Psicología forense: todo lo que necesitas saber

En una sociedad en la que la criminalidad ha alcanzado un nivel superior, la psicología forense se ha convertido en una disciplina clave, caracterizada por su rápido crecimiento y por la importancia que adquiere en los procesos judiciales. En el contexto actual, los tribunales requieren, cada vez más, profesionales especializados en esta área, por lo que, si estás pensando en convertirte en psicólogo forense, es importante que conozcas las claves de este perfil profesional en auge.

¿Qué es un psicólogo forense?

La psicología forense es el resultado de la interacción entre el derecho y la psicología. Por ello, el psicólogo forense es un profesional de la psicología que se ha especializado en asuntos legales, tanto en el ámbito penal como en el civil. Generalmente, su campo de actuación comprende prisiones, cárceles, centros de rehabilitación, escuelas y departamentos de policía, entre otros, trabajando directamente con delincuentes, víctimas, abogados, pacientes y familiares.

De esta manera, los psicólogos forenses ayudan en una amplia variedad de asuntos legales, entre los que se encuentran:

  • Mediación y resolución de disputas
  • Selección del jurado
  • Exámenes del estado mental de acusados
  • Evaluación del riesgo de violencia
  • Custodia de menores
  • Investigación en Ciencias Sociales

¿A qué se dedica el psicólogo forense?

Las relaciones entre la psicología y el derecho son infinitas. Por ello, los psicólogos que trabajan en entornos de psicología forense pueden proporcionar una gran variedad de servicios. Así, los profesionales de esta área pueden actuar en capacidad terapéutica, de supervisión o de consultoría.

Los psicólogos forenses trabajan con delincuentes juveniles y adultos, tanto de manera individual como en grupo. De igual forma, también testifican como testigos expertos en los tribunales, en casos que pueden incluir violencia, abuso sexual, negligencia infantil y custodia de hijos, entre otros.

En lo que respecta a la terapia forense, esta incluye la realización de valoraciones psicológicas, evaluaciones, intervenciones y tratamientos para las personas que han cometido delitos violentos o que se encuentran en el sistema legal.

El trabajo del psicólogo forense tiene una doble vertiente: evaluar a individuos con el propósito de determinar un tratamiento terapéutico, o para esclarecer hechos, como la competencia mental de la persona, que generalmente es requerido por un abogado o tribunal como parte de un proceso judicial.

Generalmente, estos dos procesos son independientes. Cuando un abogado o tribunal solicita la evaluación de un psicólogo forense, lo hace con el propósito de evaluar a la persona, más no para tratarla, ya que el objetivo principal es ayudar a determinar los hechos en un caso concreto.

psicologo forense

Las habilidades más demandadas en la psicología forense

Las recientes decisiones judiciales están provocando un creciente escrutinio científico de la evidencia psicológica. Esto, a su vez, está conduciendo al desarrollo de programas de capacitación cada vez más rigurosos. Así, la exigencia en cuanto a las habilidades de los psicólogos forenses ha crecido de manera exponencial en la última década.

En la actualidad, se considera que un buen psicólogo forense combina una formación científica con sólidas habilidades profesionales, entre las que destacan:

  • Amplia formación y experiencia en psicología clínica.
  • Base firme en la teoría científica y la investigación empírica
  • Amplio conocimiento de los problemas sociales y culturales actuales
  • Conocimientos legales
  • Excelentes habilidades de escritura y de exposición oral
  • Habilidades de pensamiento crítico
  • Capacidad para mantener la compostura bajo estrés

Un profesional especializado en psicología forense debe tener, como mínimo, un máster o un doctorado en este ámbito. Además, más allá de la formación y experiencia en este campo, las habilidades de comunicación y un amplio conocimiento de la profesión son aspectos fundamentales para expresar la base teórica, ética y legal de sus hallazgos.

En general, la psicología forense se ha consolidado como una de las subespecialidades de la psicología con mayor demanda por parte de los profesionales. Así, entendiendo la importancia de esta disciplina, además del creciente interés por este ámbito, el futuro de esta ciencia forense pasa por profesionalizarse aún más, así como protocolizar sus funciones.

Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.