Pisantrofobia: El miedo a confiar en los demás

Cuando una persona ha pasado por varios fracasos sentimentales; llega un momento, en el que te puedes preguntar a ti mismo que es lo que haces mal para que siempre tus relaciones terminen de tan mala manera, quizás puedas llegar a cuestionarte acerca de porqué no eres capaz de encontrar a esa media naranja con la que poder compartir tus ilusiones, tus sueños y también tus penas y fracasos.

A continuación explicaremos de qué se trata todo esto.

Todas esas preguntas sin respuesta que nos hacemos una y otra vez a nuestro yo interior, deberían poder conducirnos al desencadenante principal de toda relación; es decir, la confianza. Pero no solo la confianza en la otra persona a la que queremos en ese momento, no; también la confianza con nosotros mismos. Puede darse el caso, en más de una ocasión, en el que el motivo de tan malas experiencias amorosas, se deba a ti mismo/a.

Por esta razón, es totalmente recomendable, el hecho de que para poder encontrar cierto sentido a la vida y conseguir una visión mucho más clara de todo lo que sucede en ese momento, tal como: dolor emocional intenso, sentimientos de abatimiento, sentimientos de inferioridad. Es preciso que nos adentremos en lo más hondo de nuestro interior, con el objetivo de entender algunos mecanismos psicológicos que todos tenemos, pero ante los cuales no sabemos reaccionar en determinados momentos de nuestra vida.

¿ Cuáles podrían ser estos sentimientos? . Os preguntareis, pues bien:

Algunos de ellos pueden ser:

  • La traición para con nosotros mismos.
  • Pérdida de confianza en nuestra pareja y en nuestra suerte con el amor.
  • Perdida del vinculo afectivo que nos unía a la otra persona.
  • Sentimientos tales como: culpa y perdida de fluidez en la comunicación con la pareja.

Cuando perdemos la confianza, tener en cuenta que lo perdemos todo; pues ésta es la base más importante de cualquier relación que se dé en el plano emocional. Pero en esta ocasión, el nivel de confianza se generaliza de tal forma que la persona que ha fracasado en una relación anterior, se siente incapaz de volver a confiar otra vez. Siente temor porque piensa que la situación puede volver a repetirse y de alguna forma se niega a sufrir más.

Pero hay que tener muy presente que convertirnos en prisioneros de nuestros propios miedos no nos lleva a ningún lado que merezca la pena. En la vida el sufrimiento es una parte importante, pero no por el miedo que tengamos a este, podemos renunciar a vivir, y lo que es más importante a sentir.

El hecho de que se fracase en una relación en la que se había apostado el todo por el todo, no quiere decir que no se pueda encontrar más adelante esa persona tan deseada y añorada.

¿Qué es la pisantrofobia?

Por pisantrofobia, se entiende ese miedo irracional que padece una persona de cara a establecer una relación de confianza con las personas, debido a malas experiencias vividas anteriormente y que han dejado una huella importante en su plano emocional.

Cuando una persona desarrolla este tipo de fobia, a menudo,  puede llegar a sentir que todo el mundo que se acerca a él o a ella en algún momento les va a traicionar como les pasó algún tiempo atrás. Este temor exagerado al sufrimiento, les hará convertirse en seres totalmente herméticos y desconfiados.

Este síndrome no solo puede afectar al plano sentimental de la persona, sino también a otros tan importantes como la familia, amigos, compañeros de trabajo. Haciendo que la angustia que experimenta crezca a medida que la otra persona se va convirtiendo más importante para el individuo.

¿ Cuales son las conductas características de la pisantrofobia?

1. El sujeto intenta evitar en todo momento actividades que de alguna forma requieren que se involucre en actividades de contacto interpersonal; esto se debe sobre todo a que experimenta un temor exagerado para sobrellevar las criticas que otros puedan llegar a lanzar sobre su persona.

2. Tiene mucho miedo y se muestra reacio a juntarse con personas desconocidas, a menos de que esté seguro/a de que va a caer bien a los demás miembros del grupo al que pretende entrar.

