Trastornos del sueño: Parasomnias y Disomnias

¿Sabías que pasamos de 20 a 25 años, es decir, un tercio de nuestras vidas durmiendo? Los trastornos del sueño pueden repercutir en nuestra calidad de vida y afectar nuestros comportamientos durante la vigilia.

A pesar de que la gente pasa aproximadamente un tercio de sus vidas durmiendo, aún es muy poco lo que se conoce acerca del sueño.

¿Qué es el sueño?

El sueño no es un estado sino una conducta. El ser humano durante toda su vida mantiene una alternancia cíclica de dos ritmos biológicos: la vigilia y el sueño. El sueño es un proceso fisiológico necesario ya que desempeña un papel crítico en el desarrollo precoz del cerebro, en el aprendizaje y en la consolidación de la memoria.

Este proceso se ha definido como“un estado regular, recurrente y fácilmente reversible del organismo que se caracteriza por una relativa inactividad y un gran aumento del umbral de respuesta ante los estímulos externos” Citado de Caballo, 2008.

Para ello, durante las últimas décadas se han propuesto múltiples teorías explicativas acerca de la función del sueño, cuyo papel primordial es restaurar la energía física y psicológica (Caballo, 2008)

Adicionalmente, el sueño depende de numerosos factores conductuales al igual que fisiológicos, además de la integridad de muchas estructuras neuronales y mecanismos corporales (Caballo, 2008), lo cual permite comprender por qué hay tantos aspectos orgánicos y ambientales que perturban el funcionamiento del sueño.

Parte de la investigación en el campo de la salud, ha estudiado la gravedad de las manifestaciones patológicas y el factor de riesgo que afecta la calidad de vida de cualquier individuo. Cabe señalar, que cualquier sujeto puede presentar alteraciones o desviaciones del sueño, mostrándose como una manifestación deficiente, excesiva o anómala del comportamiento (Díaz, Ruano, Chacón, 2009).

Para ello, existe una clasificación internacional de los trastornos del sueño, que fue desarrollada por especialistas de diferentes nacionalidades en 1990, en donde encontramos:

  1. Disomnias, que corresponden a la dificultad para iniciar o mantener el sueño, o bien por somnolencia excesiva, en él se muestran: el insomnio, narcolepsia, trastornos relacionados con la respiración y trastornos del ritmo circadiano.
  2. Parasomnias, que se caracterizan por ser conductas o acontecimientos fisiológicos anormales que ocurren asociados al sueño, en él se encuentran: los terrores nocturnos, las pesadillas, sonambulismo, somniloquio, bruxismo nocturno y enuresis nocturno (Caballo, 2008).

Finalmente, el conocimiento del sueño y sus trastornos han evolucionado considerablemente, lo cual constituyen uno de los problemas más frecuentes en las consultas médicas y psicológicas.

Para ello, los trastornos del sueño han adquirido gran importancia dada su repercusión sobre diferentes aspectos de la vida diaria, la salud, el desempeño laboral, costos directos e indirectos en la atención médica requerida para su manejo y el bienestar de los individuos.

De está forma, a partir de los avances de la investigación básica del sueño, junto a la experiencia acumulada de los clínicos en su práctica profesional, se busca la comprensión de los trastornos del sueño y en definitiva una mejor y eficaz intervención.

trastornos del sueño

Fases del sueño

El sueño nocturno de un adulto se organiza en 4 o 5 ciclos de 90 a 120 minutos. Durante ese tiempo se observan las siguientes fases:

Fase I: Transición entre la vigilia y el sueño. Dura aproximadamente 10 minutos y se puede observar actividad theta.

Fase II: Sueño ligero de aproximadamente 15 minutos. Se observa actividad theta, spindles y complejos K.

Fase III: Se registra entre el 20 y el 50% de actividad delta.

Fase IV: Se registra más del 50% de actividad delta. Es la fase de sueño más profunda.

Las fases III y IV no están bien delimitadas y se las conoce como SUEÑO DE ONDAS LENTAS. Las fases I, II, III Y IV conforman el sueño NO REM.

El sueño REM ocurre 45 minutos después de la fase IV. Durante el sueño REM nos quedamos paralizados, la mayoría de nuestras neuronas motoras son inhibidas y el encéfalo está muy activo. Tanto el flujo sanguíneo como el consumo de oxígeno aumentan y los ojos se mueven rápidamente. El sueño REM lleva a cabo funciones que facilitan el aprendizaje. Así que ya sabes…Necesitamos dormir antes de un examen… ¡Nada de pasar la noche en vela!

Durante el sueño REM ocurren la mayoría de los ensueños de carácter narrativo. Los ensueños se caracterizan por buenas imágenes visuales, pero están poco organizados en lo referente al tiempo.

