Factores de riesgo y síntomas del cáncer de piel

Existen diversos factores de riesgo que pueden provocar la aparición de un cáncer de piel. Algunos de estos factores como pueden ser la edad o incluso los antecedentes de cáncer en la familia no se pueden controlar. Sin embargo existen otros factores que sí que podemos controlar como la exposición a ciertos químicos, tabaquismo o la exposición a la luz ultravioleta.

Principales factores de riesgo para el cáncer de piel

Tono de la piel

Las personas de raza blanca tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel en comparación con las personas de piel negra. Esto ocurre porque la melanina tiene un efecto protector en las personas de piel más oscura.

Edad

La probabilidad de sufrir un cáncer de piel aumenta con el paso del tiempo. Esto puede deberse al número de horas de sol que acumula una persona con el paso del tiempo. Sin embargo en los últimos tiempos, la moda por estar bronceados está produciendo que se detecten cánceres de piel a edades cada vez más jóvenes.

Exposición a radiación

Cuando una persona recibe un tratamiento de radioterapia se incrementan las probabilidades de sufrir cáncer de piel.

Exposición a luz ultravioleta

Tanto la luz solar como las camas bronceadoras son dos potentes fuentes de luz ultravioleta. Este tipo de luz se caracteriza por dañar el ADN de las células de la piel.

Lesiones o inflamaciones graves en la piel

Cuando se produce una cicatriz o una quemadura, la piel del área afectada tiene mayores probabilidades de provocar un cáncer. Sin embargo es necesario puntualizar que no se trata de un riesgo elevado.

Tratamiento para combatir la psoriasis

La luz ultravioleta, que es utilizada con frencuencia para tratar esta dolencia, incrementa el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Sistema inmune débil

Cuando una persona tiene un sistema inmune debilitado, se incrementan las posibilidades de que sufra algún tipo de cáncer de piel.

Tabaquismo

Los fumadores tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer de piel, principalmente en la zona de los labios.

Además de tener en cuenta estos factores de riesgo, es importante vigilar los posibles síntomas del cáncer de piel con el objetivo de adelantarse a esta enfermedad en caso de que se produzca.

¿Cuáles son los síntomas principales del cáncer de piel?

Dependiendo de la tipología del cáncer, podemos encontrar una serie de síntomas diferenciados.

En este sentido, cuando el carcinoma se produce en células basales suele darse en zonas expuestas al sol como el cuello o el rostro. Pueden aparecer bultos cerosos o perlados, o zonas con una lesión plana parecida a una cicatriz marrón. También es común que aparezca una costra sangrante que vuelve a aparecer aunque se cure.

En el carcinoma espinocelular, además del rostro, también puede aparecer la afección en las orejas y en las manos. Normalmente aparece bajo la forma de un nódulo firme y rojo o como una lesión aplanada con una superficie escamosa y con costras.

En lo referente al melanoma, puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, siendo más frecuente en el rostro y tronco de los hombres y en las extremidades inferiores de las mujeres. Puede darse en ambos sexos y en cualquier tipo de piel, incluso en zonas que no hayan sido expuestas al sol.

Los principales signos del melanoma incluyen:

  • Áreas grandes y amarronadas con pintas más oscuras
  • Lunares que cambian de tamaño o color
  • Lesiones pequeñas con bordes irregulares y partes rojas, azules, blancas o rosas
  • Lesión que produce dolor y sensación de picor y/o ardor
  • Lesiones oscuras en palmas de manos y pies, en yemas de los dedos, o en el recubrimiento de las mucosas.

En caso de notar alguno de estos síntomas o signos sospechosos, es conveniente acudir a alguno de los centros especializados de GenesisCare para hacerse un chequeo o comenzar un tratamiento del cáncer de piel.

No debes asustarte ante cualquier pequeño signo ya que no todos los cambios en la piel son consecuencia de un cáncer de piel. Sin embargo sí que será necesario que un médico especializado investigue tu caso para establecer una causa clara.

Medidas preventivas para evitar el cáncer de piel

Además de tener en cuenta los factores de riesgo previamente mencionados, existen una serie de medidas preventivas que nos pueden ayudar a minimizas las probabilidades de sufrir un cáncer de piel.

Evita estar al sol en las horas centrales del día: Entre las 12 y las 4 de las tarde es cuando los rayos solares son más perjudiciales.

Consulta los índices ultravioletas e infrarrojos: Se trata de un tipo de información que se puede consultar a través de la Agencia Estatal de Meteorología. Con esta información puedes evitar planear actividades al aire libre los días de valores más elevados.

Utiliza protección solar con alta graduación: Escoge como mínimo protectores de factor 30

Utiliza ropa adecuada para proteger tu cuerpo: Los colores oscuros y las prendas ajustadas protegen mejor que los colores blancos y holgados.

Evita las camas bronceadoras: Están ampliamente desaconsejadas por médicos y dermatólogos.

Realiza una autoexploración de tu cuerpo: Al menos una vez al mes realiza una exploración exhaustiva de tu cuerpo con la ayuda de un espejo para detectar cualquier posible alteración sospechosa de la piel.

Acude a un dermatólogo de forma periódica: Especialmente si presentas alguno de los factores de riesgo previamente señalados.

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario