Adicciones en los adolescentes: los nuevos peligros del siglo XXI

La aparición de cualquier tipo de adicción entre el público joven es algo que se da con más frecuencia de lo que se debería. A veces saltan a la vista, sobre todo si es algo ligado a sustancias peligrosas como drogas; pero en otras ocasiones no es algo tan evidente, porque no parece afectar demasiado a su comportamiento. Resulta curioso, puesto que algunas de ellas no lo parecen, pero lo son por completo.

Vamos a profundizar en este terreno y ver, sobre todo, las nuevas adicciones entre jóvenes que están surgiendo en el siglo XXI. Porque siempre que se habla de un adicto, se vincula a algo como el juego, el alcohol o las sustancias ilegales; pero limitarse a eso es un error. Hay más factores en juego, más riesgos que sobrevuelan a este sector joven de la población.

Las nuevas adicciones entre los jóvenes

Dejando a un lado las ligadas a sustancias ilegales como las drogas, de las que os recomendamos echar un vistazo a este artículo de psicologosmadrid-ipsia.com para ampliar información, sobre todo en lo referente a los factores que aumentan el riesgo de adicción; nos vamos a centrar principalmente en lo nuevo, lo que hasta ahora resultaba desconocido.

Un terreno novedoso para muchos profesionales, pero que se está convirtiendo en toda una realidad para gran parte de la población. Puede resultar sorprendente, pero se están detectando casos de adicciones a cosas como comprar o incluso apostar, y sí, entre los adolescentes. Casos que poco a poco van agravándose y que requieren, cuanto antes, de la intervención de profesionales en salud mental para evitar que empeoren hasta el punto de llegar a ser totalmente incontrolables.

A continuación, vamos a ver cuáles son las principales nuevas adicciones entre jóvenes. Rogamos prestar especial atención, porque puede que cualquier familia tenga uno de estos casos en casa y no se haya dado ni cuenta.

Tecnología

Pasa cuando vas por la calle, cuando te sientas en la mesa o cuando incluso te quedas un rato en el parque. Ves a los jóvenes totalmente atentos a la pantalla de su teléfono móvil, sin hacer otra cosa que actualizar sus perfiles en redes sociales, comentar vídeos o etiquetar a amigos en fotografías mientras chatean a través de apps como WhatsApp o Telegram.

El problema es que, detrás de cada nuevo post en TikTok o de cada tuit que se lanza en Twitter hay, desafortunadamente, una gran legión de jóvenes que se vuelven adictos a todo esto. Sucede más de lo que debería, con adolescentes totalmente absortos en lo que están haciendo con el teléfono o, a veces, también en la consola. Solo hay que ver el caso de Fortnite, que está llegando a ser una palabra prohibida en algunos colegios.

Compras

Querer dar a unos hijos todo lo que no se pudo tener en la juventud de uno mismo es una peligrosa arma de doble filo. Tanto es así, que a veces los jóvenes se acostumbran a un nivel de vida tan elevado que, cuando se dan cuenta de que no se puede mantener constantemente, empiezan los problemas. Necesitan comprar más, saciar otro capricho más. Y todo eso proviene, por supuesto, de una adicción.

Algo que se ha potenciado además con las nuevas tecnologías y el e-commerce, sumado a la inmediatez que este ofrece. Curiosa adicción esta, porque empuja al consumo compulsivo, a querer comprar cada novedad, a querer hacerse con todo lo que sale a la venta y les pueda interesar. No conseguirlo lleva a una peligrosa frustración que deriva, como bien estamos apuntando, de la adicción a la compra.

Apuestas

La presencia de casinos online y casas de apuestas por internet, sumada a la facilidad para falsear datos de identificación, ha propiciado que haya un incremento de jugadores con edad inadecuada y, sí, también de adolescentes adictos a las apuestas. Un terreno de lo más espinoso, que ha llevado incluso a que el Gobierno controle la publicidad de las casas de apuestas para evitar el incremento desbocado de la ludopatía.

Pero es algo que exige especial atención, no solo por estas plataformas online. Existen videojuegos que incluyen sistemas de apuestas encubiertas que van generando también cierta dependencia. Tanto es así, que diferentes países han empezado a promover leyes para regularlos y evitar que surja toda una generación de adictos a las apuestas.

Son tres corrientes, pero bastante peligrosas. Junto a estas, encontramos también un incremento de jóvenes adictos al alcohol o incluso a otras sustancias ilegales, como bien comentábamos antes. Todo padre y madre debe prestar especial atención a cualquier cambio de humor o nueva tendencia de sus hijos, sobre todo en estas edades tan complicadas.

La adolescencia puede ser difícil, y más con estos riesgos que sobrevuelan a esta parte de la población juvenil. Afortunadamente, actuando a tiempo se puede remediar todo.

Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

Deja un comentario