3. No toma ningún tipo de riesgo que pueda poner en peligro su plano emocional.

4. No intenta volver a encontrar pareja, porque siente miedo extremo a que le vuelvan a traicionar o fallar.

5. Se rehúsa totalmente a abrirse delante de los demás, mostrándose en todo momento con un alto grado de introversión y reserva.

Estas conductas pueden ser normales durante un cierto tiempo, tras una ruptura sobre todo si esta ha sido promovida por motivos de traiciones o fallos graves de la persona en la que anteriormente se había depositado toda la confianza.

Así mismo, es totalmente importante que la persona tenga conciencia de que tiene que tomarse un tiempo de asimilación y recuperación, con  una determinada duración en el tiempo. Después,  tiene que volver a la vida y volver a correr riesgos pues de eso se trata la existencia humana.

¿Qué es la confianza y para qué nos sirve?

La confianza de carácter interpersonal es la expectativa que tiene  todo individuo de que puede confiar y fiarse de la palabra , promesa o afirmación de cualquier individuo o grupo que conozca previamente.

Las personas que tienen confianza interpersonal alta, suelen ser más felices así como de la misma manera, experimentar un menor número de conflictos.

La confianza es importante en la vida de cualquier ser humano, porque es lo que hace que no se sienta el estrés que puede provocar el temor a que nos traicionen. No podemos vivir pensando en que algo malo nos va a pasar y que no podremos hacer nada para evitarlo.

Como personas tenemos que entregarnos a la vida con todos los beneficios y riesgos que ésta implica.  Ese esfuerzo merecerá la pena en algún momento y eso vendrá dado por la felicidad.

¿Como entregarnos nuevamente y confiar?

En psicología este tema es más frecuente de lo que puede llegar a parecer. Constituye todo un reto y una aventura muy significativa para la propia persona, el hecho de encontrar respuestas propias a todos esos interrogantes que en algún momento de la vida han podido producir angustia.

Como en más situaciones, esto requiere de una terapia en la que el profesional ayude a la persona a encontrarse a sí mismo a volver a confiar en las personas que le rodean y a superar ese temor exagerado en forma de fobia que ha invadido su vida.

Otra parte de la terapia muy importante en este tema, es el crecimiento personal, donde se darán pautas para superar las dificultades que surjan en la vida sin que estas nos destruyan tanto a nivel físico como emocional.

¿Cuáles son algunas de estas estrategias?

1º. Aceptación del dolor: Es fundamental aceptar lo que ha ocurrido y permitirte hacer un duelo para reconstituirte. El hecho de hacer disminuir el dolor puede provocar que nunca puedas confiar en nadie nuevamente, por eso…Tomate tu tiempo y desahógate.

2º. Descansa del amor por un tiempo: después de una mala experiencia amorosa, debes concederte un tiempo para que tus heridas puedan llegar a cicatrizar de forma correcta.

Tomate tiempo para resurgir: Cuando creas que es el momento adecuado para volver a iniciar una relación de pareja, sé prudente, ve despacio, disfruta el momento.

Recuerda que saltar de una relación a otra y utilizar a las personas para olvidar, es decir, por puro despecho, nunca será la solución adecuada. Todo en esta vida requiere un tiempo y recuperarse emocionalmente no es la excepción. Pero ten presente, que cuando lo hayas conseguido serás mucho más fuerte y habrás aprendido y vivido una nueva experiencia.

Como seres humanos, necesitamos confundirnos, tropezar y caer, para después, levantarnos y triunfar.

Diana Rubio
Diana Rubio
Técnico en Integración Social desde el año 2012 por el IES Julio Verne de Leganés. Psicóloga por la UNED

4 comentarios en «Pisantrofobia: El miedo a confiar en los demás»

  1. Hola Diana. Muy bonito tu post.

    A mi me ha surgido un problema con mi psicólogo y no sé cómo solucionarlo.

