Beneficios de dejar de fumar de manera inmediata

Una de las razones por las que cuesta tanto dejar de fumar es que percibimos como algo muy lejano tanto los beneficios de dejarlo como los peligros de seguir fumando. Sin embargo debes saber que cuando lo dejamos, nuestro cuerpo experimenta unos beneficios casi instantáneos. A continuación muestro una lista de los beneficios de dejar de fumar.

Beneficios de dejar de fumar

  • En 20 minutos tu presión sanguínea volverá a la normalidad
  • En 8 horas los niveles de monóxido de carbono en sangre caerán a la mitad y los niveles de oxígeno volverán a la normalidad.
  • En 48 horas las probabilidades de sufrir un infarto se reducirán. No quedará ningún resto de nicotina en tu cuerpo y tus sentidos del gusto y olfato volverán a la normalidad.
  • En 72 horas tus niveles de energía se incrementarán.
  • En 2 semanas tu circulación sanguínea mejorará y continuará mejorando durante las 10 semanas siguientes.
  • En 3 a 9 meses la tos y tus problemas de respiración desaparecerán ya que habrás aumentado tu capacidad pulmonar en un 10%.
  • En 1 año tu riesgo de sufrir un ataque al corazón se reducirá a la mitad.
    • En 10 años tu riesgo de padecer cancer de pulmón será equivalente al de un no fumador.
  •  En 15 años tu riesgo de sufrir un ataque al corazón será equivalente al de un no fumador
Avatar
Isidro Migallón
Psicólogo y Especialista en Marketing Online. Creador y director de contenidos de Psicocode.

20 comentarios en «Beneficios de dejar de fumar de manera inmediata»

  1. Dejar de fumar tiene muchos beneficios inmediatos para la salud… pero no todas las personas pueden dejar de fumar inmediatamente. No todas las personas experimentan el mismo síndrome de abstinencia, ni tampoco la misma respuesta ansiosa ante la abstinencia.

    Por eso, para muchas personas es esencial pasar por un proceso de cambio de pensamientos y hábitos, poco a poco y con la ayuda de un especialista. En muchos casos, dejar de fumar poco a poco con un plan estratégico adaptado a la persona es lo mejor. ¡Y además harán el proceso de prevención de recaídas! Que desgraciadamente es lo que la mayoría de fumadores (que no lo consiguen) se intentan saltar…

    Si alguien quiere dejar de fumar, puede echarle un vistazo a lo que escribí sobre el tema aquí en http://www.luismiguelreal.es/dejar-de-fumar

    Un saludo!

    Responder
  2. Creo que es muy buena información, aunque me gustaría saber sus referencias.

    Tengo 26 años y tengo 10 años fumando…. poco o mucho no importa, «dejar de fumar» para mi es dejarlo totalmente

    he dejado de fumar pero nunca completamente

    Responder
  3. Hola,comence a fumar a los 13 años,primero porque queria saber a que sabia, segundo por que,queria sentirme grande o adulta.actualmente fumo muy de vez en cuando
    cuamdo estoy triste,cuando me siento sola, con rabia.frustracion
    quiro, no volver a fumar nunca,motivandome en el pensiento, de quw si fo me veo mas vieja. Hasta luego.

    Responder
  4. Me da pudor hacer esta pregunta,y si decides dar contestacion por privado lo agradecere,he leido que el tabaco puede producir impotencia,y disfuncion erectil,y tambien que puede esconder algun problema de corazon grave.Me preocupa mucho a tal de atreverme a hacer esta consulta,por favor toda informacion es poca.mi agradecimiento de antemano.

    Responder
  5. Hola yo llevo fumando 24 años y me encanta fumar e estado muchos añusgo fumando 1 paquete diario, lis fines de semana estando de fiesta ni os cuento y ahora llevo 1 semana sin fumar, la causa fue que vi un video de un pulmón fumador y me aparte de asco miedo , lo tengo claro fumar es un veneno mortal que te consume calada a calada

    Responder
  6. hola sty a un mes de no fumar estoy feliz este es mi tercer intento pero es el ultimo cn resultado muy satisfactorios x mi y x los q me quieren verme bien ojala logremos nstro objetivo de vivir sin adicción sin meterle humo a nstro cuerpo maldito el dia q decidimos hacerlo x primera vez bendito el dia q tomamos la decisión de ser conciente de lo mal q stabams haciendo besos a todos .

