Teoría de la incubación de Eysenck: así se producen las fobias

En muchas ocasiones, somos muchas las personas quienes manifestamos haber sentido angustia ante una situación determinada, otros por el contrario sienten miedo, que se puede dar hacia un objeto o una situación.

Todo cambia cuando esa angustia y ese miedo se vuelven patológicos, convirtiéndose en una fobia. Pero, ¿Qué son las fobias? Y ¿cómo se adquieren?; esto te lo contaremos a partir de la teoría de la incubación de Eysenck.

Las fobias se entienden contemporáneamente como un miedo intenso y desproporcionado ante un estímulo o situación aparentes. Se trata de un temor inexplicable e irracional que implica una evitación de aquello que se teme.

¿En qué consiste la teoría de la incubación de Eysenck?

Esta teoría parte del hecho de que no remiten las Respuestas condicionadas de ansiedad cuando el sujeto se enfrenta a los estímulos condicionados, bien de forma real o imaginada.

Si el sujeto se expone al estímulo temido cabría esperar que la Respuesta condicionada iría disminuyendo en intensidad hasta desaparecer. Para esto tiene que haber un requisito: que no apareciera el Estímulo Incondicionado y sólo lo hiciera el Estímulo Condicionado.

¿Qué sucede? Que no en todos los sujetos esto ocurre así, la Respuesta condicionada no desaparece e incluso puede llegar a aumentar. Eysenck revisa el principio de extinción. Es muy raro que la Respuesta condicionada supere a la Respuesta incondicionada y esto lo observa en distintas fobias.

La teoría de Eysenck (1987), postula que las respuestas emocionales no se pueden considerar un condicionamiento pavloviano tipo A -un estímulo neutro resulta asociado con una respuesta condicionada (Respuesta condicionada) por emparejamiento con un Estímulo incondicionado-, sino que se entienden mejor mediante un condicionamiento tipo B (el Estímulo condicionado se relaciona estrechamente con el Estímulo incondicionado que provoca una respuesta incondicionada (Respuesta incondicionada), e intensifica el Estímulo condicionado original.).

La ansiedad es generada, mantenida e incrementada gracias a las propiedades del condicionamiento pavloviano de tipo B, debido a esto, la simple presentación del Estímulo Condicionado puede producir un aumento o aparición de la Respuesta Condicionada.

Eso sí, es preciso que interactúen ambos parámetros, la intensidad de la Respuesta Condicionada y el tiempo de presentación del Estímulo Condicionado.

Se debe explicar también que para este modelo de ansiedad y con lo explicado anteriormente como base, para que se dé una resistencia a la extinción o incluso el incremento (incubación) de la Respuesta Condicionada, ésta debe actuar como agente reforzador (de la conexión Estímulo Condicionado-Respuesta Condicionada).

El mismo autor explica que desde el prisma de este modelo, “este tipo de reforzamiento sólo se produce si la Respuesta Condicionada es suficientemente fuerte, y si la duración del Estímulo Condicionado es corta…ya que la fuerza de la Respuesta Condicionada declina con el tiempo y con la presentación prolongada del Estímulo Condicionado” (Sandín, 2008:101).

Este modelo contempla la existencia de un punto crítico que establece la intensidad crítica de la respuesta condicionada y la duración crítica del tiempo de exposición del estímulo condicionado, que no es otra cosa que la comprensión de que cuando el Estímulo Condicionado es presentado en una duración de tiempo prolongada la Respuesta Condicionada puede llegar a extinguirse, mientras que una presencia en cortos y repetidos periodos de tiempo del Estímulo Condicionado puede producir un incremento de la Respuesta Condicionada.

Dicho en otras palabras, ante la existencia de una determinada Respuesta Condicionada de carácter fuerte, el Estímulo Condicionado es presentado durante un periodo largo de tiempo, este modelo prevé un descenso en los niveles de ansiedad, pudiendo llegar incluso a alcanzar niveles de extinción de la Respuesta Condicionada al correspondiente Estímulo Condicionado (Sandín, 1995).

