Juegos de Poder en las empresas: ¿Qué son y por qué se producen?

En las organizaciones, las luchas de poder son una constante que pueden comprometer el futuro de la empresa. Por tanto, es de vital importancia conocer cómo se originan y tener los recursos para gestionarlos de manera adecuada.

Según el Análisis Transaccional, los juegos de poder son formas de relacionarse y de comunicarse en las que se busca controlar o manipular a otra persona para obtener un beneficio psicológico o cubrir una determinada necesidad.

Por tanto, la persona que inicia el juego psicológico lo hace con una determinada intención: llamar la atención, crear falsos rumores contra otra persona, descargar su frustración, conseguir un ascenso, etc.

El juego psicológico, al tener como origen una manipulación y buscar un beneficio ulterior que nunca se pone de manifiesto, va a provocar una incomunicación y un profundo malestar y resentimiento en todas las partes implicadas, pudiendo comprometer gravemente el rendimiento del equipo.

De ahí la importancia de detectarlos a tiempo para poder intervenir y dar una respuesta adecuada que ponga fin a estas dinámicas disfuncionales.

Causas de los Juegos de Poder

En primer lugar, es importante saber que los juegos de poder o también llamados juegos psicológicos se dan en todas las relaciones personales; familiares, de amigos, pareja, vecinos, etc.

Todas las personas tenemos una serie de necesidades emocionales que necesitan ser cubiertas: autoestima, reconocimiento, seguridad, sentimiento de pertenencia, respeto, etc. En el supuesto de que la persona sienta que alguna de ellas no la tiene cubierta, lo que conocemos como carencia, tiene dos posibilidades:

Puede comunicarlo directamente. Por ejemplo, si siente que un compañero no la trata con respeto, puede pedirle que le hable bien y que la trate con dignidad, poniéndole límites.

Puede iniciar un juego psicológico, humillándolo, dejándolo en evidencia delante de los compañeros, o creando falsos rumores.

En las organizaciones, los juegos de poder pueden darse por varias causas. A continuación enumeramos algunas de las más importantes:

Falta de liderazgo

No hay una figura clara de autoridad que inspire, organice y dé confianza al equipo.

Falta de estructuración del tiempo y organización

Puede ser una consecuencia de la falta de liderazgo.  Es decir, los trabajadores no tienen muy claro cuáles son sus responsabilidades y los plazos de tiempo para cumplirlas, sintiendo que no hay una verdadera dirección.

Eso provoca que los empleados se aburran y se dediquen a pasar el tiempo, pudiendo surgir chismes y malententidos.

Falta de cohesión y de motivación

Cuando los trabajadores no establecen vínculos emocionales entre sí, no se sienten partícipes y por tanto, es más fácil que se vean como rivales o surjan conflictos entre ellos. Es muy importante fomentar que los trabajadores se sientan parte de un equipo, porque entonces sienten que forman parte de algo más importante que su propia individualidad.

No sentirse reconocido y valorado

Todos necesitamos que se nos reconozca comopersonas, que se respete nuestra dignidad y que se valore nuestro trabajo.

No sentirse partícipe

El trabajador que no se siente escuchado, que ve que sus opiniones o aportaciones no son valoradas o escuchadas, acaba sintiéndose excluido y desmotivado, perdiendo interés por los objetivos de la empresa, pues la ve como algo ajeno a sí mismo.

La falta de reconocimiento, de sentimiento de pertenencia, de seguridad, de motivación y de liderazgo son los principales motivos que provocan los juegos de poder en las organizaciones.

¿Cómo evitar los juegos de poder en las organizaciones?

Está demostrado que las organizaciones que invierten en programas y actividades para cuidar la salud emocional de sus trabajadores y para fomentar la calidad de las relaciones interpersonales ven reducidas las dinámicas disfuncionales que originan los juegos de poder.

Por tanto, las pautas para prevenir los juegos psicológicos en las empresas son:

  • Ejercer un liderazgo efectivo
  • Fomentar el autoconocimiento y la autoestima de los trabajadores
  • Realizar dinámicas de cohesión y motivación del equipo
  • Favorecer el sentimiento de pertenencia
  • Desarrollar habilidades comunicativas asertivas
  • Trabajar la gestión emocional y el manejo del estrés
  • Valorar las aportaciones y opiniones de los trabajadores
  • Entrenarse en la resolución de conflictos desde la escucha activa, la asertividad, el respeto y la cooperación

Las organizaciones están formadas por personas e invertir en la salud emocional de los trabajadores es invertir en el futuro y prosperidad de la empresa

El Análisis Transaccional es una poderosa técnica para abordar las dinámicas de los juegos de poder ya que analiza las causas que los originan, valorando las necesidades emocionales no cubiertas de las personas que intervienen en dichas dinámicas.

Además, el Análisis Transaccional ofrece herramientas y habilidades no tan sólo para atajarlos, sino también para prevenirlos, asegurando unas relaciones personales satisfactorias que favorecen el buen clima laboral y la eficiencia del equipo.

Begoña Serra
Begoña Serra
Formacion en Analisis Transaccional y Terapia Transpersonal. Terapeuta individual de pareja y familiar. Coach personal y para empresas. Especializada en violencia filioparental.

Deja un comentario