    Responder
  7. Una semana ya sin fumar. Cuando se me acabó lo que tenía, sin posibilidad de comprar tabaco allí donde estaba (a menos que lo encargase), decidí que era una ocasión inmejorable para dejarlo. Quizá por estar en el campo, casi aislada y sin estrés, el síndrome de abstinencia no me ha generado ansiedad. Ya de vuelta a la «civilización», con estancos a cada paso, sigo adelante con la decisión tomada. Siempre pensé que, cuando lo dejara, sería «a pelo», sin utilizar sustitutivos (chicles, parches, cigarros electrónicos…)
    Los beneficios más inmediatos pasan, en mi caso, desapercibidos: gusto y olfato eran buenos; respiraba bien y nunca tosía; buena capacidad pulmonar, medida en espirometrías. Pero sé que los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer se verán muy reducidos con el tiempo, y que mi calidad de vida mejorará.
    Lo echo de menos, por supuesto, pero no ha sido tan difícil como pensaba. Ante todo, hay que tenerlo muy claro. Tan sólo lo había dejado en dos ocasiones (dos embarazos), y entonces aún no había adquirido la dependencia actual. Empecé a los 14-15 años… ¡y tengo 55! La excusa con la que trataba de autoconvencerme para no dejar de fumar era mi temor a engordar.
    Leí tu artículo hace tiempo, pero no le presté mucha atención. Ahora, buscando unos apuntes, lo he vuelto a leer con más detenimiento. Y he sentido la necesidad de contar mi caso, de leerme a mí misma… «Llevo una semana sin fumar».
    Un cordial saludo, y muchas gracias por tus aportaciones, Isidro.

    Responder
  8. Hola Isidro , felicidades por la página.., queria preguntarte algo muy serio , pero no me
    atrevo del todo, aunque estudie un año psicología por la UNED ,y si me ha proporcionado mucha cultura ,me encantaría saber la verdad sobre un asunto personal
    Me gustaría saber si me puedes orientar hacia la verdad,por que yo no soy dueño de mis emociones y mis decisiones como lo sería alguien mas cauto

    Responder
  9. Hello There. I found your blog the use of msn.
    This is a very neatly written article. I will make sure to bookmark it and come back to learn more of your helpful information.
    Thank you for the post. I’ll certainly comeback.

    Responder
  10. Soy una persona que he fumado desde los 12 años hoy tengo 50 no pare ni cuando estuve embarazada y por recomendacion medica solo me permitieron 5 cigarros al dia sin embargo con los años pasados la insistencia de mis famialiares y mis ganas enormes por operarme los senos que siempre los tuve muy grandes empece el camino para dejar de fumar compre el kit completo de parches de nicotina para ayudarme la primera vez fracase y la segunda ves deje 15 días y me opere los senos fue la inspiración mas grande que tuve para dejar el cigarro hace ya 3 meses de esto y aun no fumo para mi cada día es un día mas pero considero que si deseas dejar de fumar tiene que acompañarte aparte del deseo varias cosas primero las ganas de hacerlo , segundo una ayuda como el parche ,cigarro electrónico en fin y tercero un ideal o una meta de inspiración como dije antes en mi caso fueron los senos pero cualquiera que sea y lo lograras

    Responder
  11. Hola Isidro:
    Con estos datos objetivos, debería ser relativamente fácil dejar de fumar porque los beneficios a corto, medio y largo plazo son evidentes y son reales. Sin embargo, la realidad es otra:
    El fumador, con el tiempo, genera una adicción. Lo que comienza como un «vicio» social, se convierte en un hábito y lo siguiente es una dependencia relativa pero real.
    Dejar de fumar, para el fumador compulsivo, es realmente traumático. Reconoce todos estos beneficios y sabe de los riesgos a medio/largo plazo pero, aunque se lo tome en serio, el síndrome de abstinencia le va a provocar un cuadro de ansiedad que, en un elevado porcentaje, conduce al fracaso y a la reincidencia.
    La ansiedad provocada por la abstinencia es físicamente real pero se incrementa psicológicamente debido a problemas sociales, emocionales, fobias o miedos que generan situaciones estresantes, lo que induce al consumo de nicotina para recuperar la «normalidad».
    Se dice que «querer es poder» pero, esto no siempre se cumple y, en el caso de la adicción a la nicotina, es fácil volver a caer en la tentación de dar «una calada» antes de finalizar esa «cuarentena» de abstinencia, de ahí el gran número de fracasos en los intentos iniciales. Por eso, en los casos «rebeldes», es recomendable el refuerzo de la actitud con terapias específicas.

    Responder
  12. ESTA BUENISIMO EL ARTICULO, ES BUENO QUE SE SEPA QUE SE GANA AL DEJAR DE FUMAR, PORQUE SE SABE POR TODOS LOS MEDIOS LOS PELIGROS QUE HAY. FELICIDADES POR EL TEMA, ..MUY BUENO.

    Responder

Deja un comentario