Cómo ser una buena madre y no morir en el intento

Desde el momento que me convertí en madre por primera vez supe que mi vida iba a dar un vuelco de 180o. Pero al hacerlo por segunda vez el vuelco fue mayor, y mayor tuvo que ser el esfuerzo para organizarme y aprender a ser una buena madre.

Porque, como todas las madres, además de tener hijos, tenemos marido, trabajo, vida socia y nuestras propias necesidades. Todo eso debe entrar en 24 horas.

¿Imposible?

Desde aquí os voy a dar algunos consejos con el fin de sacar tiempo para cumplir con los objetivos y que nos sobre un poquito para nuestras necesidades individuales.

Lo primero es organizarse con tu pareja. Repartir las tareas en la medida de lo posible y hacer equipo. Y también dar a vuestros hijos tareas que puedan desempeñar por ellos mismos. Eso nos ayudará a desprendernos de algunas cosas a los padres y a darles una mayor autonomía a los hijos.

La organización es nuestra mejor herramienta

Una de las cosas que mejor nos puede funcionar es crear un planning semanal. Señalaremos las citas importantes de la semana, las actividades extraescolares, las reuniones y todo lo que necesitemos.

Podemos incluir en dicho planning la repartición de tareas. A quién le toca sacar la basura, fregar los platos, alimentar a la mascota, etc. En la medida de lo posible debemos descargar a la madre de esas obligaciones, ya que suele ser la que más trabajo realiza en la casa.

También es recomendable hacer un menú semanal que nos ayudará a organizar nuestra compra. De esta manera llevaremos una dieta equilibrada que nos evitará improvisar y comer «cualquier cosa» que haya en la nevera. Saber lo que necesitamos para toda la semana es muy beneficioso y nos ahorra tiempo y dinero.

Dicho menú nos puede ayudar a dedicarle menos tiempo a cocinar. Al saber lo que toca podemos reservar un par de días a la semana a realizar la mayoría de elaboraciones. ¡El congelador es un buen aliado!

Si tenemos hijos mayores podemos hacerlos partícipes del planning para que aporten su opinión.

Una vez realizado, ponerlo en un sitio visible para todos, como por ejemplo la nevera.

Cuida la relación de pareja

Es muy importante para un buen ambiente familiar que la pareja goce de una buena relación, en paz y armonía.

Y es que, entre el trabajo, los niños y las tareas, a veces descuidamos nuestro matrimonio. Y debemos recordar que antes de ser padres fuimos amantes.

Una pareja unida y compenetrada nos proporcionará unos beneficios que se verán reflejados en nuestra vida diaria.

Así que, por qué no, planificad también alguna salida en pareja. Una noche de cine, una cena, una escapada de fin de semana, o simplemente salir a tomar algo.

Delegar es posible

Muchas veces no delegamos tareas porque pensamos que haciéndolo nosotros mismos se hará más rápido y mejor. Un claro ejemplo es cuando un niño quiere aprender a vestirse por sí mismo. Al principio lo hará mal, sacará el brazo por el agujero de la cabeza o se pondrá el pantalón al revés. Y muchas veces para ir más rápido terminamos vistiéndolo nosotros mismos.

Con esa simple acción le estamos limitando su autonomía y aprendizaje. En cambio, si le dejamos y le vamos guiando paso a paso, aprenderá más rápido y sin darnos cuenta se sabrá vestir él sólo. Y una cosa menos que nos tocará hacer a nosotros.

Tiempo en familia

A veces pensamos que pasar tiempo en familia es quedarse en casa y que cada uno termine haciendo cosas diferentes, pero bajo el mismo techo.

Con «tiempo en familia» me refiero a tiempo de calidad. Tiempo compartiendo juntos, haciendo una merendola en el parque, montando un karaoke familiar… hay infinidad de posibilidades, pero siempre haciéndolo todos juntos.

Compartid aficiones e interesaos por las de los demás miembros de la familia. Si a tu hijo le gustan los video juegos, siéntate un rato con él a ver cómo juega. Quién sabe, quizás te animes a jugar alguna partida.

Con eso no solo compartirás un rato con él, sino que os ayudará a conoceros mutuamente e incrementará vuestra confianza.

Pensad que el tiempo pasa demasiado rápido y hay que aprovechar cada segundo que la vida nos regala.

Psicocode
Psicocode
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal.

1 comentario en «Cómo ser una buena madre y no morir en el intento»

Deja un comentario