Mindfulness en la escuela: Beneficios para profesores y alumnos

Un adecuado manejo de las emociones sin duda puede ayudar a disminuir de manera significativa los niveles de estrés que experimentan las personas en cada una de las áreas de su vida y en este caso en el ámbito escolar.

Tanto alumnos como profesores pueden verse sometidos a un nivel de estrés en su día a día que hasta cierto punto, mientras este los impulse a realizar las tareas necesarias para cumplir sus objetivos, es algo sumamente positivo.

Sin embargo, cuando los niveles de estrés son muy altos e incluso incontrolables, se puede llegar a experimentar una serie de altibajos emocionales que evidentemente va a afectar al rendimiento escolar de los alumnos y a los profesores a la hora de llevar a cabo su trabajo.

De hecho cuando una persona está expuesta continuamente a un alto nivel de estrés, esto le puede repercutir no solo en su salud mental sino también en su salud física. Por esta y por muchas razones más, debido a su creciente evidencia científica, se comenzó a implementar la práctica del Mindfulness en el contexto educativo.

Podemos definir brevemente el Mindfulness como conciencia o atención plena, es decir, poner toda nuestra atención en el momento presente sin juzgarlo. Se trata de una forma de meditación que ayuda a serenar la mente y así mismo aumentar nuestro bienestar emocional.

Este tipo de meditación se ha llevado a cabo desde hace más de 2,500 años, es proveniente del budismo y se practica en occidente pero sin sus connotaciones religiosas.

La práctica de Mindfulness en el aula es cada vez común hoy en día, de hecho, según el periódico “El mundo”, en España aproximadamente unos 200 colegios han incorporado esta práctica a su horario escolar. Pero, ¿qué beneficios específicamente puede traer esta práctica para los alumnos y los profesores?

Beneficios del Mindfulness en los alumnos

Mejora el rendimiento académico

Los estudiantes que practican la meditación con frecuencia muestran un aumento en su coeficiente intelectual y rendimiento académico debido a que pueden enfocarse con mayor facilidad en cada tarea que van realizando. No se distraen fácilmente con cosas que en ese momento tienen menor importancia y son capaces de alcanzar altos niveles de concentración. 

Disminuye el estrés y la ansiedad

Con la práctica y sobre todo cuando se lleva mucho tiempo meditando, los alumnos pueden notar cómo el estrés y la ansiedad disminuyen significativamente cuando se encuentran ante situaciones estresantes, como por ejemplo cuando se encuentran en temporadas de exámenes.

Está comprobado que el mindfulness ayuda a mejorar la eficiencia y el rendimiento del cerebro ayudandolo a analizar y a razonar más rápido.

Aumenta la creatividad

La meditación aumenta la capacidad de innovación y creatividad de los alumnos ya que los ayuda a concentrarse y por lo tanto a amplificar sus pensamientos.

Esto se debe también a que al practicar mindfulness la persona conecta más con ella misma y con sus propios procesos mentales así como también permite que se tenga mayor claridad con los pensamientos.

Mejora la relación con sus compañeros

La práctica del mindfulness los ayuda a identificar y a regular sus emociones. Cuando una persona es capaz de identificar y entender sus propias emociones se vuelve más empática con los demás ya que puede ponerse fácilmente en su lugar.

Beneficios del Mindfulness para los profesores

Entre los muchos beneficios que puede brindar la práctica de la atención plena a los profesores se encuentran los siguientes:

Crean un ambiente de aprendizaje más positivo

Cuando los profesores son más conscientes de su manera de explicar a los alumnos y de lo que ellos pueden hacer para enseñarles mejor, dejan de preocuparse por intentar controlarlos (ya que no está en sus manos hacerlo) y en lugar de eso pueden establecer mejores estrategias para crear un ambiente de aprendizaje efectivo.

Enseñan con mayor presencia y paciencia

El hecho de que el profesor pueda estar realmente enfocado en el momento presente a la hora de impartir clases a sus alumnos, va a permitir que pueda hacerlo con mayor presencia y paciencia. Lo cual le va a facilitar irse adaptando al ritmo de aprendizaje de los estudiantes para que puedan procesar la información más fácilmente y sin sentirse estresados.

Reconocen y regulan sus propias emociones

Ayuda a que los profesores reconozcan y regulen sus propias emociones, lo cual impide que se dejen llevar por ellas y que actúen de forma impulsiva. Cuando un profesor es más consciente de sus emociones, si un alumno trata de interrumpir su clase debido a su mal comportamiento, este no va a actuar de forma impulsiva levantándole la voz y/o desesperándose.

Más bien, va a identificar que no es nada personal, que el alumno por alguna razón externa a el está actuando de esa manera y tratará de resolver la situación actuando con mayor conciencia y de forma más eficaz. Si el profesor sabe regular bien sus emociones esto no le va a suponer ningún problema y por supuesto el comportamiento del alumno no va a afectarle directamente.

Mejoran la comunicación con los estudiantes

Debido a que la práctica del mindfulness ayuda a aumentar el autoconocimiento personal, los profesores van a ser más conscientes no solo de lo que sienten sino también de lo que hacen y de la manera en la que se comunican con sus alumnos. Por lo tanto pueden detectar con mayor facilidad cuales son las cosas que podrían mejorar para que la comunicación sea más eficaz y acertiva. 

Mayor atención a las necesidades de los alumnos

Todos los alumnos tienen una manera distinta de aprender y en muchas ocasiones esto no lo toma en cuenta el sistema educativo. Cuando un profesor practica la consciencia plena, va a aprender a ponerse realmente en el lugar del alumno y al comprender sus necesidades va a poder adoptar estrategias que le faciliten el aprendizaje. 

Fortalecen la relación con los estudiantes

Una de las principales barreras que existe para que se cree un aprendizaje positivo es que en muchas ocasiones los estudiantes no se sienten realmente respetados y tomados en cuenta por los profesores. Por medio de la práctica del mindfulness, los profesores aprenden a brindar toda su atención a los alumnos aunque sea por periodos cortos de tiempo, eso hace que los alumnos se sientan vistos y mayormente respetados. 

Conclusión

Para finalizar me gustaría mencionar que el incorporar el mindfulness en el ámbito educativo, no solo va a ayudar a que tanto alumnos como profesores puedan beneficiarse de esta práctica a nivel grupal sino también a nivel individual.

Por lo que se les está brindando la oportunidad de que adquieran el hábito de la meditación y que en un futuro puedan seguir manteniéndolo y beneficiandose de ella en todas y cada una de las áreas de su vida.

Referencias

Jennings, P. J. (2015, 30 marzo). Seven ways Mindfulness can help teachers. Recuperado 30 julio, 2019.

https://greatergood.berkeley.edu/article/item/seven_ways_mindfulness_can_help_teachers

Benefits of Meditation for students. (2019, 24 julio). Recuperado 30 julio, 2019, de https://theknowledgereview.com/benefits-meditation-for-students/

Marissa Glover
Marissa Glover
Psicóloga clínica especializada en relaciones de pareja.

Deja un comentario