Principales trastornos del sueño

Los trastornos del sueño incluyen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales durante el sueño. A continuación detallaremos los principales trastornos del sueño:

Insomnio

Dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial). Aquellas personas que se despiertan temprano por la mañana, antes de lo planificado sufren de insomnio terminal. También se puede sufrir de insomnio intermedio si la persona se despierta varias veces durante la noche. El insomnio puede ser un síntoma de que algo no anda bien…

Los pacientes que toman medicación para dormir desarrollan tolerancia al fármaco y sufren síntomas de rebote si dejan de tomarlo (insomnio por dependencia de fármacos).

Apnea del Sueño

Ocurre cuando la persona se duerme y deja entonces de respirar, especialmente se observa en aquellas personas que roncan. Es considerado un trastorno grave.

Eneuresis nocturna

Consiste en una incontinencia urinaria y es muy frecuente en los niños. Los trastornos psicológicos casi siempre son el resultado de este trastorno que por cierto es más frecuente en las niñas.

Sonambulismo

Este trastorno implica levantarse y andar dormido. Es bastante común durante la niñez y suele desaparecer en la adolescencia.

Terrores Nocturnos

Consisten en gritos angustiosos, temblores, pulso acelerado y generalmente no hay ningún recuerdo de lo que ha provocado el terror. Es más frecuente en los niños pequeños.

Pesadillas

Es un ensueño que puede causar una fuerte respuesta emocional, como miedo o terror. Están relacionadas con el sueño REM mientras que los terrores nocturnos ocurren en las fases III Y IV (sueño de ondas lentas).

Síndrome de las Piernas Inquietas

Su principal síntoma es una necesidad irresistible de mover las piernas. Generalmente empeora con el paso de la edad y puede interrumpir el sueño.

Narcolepsia

Se produce cuando el sueño se manifiesta en momentos inapropiados.

Síntomas:

  • Crisis de sueño

Necesidad irresistible de dormir, lo cual puede ocurrir en cualquier momento pero suele suceder en circunstancias monótonas y de aburrimiento. El sueño dura entre 2 y 5 minutos y la persona se despierta despejada.

  • Cataplejía

Parálisis total que ocurre durante la vigilia. La persona se debilita de repente y cae al suelo. La atonía muscular propia del sueño REM se produce en un momento inapropiado. Esta pérdida del tono muscular está provocada por una inhibición masiva de las neuronas motoras de la médula espinal.

  • Parálisis del sueño

Incapacidad para moverse justo antes de que comience el sueño o al despertarse por la mañana.

  • Alucinaciones Hipnagógicas

Se trata de ensueños vívidos que ocurren inmediatamente antes de que una persona se quede dormida. Se acompañan de parálisis del sueño.

Los pacientes con narcolepsia prescinden del sueño de ondas lentas y pasan directamente de vigilia a sueño REM. Su sueño suele estar interrumpido por numerosos períodos de vigilia. Los trastornos relacionados con el sueño REM suelen tratarse con fármacos antidepresivos que favorecen la actividad de la serotonina y la noradrenalina.

Trastorno de conducta durante el sueño REM

El paciente no llega a tener atonía muscular durante el sueño REM y puede representar sus ensueños. Se asocia con otros trastornos como el Parkinson y suele tratarse con clonacepam.

Jetlag

Trastorno temporal del sueño que puede afectar a las personas que viajan y atraviesan varios husos horarios. Esto ocurre porque el reloj interno del cuerpo no está sincronizado con el nuevo huso horario.

Se estima que un 45% de la población mundial sufre, hoy, algún trastorno del sueño…

Recuerda que un buen descanso junto con una dieta equilibrada y ejercicio regular mejoran tu calidad de vida y tu salud tanto física como emocional.

Referencias

Caballo, V. (2008). Manual para el tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos psicológicos. Madrid; Siglo XXI de España Editores, S.A.

Díaz, R; Ruano, M; Chacón, A. (2009). Estudio de trastornos del sueño en Caladas- Colombia. Acta Médica Colombiana, 34,2, 66-72.

Avatar
Redacción
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales.

3 comentarios en «Trastornos del sueño: Parasomnias y Disomnias»

  1. Hola realmente estoy preocupada,me sucede ahora más seguido , incluso 2 veces en una noche ,un parálisis ,q no me permite moverme ,ni hablar si puedo ver y escuchar pero no moverme.

    Responder
  2. Estos trastornos del sueño hay que tomérselos muy en serio porque puede destruir vuestras vidas. No sólo a nivel de salud, sino a nivel laboral y sentimental. Si dormimos bien somos más longevos en edad y tenemos menos enfermedades.

    Responder
    • Ya tener insomnio y tener que ir a trabajar igual, siendo mayor, en vez de una obligación, se convierte en «insoportable» ( no encuentro la palabra para describirlo). Dormir es mejor calidad de vida, pero longevidad para que? . La longevidad si va acompañado por una independencia y salud.Que no se dá en la mayoría de los casos.Sino, no tiene sentido.

      Responder

Deja un comentario