Eysenck admite que:

• Los síntomas de la ansiedad son producto del condicionamiento clásico.

• Que frecuentemente y bajo ciertas condiciones, esa Respuesta condicionada aprendida se incuba y aumenta cuando el sujeto se enfrenta a los Estímulos condicionados que no son recordados.

Incubación de la ansiedad: la Respuesta Condicionada tiende a perpetuarse o aumentar en lugar de disminuir.

La Teoría de la Incubación se fundamenta en 2 hechos

1. Que la simple presentación del Estímulo condicionado sin el Estímulo incondicionado para que se produzca extinción, es errónea.

2. Para explicar el aumento de la respuesta se va a la génesis de las reacciones fóbicas: no vale el condicionamiento clásico tipo A para explicar la adquisición de fobias. Hay que explicarlo a partir del paradigma del condicionamiento tipo B (=condicionamiento interoceptivo):

*Condicionamiento Tipo A

Estímulo condicionado (campana) Respuesta Operante al Estímulo condicionado.

Estímulo Incondicionado (comida en recipiente) Aproximación, salivación, masticación, deglución.

* Condicionamiento Tipo B

Estímulo condicionado (contacto exportador, preparar inyeccion)

Respuesta Operante. Estímulo incondicionado (morfina)

Respuesta incondicionada: nauseas, vómitos, salivación., sueño profundo.

El Estímulo incondicionado provoca importantes cambios fisiológicos en el organismo (Respuesta incondicionada)que son identificables también en la Respuesta condicionada.Fo

Formulación: la teoría propone en las respuestas de miedo-ansiedad se encuentran implicados 2 componentes definidos por la 3ª variable de modo que:

CTM = (1) Ed + (2) (Ea x Sa)

1. Expectativas de daño. La mayoría de las fobias se inician a partir de estas Expectativas de daño. Las personas anticipan que puede sobrevenir un peligro físico o social o perder un ser querido. Estas Expectativas de daño se aprenden a través de Condicionamiento Clásico, Aprendizaje Observacional o Aprendizaje Cognitivo, o por las 3. hay unos estímulos que por sí mismos provocan Expectativas de daño: por ejemplo, montar en avión. Alude a estímulos: es situacional.

2. Expectativas de ansiedad. Por ejemplo, en el momento en que me den la palabra me pondré a sudar, etc. Tiene temor al daño (situación social negativa) y a la ansiedad que va a experimentar. Esto es importante en algunos cuadros de ansiedad: tenemos que exponerle a lo que teme y hay que distinguirlas. En general, en el momento que una persona tiene miedo a algo y lo reconoce, tiene Expectativas de ansiedad porque se aprenden estas últimas por condicionamiento clásico.

¿Bajo qué condiciones se extingue o incuba la Respuesta Condicionada (tipo B)? Depende de 2 parámetros:

1. Fuerza o intensidad de la Respuesta Condicionada.

2. Tiempo de exposición al Estímulo condicionado.

Cuando la Respuesta Condicionada es muy intensa y el tiempo de exposición es escaso, se producirá incubación (porque no se le ha dado tiempo a que la respuesta de ansiedad descienda, sería un nuevo ensayo de condicionamiento), pero si el tiempo es largo, se producirá extinción (la respuesta de ansiedad disminuye porque no hay ningún organismo que soporte esa gran activación durante tanto tiempo).

Si la Respuesta Condicionada es débil y el tiempo de exposición es breve, se produce extinción (porque la Respuesta condicionada no ha alcanzado un nivel intenso que necesite un tiempo elevado para lograrlo).

Hay que atender no tanto a la cantidad de ansiedad que tiene el sujeto cuando se le empieza a exponer, sino a la cantidad de ansiedad que tiene el sujeto al finalizar la exposición.

Avatar
Redacción
Portal web especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales.

Deja un comentario