    He intentado hablar con él. En el momento, he sentido alivio pero sigo igual respecto a él: he perdido la confianza. Me resulta muy dolorosa la situación porque no sé resolverla.
    Tuve momentos en que me sentí escuchada y entendida pero, a veces en sesión, por mi mismo miedo a que pensase que le mentía en mis dificultades o que lo tomase como que quería dar lástima, pues claro, no terminaba de soltar los sentimientos negativos de lo que contaba en el momento. No sé si tiene sentido esto que digo.
    Contaba mis preocupaciones pero desde el miedo, sin relajarme del todo, y parece que así uno no siente que la otra persona te vaya a entender y validar. Bueno, esto mismo he intentado explicárselo y no sé si lo ha entendido.
    Llevo 2 años en terapia y entiendo que no puedo quejarme todo el rato. Lo entiendo pero me siento dolida. Me siento así desde que en una ocasión que estaba especialmente negativa le mandé un correo que no contestó. Después en sesión le dije que me sentí rechazada pero quería entender que él había actuado así por mí, para que no cayese en la negatividad constante. Él dijo que sí.
    El caso es que ahora que sé tb que soy repetitiva al contar las cosas, y aburrida porque me cuesta mucho empezar una conversación con él, y cuando hablo lo hago con poca energía, pues la verdad es que me resulta difícil olvidarme de mí misma y no dar importancia a esas situaciones, no tomarlas como algo personal.
    Llevo meses pensando si dejar esta relación de trabajo y, no lo hago, pensando que con otra persona me va a pasar igual, por mi forma de comportarme, y quizá esta sea una oportunidad de madurar y cambiar mis actitudes. Pero es cierto que me cuesta mucho no pensar que cuando lo tengo delante y me sonríe en realidad no lo estoy aburriendo. Eso es lo que me duele, que no sea honesto. Entiendo que no le puedo caer bien a todo el mundo pero aquí se trata de mi psicólogo: me importa si puede aceptarme y le caigo bien a pesar de mis sombras.
    Pues eso, que no confío en él. No sé cómo se lo voy a explicar sin herirle.

    Muchas gracias por leerme. Me gustaría leer tu visión del tema.

    Un cordial saludo.

    Responder
  2. Buenas, salí de una relación tóxica hace unos 4 meses. Creo que sufría mucho maltrato psicológico de mi expareja(me hacía mucho chantaje emocional, controlaba donde estaba o que hacía en todo momento, me miraba el movil y las conversaciones que tenía, me gritaba o elevaba mucho la voz en público), pero yo justificaba este tipo de comportamientos que no tienen ninguna justificación debido a la baja autoestima que tenía esta mujer, y a lo mal que la habían tratado sus anteriores parejas. El final fué horrible, me di cuenta de que llevaba mintiéndome y manipulándome desde que empezamos a salir, y que solo era un juguete para ella. Ella era y es dependiente emocional y a lo largo del tiempo creo que fuí volviéndome codependiente, cargando sus problemas como si fueran míos y sintiendo una enorme frustración al ver que no hacía nada por solucionarlos. Puse medidas para no alimentar la dependencia cuando cortamos y no darle la opción de volver a utilizarme en un futuro, tuve varias recaídas y volví a contactar con ella en un par de ocasiones, pero a día de hoy llevo 2 meses sin contactar ni hablar con ella, y esta completamente bloqueada y eliminada de redes sociales.
    Donde quiero llegar es que a día de hoy me da pánico intimar con la gente, sobre todo si son mujeres, tengo mucho miedo a sufrir de nuevo, se que no todo el mundo es así y que de esta experiencia he aprendido y no volvería a llegar al mismo punto, pero aun así me da mucho miedo.

    Responder
  3. Yo tengo mas d dos años q no tengo pareja. X decirlo asi,, estable,, me dejaron x una chica y el miedo q me suceda lo mismo me paraliza…desconfio d todos y d todo ..siempre creo q me estan mintiendo y q solo me usaran y me dejaran d nuevo..no se como quitarme ese terrror ….la soledad ya me pesa…y mucho

    Responder
    • Es totalmente normal que cuando hemos atravesado por una mala experiencia , nos cueste volver a confiar. Sin embargo, el miedo nunca ha sido un buen aliado. Es por eso que seguramente cuando llegue la persona adecuada a tu vida y dado que ya habrá pasado el tiempo suficiente tus dudas y temores se vayan disipando progresivamente.
      Si ves que esta situación se te hace muy difícil. Pide ayuda profesional.
      Espero haberte ayudado.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario