Coaching: el mejor secreto para una sociedad proactiva y armoniosa

Son muchos expertos los que sentencian que la época actual es la sociedad del estrés, y es que las tendencias globalizadas y tecnológicas hacen que los individuos dependan más de emociones que de pragmatismo. La cultura del apego y los decadentes procesos comunicativos generan comunidades con poca capacidad de orientación. 

Por razones como estas, el coaching se ha convertido en uno de los fenómenos más acertados y fructíferos para el desarrollo en diferentes disciplinas. A continuación, algunos datos que todos los que aspiran a ser felices y organizados deben tener en cuenta. 

¿Qué es el coaching? 

Se trata de un proceso de entrenamiento ejecutivo que busca la evolución tanto profesional como social en cualquier ámbito o disciplina. Instruye a los individuos, sin importar su edad, género, origen o cultura, a creer fielmente en su identidad, a alcanzar las distintas etapas de la autorrealización y proyectarse con éxito ante los sistemas sociales. 

Cada vez son más los que se atreven a buscar coaches, y es que estos expertos, gracias a sus dotes de psicología, filosofía, antropología y sociología, tienen la capacidad de orientar las diferentes rutas de acción que todos pueden seguir para concretar su meta.

Los coaches, también llamados entrenadores, son los encargados de llevar a cabo el proceso, y seguir de cerca su progreso y desarrollo, con técnicas como el diálogo, el método socrático o el autodescubrimiento. 

Su principal fundamento es el de conducir espontáneamente al alumno, (jamás será de manera forzada), a que paso a paso reconozca los ejes de sus conflictos, y encuentre por sí mismo las posibles soluciones.

Se ha demostrado que el desarrollo de habilidades específicas, la superación de problemas personales, ansiedad, estrés, pánico, fobias, ayudas terapéuticas y diferentes puntos de la psicología tanto gestáltica, como psicoanalítica y cognitivo conductual, son parte de sus áreas de aplicación

Las disciplinas de aplicación  

En lo personal, educativo, cognitivo, empresarial, ejecutivo, organizacional, ontológico, integral, individual, grupal, transformacional y de programación neurolingüística, son algunas de las disciplinas en las que coaches están capacitados para asesorar con métodos serios y garantizados. 

Lo mejor de todo es que con disciplina por parte de coach y el cliente, los resultados se verán a corto plazo. Estos profesionales podrán ser ubicados a través de diferentes plataformas online y están distribuidos por todo el país. 

Las agencias de coaches asignarán al cliente en la categoría de orientación que necesita y distribuirá la citas según los horarios disponibles. Los costes no son muy altos, si se habla de crear procesos asertivos y efectivos que ayuden al individuo a descubrir su felicidad. 

Así que apostar a un coach, no significa un gasto, sino una inversión inteligente en pro de la salud e inteligencia emocional y conductual.

Las sociedades cambian constantemente, y no sobrevive el más fuerte o el más inteligente, sino aquel que con resiliencia y verdad se adapte a sus circunstancias. En la era del coaching, todos deberían contar con uno. 

¿Por qué ha incrementado su éxito? 

La solicitud de programas de coaching ha crecido en lo que va de año en un 40 por ciento su rango anual, esto es gracias a que se ha implementado como un servicio riguroso enfocado en concretar objetivos.

El aumento del uso y satisfacción del coaching debe su éxito a esa ‘concreción de objetivos’. Es útil, funcional y cooperativo, y cada vez más fundamental para la vida moderna. Desde luego, no se trata de un proceso a la ligera, por el contrario es una disciplina custodiada por investigaciones clínicas y científicas. 

Hace uso de estrategias y técnicas de la terapia psicológica, que le avalan para extenderse como servicio sobre todo en el infinito campo de las humanidades y relaciones sociales. 

Así como ha crecido su aplicación, también aumenta la cantidad de personas que se interesan por estudiarlo, y se han matriculado en las diferentes academias de formación de toda Europa.

Así, el coaching se posiciona como una profesión enfocada en la dinámica social actual. Curiosamente, según estudios recientes, alrededor del 60% de la audiencia estudiantil es femenina, muy coherente con las tendencias del empoderamiento femenino en los últimos años. 

El estallido de las diferentes crisis sociales alrededor del mundo, han disparado los niveles de carencias y fallos en determinados grupos sociales, y con ellas la necesidad imperante de un guía que ilumine un camino de posibilidades. El coaching buscará dotar a esas comunidades de provisiones emocionales y comportamentales para hacer frente a cualquier motor de cambios. 

El coaching empresarial 

Los grupos carentes, no sólo se circunscriben a los sociales, sino también a los empresariales. Y es que cada vez son más las pequeñas, medianas y grandes empresas que se hacen con los servicios de un coach

Bajo las herramientas de un psicólogo laboral, el coach empresarial tiene la capacidad de estudiar la marca, sus valores, su visión y misión, objetivos a corto, mediano y largo plazo, su equipo de trabajo, organigrama de cargos, los productos y el tipo de público al cual dirigir sus servicios.

Con esto, el coach ofrecerá un diagnóstico para establecer las fortalezas y debilidades de la empresa, y las estrategias que un líder puede aplicar. 

Por medio de talleres, charlas motivacionales, ejercicios terapéuticos, dinámica de grupos, tests vocacionales, pruebas de personalidad laboral, análisis del mercado y seminarios de autodescubrimiento, el coach se encargará de que el equipo encuentre sus propias herramientas y habilidades para fortalecerse como corporación

Los métodos también incluyen, la labor de identidad de una empresa, que va desde el momento incitador, en que nace la idea, hasta la fase en el que se encuentra actualmente. Se estimula la conexión entre los miembros del emprendimiento, el sentido de pertenencia y la fidelización que se ha logrado con sus clientes. 

La canalización de las emociones, manejo de las circunstancias de estrés, comunicaciones asertivas, capacidad de producción, creatividad, concentración, especificidad, proactividad, anticipación de problemas, habilidades de interacción, liderazgo, capacidad organizativa, toma de decisiones, el arte de combinar el sí con el no, sentido del riesgo, percepción común y autoestima, son algunos de los procesos en los que se trabajará

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario