7 desastres provocados por el ser humano al usar la ciencia

Conocer estos desastres provocados por el ser humano te dejará pensando en muchas cosas, la idea no es que odies la ciencia sino que tengas una visión más amplia sobre su alcance o efectos. 

El aporte de la ciencia en la calidad de vida de la humanidad es evidente en todos los campos: salud, desarrollo de maquinaria que reemplaza la mano de obra pesada y/o agiliza los procesos de fabricación, el transporte, la comunicación; pero tampoco se puede negar que el uso de la misma no ha sido siempre en pro del bien común o que no tiene sus contras. 

Algunos de estos desastres han sido famosos y gravísimos, pero existen también otros más sutiles. Vamos a mencionar 7 desastres provocados por el ser humano al usar la ciencia, la mayoría sin intención de daño. 

Los desastres más importantes provocados por el ser humano al usar la ciencia y la tecnología

A continuación vas a explorar un poco sobre los desastres provocados por el ser humano, los últimos en el top, no son tan documentados o “tóxicos” pero dependiendo de su uso pueden traer consecuencias terribles. 

Bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki

Estados Unidos y Japón venían en guerra desde hacía cuatro años en uno de los principales escenarios de la Segunda Guerra Mundial: la Guerra del Pacífico.

El 26 de Julio de 1945 Harry Truman, presidente de los EEUU, lanzó un ultimátum contra los japoneses en el que pedía su rendición incondicional, lo que no consiguió. 

El primer blanco elegido fue Hiroshima el 6 de agosto del mismo año, una ciudad que no había sido bombardeada antes, así se podrían notar los efectos del arma de Uranio 235

Murieron entre 50.000 y 100.000 personas a causa de la explosión. Japón no se rindió y tres días después se lanzó la bomba de Plutonio sobre Nagasaki en la que murieron entre 28.000 y 49.000 personas. 

Cerca del 50% de los sobrevivientes murieron luego a causa de la radiación, que desencadenó patologías como cáncer y leucemia. 

Japón se rindió incondicionalmente dando fin a la Guerra del Pacífico.

Oppenheimer, físico estadounidense de origen judío que participó en el proyecto que desarrolló las armas nucleares expresó siempre su tristeza ante la cantidad de víctimas inocentes en Hiroshima y Nagasaki. 

Accidente nuclear de Chernóbil

El 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladimir Ilich Lenin ubicada al norte de Ucrania hubo un desequilibrio en el reactor 4 causado por experimentos realizados el día previo para reducir la potencia. 

El desequilibrio del reactor provocó un sobrecalentamiento y unas explosiones que terminaron por abrir la tapa del reactor expulsando una nube de material radiactivo que se extendió por Europa y Norteamérica. 

La cantidad de materiales radiactivos fue unas 500 veces mayor que la liberada por la bomba atómica en Hiroshima, causó la muerte de 31 personas en las siguientes dos semanas y llevó al Gobierno a la evacuación urgente de 116.000 personas, y provocó una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa. 

Este es considerado el peor accidente nuclear de la historia junto con el accidente nuclear de Fukushima. 

Accidente nuclear de Fukushima 

Ocurrió el 11 de marzo de 2011 en la central nuclear de Fukushima I en Japón después de un terremoto de magnitud 9,1 MW. El tsunami 46 minutos después llegó con olas de 14 metros de altura y superó los muros de contención de la planta de 5,7 metros. 

Se produjeron  tres fusiones nucleares, tres explosiones de hidrógeno y la liberación de contaminación radiactiva entre el 12 y el 15 de marzo. 

La radiación emitida a la atmósfera obligó al Gobierno a evacuar una zona cada vez mayor alrededor de la planta en un radio de 20 kilómetros. ​Unos 154.000 residentes fueron trasladados de la zona que rodeaba la planta por los crecientes niveles de radiación ionizante causados por la contaminación en el aire de los reactores dañados.

Grandes cantidades de agua se contaminaron con isótopos radiactivos y fueron liberadas al Océano Pacífico durante y después del desastre, incluso hasta el 2013.

Desastre de Deepwater Horizon

El 22 de abril de 2010 se hundió la plataforma petrolífera Deepwater Horizon ubicada en el Golfo de México como consecuencia de una explosión que ocurrió dos días antes, lo que ocasionó un total de 779.000 toneladas de crudo vertido al océano, el accidente con petróleo en el agua más importante de la historia. 

Once trabajadores perdieron sus vidas, y la mancha de petróleo en el mar fue del tamaño del estado de Connecticut. Además, se vertieron 7 millones de litros de dispersante tóxico para ocultar la mancha de petróleo.

Después de tres meses de estar vertiendo petróleo al mar el pozo se cerró definitivamente, pero el impacto ambiental apenas comenzó. Treinta días después, los vientos y las corrientes arrastraron a las costas de Louisiana, Mississippi, Texas, Alabama y Florida el crudo que estaba en mar abierto, cubriendo más de 1600 kilómetros de costa. 

Iatrogenia

La iatrogenia es el daño causado a la salud como efecto inevitable de un acto médico legítimo y avalado para curar o mejorar una patología determinada. Es decir, no es el daño provocado por un error o una mala práctica médica, sino el que produce la ciencia bien aplicada. 

La iatrogenia suele estar entre las cinco primeras causas de muerte en el mundo, variando cada año, y es mayor en los países que investigan de modo estricto las causas de mortalidad en la población.

Contaminación de alimentos y fuentes de agua por pesticidas

Gran parte de los cultivos a gran escala son destruidos por plagas, por lo que se inventaron plaguicidas químicos, que son sustancias venenosas para matar insectos y microorganismos.

También son tóxicos para las personas, algunos agricultores se intoxican al usarlos, pero el modo más común de envenenamiento es el que se produce de manera lenta y acumulativa al consumir alimentos de cultivos tratados con ellos.

En la tierra pueden causar pérdida de la fertilidad al matar bichos importantes para la misma, y también pueden contaminar las fuentes de agua cercanas a los cultivos al filtrarse por la tierra. 

Adicción a la tecnología y redes sociales

No es novedad que las redes sociales hacen parte de las actividades cotidianas de casi todos los seres humanos actuales en alguna medida. También es claro que las comunicaciones en tiempo real y la posibilidad de obtener información inmediata de cualquier tema y desde cualquier lugar del mundo es una de las mayores ventajas de la tecnología actual. 

Sin embargo, existen algunas consecuencias no tan ventajosas con los avances tecnológicos, en especial, entre niños y adolescentes, quienes tienen acceso a información inapropiada, como la pornografía, la violencia, el terrorismo cibernético

La obesidad puede ser otra consecuencia directa de la cantidad de tiempo que se dedica a la tecnología. Los niños y adolescentes de hoy prefieren jugar en las pantallas a hacerlo en la calle, por lo que su gasto de energía en actividad física es mínimo, sin contar con lo que se come, que también se les vende por las imágenes de las redes: comida chatarra. 

Por otra parte, la adicción a las redes sociales, a menudo, nos impide estar presentes, atentos a las personas de nuestro entorno real, lo que deteriora la calidad de nuestras relaciones. Además se ha comprobado que en algunos casos el uso desmesurado puede generar baja autoestima, ansiedad e incluso depresión

Esperamos que hayas disfrutado aprendiendo sobre los desastres provocados por el hombre, y que esto te lleve a reflexionar que cualquier acto puede cambiar la historia de la humanidad.  

Avatar
Karla Arango
Filóloga hispánica, investigadora literaria y poeta.

Deja un comentario