Temores irracionales que pueden estropearte las vacaciones

Las vacaciones de verano son un momento especialmente ansiado por la mayoría de los españoles. Tanto si se está estudiando como trabajando o llevando un hogar adelante, lo cierto es que estos suelen ser días en los que se tiene más tiempo para desconectar de la rutina y realizar actividades diferentes.

Sin embargo, quienes padecen algún tipo de miedo irracional pueden ver estos días tristemente enturbiados. Muchas personas quedan incapacitadas para actuar ante ciertas fobias que son comunes en vacaciones, y que a menudo guardan relación con la clase de medio de transporte a utilizar para llegar al destino elegido.

Lo cierto es que en la actualidad existe tal variedad de opciones, que es fácil escapar de ellos. Por ejemplo, hoy en día existen empresas para alquilar barcos ; una opción que tiempo atrás parecía reservada para personas con alto poder adquisitivo y que en estos tiempos se ha democratizado gracias a estas compañías. De este modo se puede escapar de otros medios de transporte que pueden causar pavor a quienes tienen miedo a las alturas, por ejemplo.

Estos son los miedos más comunes

Aun así, es indiscutible que lo más interesante es poder hacer frente a estos temores para que no causen ningún tipo de problema llegadas las vacaciones, ya que por suerte se pueden solucionar. A continuación vamos a ver cuáles son los principales miedos que nos afectan en esos días, y que por suerte se pueden tratar con terapias psicológicas.

Acrofobia

Hablamos del famoso miedo a las alturas, que conlleva un importante malestar psicológico e incluso puede ser un impedimento para actividades del día a día. El simple hecho de asomarse a una ventana alta es un problema grande para la persona que tiene acrofobia, produciéndole una sensación de vértigo inmediata.

Aerofobia

Uno de los temores más frecuentes es la aerofobia, que causa auténtico terror ante la idea de subir a un avión. Se aconseja a las personas que la padecen evitar las ventanillas y tratar de distraerse escuchando algo de música.

También es interesante meditar antes del vuelo y durante el mismo, ya que esto ayuda a relajarse y a no pensar en este miedo. Es fundamental sacar de la mente los pensamientos negativos, recordando que el avión es uno de los medios de transporte más seguros del mundo.

Talasofobia

Se trata del miedo irracional al mar y el océano, que puede bloquear completamente a la persona ante la inmensidad de estos y no permitirles disfrutar de un ambiente tan maravilloso como el marino.

Las criaturas que se esconden en las profundidades de sus aguas también suelen provocar un gran pánico, dando lugar a problemas como la ictiofobia, que es el miedo a los peces; o la selacofobia, que es el miedo a los tiburones y que resulta bastante más frecuente.

Hidrofobia

La hidrofobia es otro temor común y que también está relacionado con el agua. En este caso, el miedo es a estar en contacto con el agua, o bien a caerse y hundirse en ella. Son muchas las personas que no sabe nadar y que la padecen cuando están rodeadas de agua, incluso en las piscinas. Es un problema bastante delicado, ya que en casos extremos puede provocar problemas de higiene personal e incluso de hidratación.

Psicocode
Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

Deja un comentario