¿Qué es el CBD y para qué sirve?

EL cannabidiol (comúnmente conocido por sus siglas CBD) es el aceite que se obtiene de la planta del cáñamo, concretamente se encuentra de forma natural en la flor del cannabis (Cannbis Sativa). Aunque el cannabidiol es el más popular, tan sólo es uno de los 144 cannabinoides que se han podido identificar en la planta de marihuana

Este compuesto se puede adquirir en España de forma completamente legal en cualquier Tienda CBD ya que cuenta con importantes propiedades terapeúticas como demuestran numerosos estudios cient´íficos.

Forma de uso

La forma más extendida de consumir CBD es en forma de aceite ya que es un producto seguro, obtenido de forma natural. Sin embargo es importante asegurarse de que no se hayan utilizado sustancias contaminantes y nocivas como los pesticidas durante su extracción.

La dosis correcta a consumir de CBD depende de dos factores: el porcentaje de CBD que contiene el aceite y las características físicas del consumidor ya que no todo el mundo reacciona de la misma forma a este producto. A rasgos generales se recomienda siempre empezar por una dosis baja para luego ir subiéndola hasta alcanzar los efectos deseados.

Aún así recomendamos como advertencia consultar siempre con un médico antes de usar productos compuestos a base de CBD. Al ser una sustancia que podemos encontrar bajo numerosas formas y que se puede comprar sin receta, será necesario leer detenidamente las instrucciones del fabricante.

Efectos sobre la salud del CBD

En ocasiones el CBD puede confundirse con el THC (tetrahidrocannabinol) ya que ambos compuestos cuentan con propiedades terapeúticas, sin embargo en el caso del THC hay que añadir el componente de psicoactividad que puede provocar sensación de intoxicación o mareo. Por esta razón, al THC hay que achacarle que el cannabis sea una sustancia ilegal.

Como punto positivo señalar que gracias a los descubrimientos en este campo es posible cultivar plantas que tengan un alto contenido en CBD y bajo en THC. Por lo tanto, el CBD es una buena opción para aquellas personas que quieran beneficiarse de las propiedades terapeúticas del cannabis pero sin tener que experimentar sus efectos psicoactivos.

Entre los usos terapéuticos más extendidos del CBD destacamos los siguientes:

Modulación entre neurotransmisores

Detrás de algunas alteraciones mentales como la ansiedad y la depresión se esconde un desequilibrio entre neurotransmisores. Una de las propiedades del CBD consiste en el reestablecimiento de este equilibrio contribuyendo a aliviar la depresión y el estrés.

Favorece el sueño

El insomnio suele ser un síntoma tanto de la depresión como del estrés y la ansiedad. Por tanto el CBD puede ayudar a conciliar el sueño a personas que padezcan alguna de estas alteraciones mentales ayudándoles a descansar mejor y, en definitiva, a mejorar su energía y calidad de vida.

Es obvio puntualizar que el CBD puede causar somnolencia, por esta razón no está especialmente indicado para personas que por motivos laborales necesiten permanecer alerta por largos periodos de tiempo.

Una ayuda en la terapia contra el cáncer

El CBD no sólo tiene propiedades analgésicas que ayudan a disminuir el dolor, sino que también puede contribuir a mitigar los vómitos y nauseas derivados de la quimioterapia.

Beneficios ante enfermedades cardiovasculares

También se ha demostrado que el CBD posee una gran capacidad para disminuir la tensión arterial, lo cual reduce las probabilidades de sufrir infartos cerebrales o cardiacos.

Psicocode
Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

Deja un comentario