Cómo gestionar tus emociones en el embarazo

Tanto para las mujeres que están embarazadas por primera vez, como para las que ya son madres, cada embarazo es una nueva experiencia en la cual existen algunas características en común, como los altibajos emocionales. Éstos podrían ser considerados un poco ilógicos, ya que la llegada de un nuevo miembro a la familia es motivo de alegría, sin embargo, la embarazada puede presentar con frecuencia un poco de mal humor, y hasta incluso, algo de melancolía.

En lugar de mostrar preocupación, es momento de reconocer las posibles causas de esta situación, así como algunas recomendaciones para aprender a gestionar las emociones en esta hermosa etapa.

Gestación: ¿por qué las emociones varían tanto durante esta etapa?

Existe una serie de razones o causas, tanto internas como externas que incrementan las emociones de la gestante, en la actualidad existen libros y sitios web, como elembarazo.net, que contienen información valiosa para comprender cada una de las etapas que experimenta una mujer embarazada. Dentro de las posibles causas pueden mencionarse las siguientes:

  • Hormonas. Durante esta etapa, todos los niveles hormonales se alteran, en especial el estrógeno y la progesterona; éstas influyen en la sensibilidad de la futura madre, lo que en ocasiones puede complicar el control de las emociones.
  • El estrés. Gran parte de la población mundial padece de esta alteración por diferentes motivos, por lo que tiene mucho sentido que las mujeres embarazadas también sean víctimas del estrés. Ya que, aparte de la alegría al incrementar el número de miembros de la familia, es posible que exista preocupación por el aspecto financiero, cambios en el estilo de vida, el empleo tras el embarazo, entre muchos otros pensamientos.
  • Aceptación de los cambios físicos. Una consecuencia del embarazo, es el cambio físico del cuerpo de la mujer, así como algunas molestias en el organismo. Algunas gestantes pueden sentir que no son tan atractivas como antes de esta etapa, situación que se maximiza, debido a la acción de las hormonas.
  • Agotamiento. Aparte de las causas antes mencionadas, existe otro motivo por el que las embarazadas pueden tener sus sentimientos a flor de piel, y es la dificultad para dormir o el exceso de sueño, por lo que pueden presentar un estado emocional irregular.

Recomendaciones para gestionar las emociones en esta etapa

Al no tener el control de las emociones, muchas gestantes desean conocer opciones para que éstas sean más manejables y menos traumáticas para toda la familia.

A continuación se encuentran algunos tips que serán de gran utilidad para gestionar las emociones. Si se desea complementar esta información, entonces lee más aquí, donde se detallan recomendaciones de expertos para llevar con más tranquilidad esta etapa y disfrutarla.

  • El conocimiento. Durante los primeros meses del embarazo, las gestantes pueden presentar muchas dudas y preocupaciones, en especial si es el primer embarazo, como el temor a un aborto espontáneo o los malestares físicos, por mencionar algunos ejemplos. Frente a esas dudas, es ideal encontrar las respuestas, lo principal es consultar con su médico y apoyarse a través de libros e Internet, esto podría ayudar a disminuir el nivel de ansiedad. Aparte de esto, también es recomendable la asistencia a clases en las que se obtenga una preparación física y mental para vivir la gestación con plenitud.
  • Preparar los nuevos cambios de su vida. Es obvio que el estilo de vida de la familia será diferente una vez que el bebé nazca, para ello es ideal preparar un plan de acción y considerar todo el conocimiento que se ha adquirido a través de las diferentes herramientas dispuestas para ello, aparte de la orientación médica y el apoyo de familiares.
  • Nunca dudar de la capacidad de ser madre. Si es el primer bebé, este temor puede ser intensificado. Para alejar este temor, la gestante debe fortalecer la seguridad de que sí tendrá la capacidad de atender a su bebé cuando nazca, que será una buena madre y que siempre realizará las elecciones adecuadas para su familia.

Imprescindibles: mimos, descanso y buena alimentación

  • Colmar a la gestante de mimos y cuidados. Si el cuerpo lo exige, entonces lo necesita, por lo que un relajante baño de burbujas, un reconfortante masaje, una tarde de manicura y pedicura, son cuidados que hacen sentir a la embarazada querida y hermosa, aparte de que pueden ayudar a reducir el estrés.
  • Descansar el tiempo necesario. A pesar de los cambios físicos y hormonales que puede presentar la gestante, es necesario que el descanso sea de al menos las 8 horas habituales, esto hará maravillas en el organismo y ayudará a sentirse con más energía y buen ánimo. Ante posibles problemas para dormir, debe consultarse con un médico, para controlar el buen dormir lo antes posible.

Una buena alimentación. Mantener una dieta sana y rica en alimentos naturales que favorecen una estabilidad emocional es realmente imprescindible, así como alejarse, dentro de lo posible, de los alimentos procesados, así como la sal y los excesos.

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario