación de este grupo de alimentos es de tres cucharaditas al día, son una fuente de energía condensada de reserva y cumplen funciones importantes en el organismo como la formación de membranas celulares, además de mejorar el sabor y textura de los alimentos.

Dentro de este grupo hay grasas más saludables que otras, como son el aceite de oliva y el aguacate, que son ricos en grasas poliinsaturadas y promueven el transporte y excreción de las grasas no saludables de la sangre. 

  • Es de vital importancia recordar el hilo del trompo que hace alusión al consumo de agua, que debe ser de ocho vasos al día. Cabe anotar que las sopas, los jugos y las frutas contienen agua, por lo que se pueden incluir en esta cantidad. 
  • Igual de relevante es que en la base del trompo alimenticio está representada la actividad física de acuerdo con la población a la que esté dirigida. Existe una versión que muestra una familia jugando con un balón, otra en la que se observan diferentes deportes, una especial para los indígenas con actividades propias de ellos como la caza y el remo. 

La actividad física mínima semanal es de 150 minutos repartidos durante los días de la semana, no en un solo día, lo que sería un sobreesfuerzo dañino para el cuerpo. Bailar, caminar, montar en bicicleta, correr o cualquier otro tipo de ejercicio que ponga en movimiento el sistema cardiovascular durante 30 minutos 5 días a la semana es un modo perfecto de cumplir con este requerimiento.  

Esperamos que después de leer este artículo, te haya quedado claro qué es el trompo alimenticio o trompo de los alimentos y te animes a probar una dieta en la que lo tengas en cuenta. 

Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta.

1 comentario en «¿Qué es el trompo alimenticio? Definición y características»

Deja un comentario