Los beneficios del ejercicio físico para combatir la ansiedad

La ansiedad es uno de los grandes males del siglo XXI. Su aparición suele estar ligada al estrés que nos genera nuestra situación laboral, personal y familiar. Hay muchas formas de tratarla de forma efectiva, pero el ejercicio físico siempre es uno de los métodos más interesantes y efectivos. Aquí queremos hablarte de todos los beneficios que te puede reportar implantarlo en tu vida diaria para combatir este problema.

¿Cómo te va a ayudar el ejercicio físico a combatir la ansiedad?

Tal y como se indica en este artículo de MyProtein que relaciona la realización de deporte con la salud mental, el ejercicio físico te va a servir para combatir la ansiedad a dos niveles.

Beneficios físicos del ejercicio contra la ansiedad

La actividad física favorece la liberación de endorfinas dentro de nuestro organismo. Esta hormona es considerada como ‘la sustancia de la felicidad’. Su origen es totalmente natural (la produce nuestro propio cuerpo) y tiene un efecto similar al cannabis. Es muy útil para incrementar rápidamente la sensación de bienestar.

Por otro lado, el ejercicio físico permite, durante unas horas, liberar la mente de cualquier tipo de preocupación. Por ejemplo, quienes practican ‘running’ afirman tener una sensación muy similar a la meditación durante la carrera. En ese momento, se centran tanto en su cuerpo y en la respiración que consiguen evitar los pensamientos negativos que le generan ansiedad.

Beneficios psicológicos del ejercicio físico contra la ansiedad

Sin embargo, el ejercicio no solo influye a nivel físico, sino también en lo que respecta a nuestras emociones. En primer lugar, porque ayuda a ganar confianza y autoestima. Al hacer deporte, nos imponemos una serie de metas y desafíos que nos proporcionan una gran satisfacción al ser superados. No importa que sean modestos o ambiciosos. También es ideal para quienes tienen problemas con su apariencia física y la quieren mejorar.

Además, el deporte es una actividad que facilita la interacción social. De hecho, aunque te guste practicar una modalidad individual como el atletismo, no te costará encontrar a grupos de personas con el mismo interés que tú. Asimismo, los efectos del ejercicio físico sobre la ansiedad son duraderos.

Muchas personas buscan el bienestar cuando sufren este problema, por ejemplo, bebiendo alcohol. Pero esa es solo una solución momentánea que puede generar dependencia. Lo normal es que, si se sigue esa estrategia, los síntomas vuelvan una y otra vez intensificándose progresivamente.

¿Qué cantidad de ejercicio físico es recomendable contra la ansiedad?

Todo depende de tu nivel. Por lo general, a quienes no tienen una condición física excesivamente buena, se les recomienda empezar con entre 3 y 5 sesiones de ejercicio semanal de no más de 30 minutos. Posteriormente, es posible ampliar esa duración hasta la hora y poder llevarla a cabo todos los días.

Esa cantidad de tiempo, aunque pueda parecerte escasa, es más que suficiente para notar efectos positivos sobre la ansiedad. Incluso aunque hablemos de una actividad física moderada como, por ejemplo, la que podrás disfrutar simplemente con dar un paseo. Evidentemente, estos serán más notables conforme incrementes la intensidad.

Por su lado, no hay una actividad más recomendable que otra. Lo realmente importante es que identifiques qué te gusta hacer y que trates de establecer una rutina semanal a través de la cual ponerla en práctica. No importa si se trata de correr, montar en bicicleta o jugar al fútbol.

En definitiva, el ejercicio físico es una herramienta imprescindible para combatir los problemas de ansiedad y la mayoría de los que tienen que ver con la salud mental. Por ello, te animamos a que lo pruebes y a que nos cuentes cómo te ha ido.

Psicocode
Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

Deja un comentario