Anna Freud: Vida y Obra de la hija de Sigmund Freud

Hija del reconocido Sigmund Freud, Anna Freud fue Presidenta del Instituto de Formación Psicoanalítica de Viena, entre 1925 y 1938. Después tendría que huir a Londres a causa del nazismo. En 1951 fundaría la Hampstead Clinic, centro de tratamiento, investigación y formación en psicoterapia de niños.

Anna Freud ejerció una oposición firme a las teorías de Melanie Klein, sobre todo en lo relativo a la exploración del complejo de Edipo. Anna creía que las relaciones de los niños con sus padres peligraban si se analizaban sus sentimientos por ellos.

La implicación de Anna Freud con el trabajo de su padre comenzaría cuando ésta tenía catorce años. Por aquel entonces solía frecuentar el Comité de los Siete Anillos. Este estaba formado por Sigmund Freud, Hans Sachs, Sandor Ferenczi, Karl Abraham, Otto Rank, Ernest Jones y Max Eitingon.

La hija de Freud completó sus estudios de pedagogía, convirtiéndose así en maestra. Ejerció la enseñanza en el Cottage Lyceum entre 1914 y 1920, durante la Primera Guerra Mundial. Abandonó la enseñanza al enfermar de tuberculosis. A continuación, haremos un repaso de la biografía y el recorrido profesional de Anna Freud.

La benjamina de un neurólogo, una inesperada estudiosa

El neurólogo Sigmund Freud, considerado padre del psicoanálisis, tuvo seis hijos. La última fue Anna Freud, nacida en Viena el 3 de diciembre de 1895. Anna se sentía un tanto inferior, pero era una niña valiente y tenaz. En su familia esperaban que solo los varones se dedicaran a estudiar.

Durante la adolescencia se dedicó a analizar pormenorizadamente la obra de su padre. Ya de mayor, entró en el círculo de discípulos de este. Anna se convirtió en maestra, ya que no se preveía que fuera a la Universidad o se convirtiera en médico.

La joven Anna Freud siguió a su padre durante toda la Primera Guerra Mundial. En 1913 se acercó por primera vez al movimiento psicoanalítico, en un viaje a Londres. En este se introdujo en el núcleo de relaciones de Sigmund Freud con Ernest Jones.

Anna fue cortejada por Jones, lo cual sentó muy mal a Loe Kann, quien estaba en análisis con Freud. Esto sentó muy mal al padre de Anna, que tuvo palabras con Jones y prohibió a su hija esta relación.

Desde ese momento, Sigmund Freud inició una lucha contra todos los pretendientes de su hija. Cuarenta años después, Jones confesó a Anna Freud que la seguía amando.

Los años de matriarcado de Anna y el psiconálisis de Freud sobre su hija

Tras la muerte prematura de una de sus hermanas y el matrimonio de otra, Anna tomó las riendas del hogar. Freud analizó a su hija en dos ocasiones, una entre 1918 y 1920 y otra en 1922 y 1924.

anna-freud-y-sigmund

Sigmund sabía que, con ese análisis, había conseguido reforzar el amor que su hija sentía por él. Por otro lado, este confesó a Lou Andreas que era tan incapaz de renunciar a Anna como al tabaco.

Los papeles de Max Eitingon y Lou Andreas-Salomé

Anna Freud escogió como confidentes a Max Eitingon y Lou Andreas-Salomé, quienes realizarían un papel analítico. El primero trató de desprenderla del padre, y la segunda la impulsó a asumir la situación. Anna dio significado a su existencia como mujer y jefa de escuela del movimiento Freudiano.

Sigmund y Anna Freud se intercambiaron aproximadamente trescientas cartas de una y otra parte. Anna comenzó a formar parte del movimiento mediante el psiconálisis de niños. En 1922 presentó su primer trabajo “Fantasmas y ensueños diurnos de un niño golpeado”. Lo hizo ante la Wiener Psychoanalytische Vereinigung.

La época dorada tras “El tratamiento psicoanalítico de niños”

Ya en 1927, Anna Freud presentaría su principal obra, “El tratamiento psicoanalítico de niños”. De forma paralela decidió editar las obras de su padre, los “Gesammelte Schriften”, completados en el año 1924.

En 1928 fue elegida como directora del nuevo instituto de psicoanálisis de Viena, que acababa de abrir sus puertas. De esta forma asumía las responsabilidades institucionales que la convertirían en la gran representante de la ortodoxia vienesa.

Su gran rival era Melanie Klein, quien había emprendido la gran reestructuración de la obra de Sigmund Freud a nivel teórico.

melanie-klein

Anna Freud y Melanie Klein nunca llegaron a un acuerdo. Ambas eran representantes de dos corrientes divergentes dentro de la International Psychoanalytical Association. Anna se rodeó de los discípulos vieneses más destacados de la primera hora, y creó en 1925 el Kinderseminar. Es decir, el Seminario de Niños.

Dorothy Burlingham: La amiga que permitió el rol materno en Anna Freud

Tras algunas experiencias desdichadas, se trató de formar terapeutas que pudieran aplicar los principios del psicoanálisis a la educación infantil. Por aquel entonces conocería a su gran amiga Dorothy Burlingham, mediante la cual realizaría su deseo de maternidad.

dorothy-burlingham

Con gran dedicación, Anna Freud se ocuparía de los cuatro hijos de Dorothy. Los cuatro tenían problemas psíquicos, unos más graves y otros menos. Anna hizo de madre, educadora y analista de todos ellos.

Así las cosas, Anna Freud creó para los hijos de Dorothy una escuela especial. Lo haría junto a Peter Blos y Eva Rosenfeld, la sobrina de Yvette Guilbert. A esta escuela acudirían después otros hijos de pacientes que estaban en análisis.

Para los analistas que giraban en torno a Freud y la familia Burlingham en Viena, el psiconálisis era una religión. Así lo escribió Peter Heller, quien afirmó que la escuela consistía en una experiencia progresista y elitista. En la escuela se harían cargo de la educación de hijos de padres que se encontraban en análisis. Ello también en palabras de Peter Heller.

La familia: Clave para curar a los niños

Anna Freud continuaría siguiendo las directrices de su padre desde la cura de Herbert Graf. Para Anna el niño era demasiado frágil para someterlo a un análisis verdadero. Por ello sostenía el principio de la cura bajo la responsabilidad de la familia y de los padres. Y de forma más general, de las instituciones relacionadas con la educación.

Para Anna Freud el complejo de Edipo no debía examinarse de forma demasiada precisa en el niño. Para ello alegaba la falta de madurez del superyó. En enfoque analítico debía ir integrado en la acción educativa. El punto débil de esta doctrina era la inexistente reflexión sobre la relación entre el niño y la madre. Para Anna Freud solo contaba el vínculo con el padre.

Por ello, para Anna prevalecía la pedagogía del yo por encima de la exploración inconsciente. Tras la ruptura con Otto Rank, Anna Freud fue admitida para ocupar el lugar de este en el Comité Secreto.

Este hecho hizo que Anna Freud se sintiera al fin en la élite de la causa analítica. Esto la acercaba más a su padre. Y desde aquel momento, Anna se convertiría en custodio de la ortodoxia Freudiana.

Jackson Nursery: El gran proyecto de Anna Freud interrumpido por el nazismo

Ya en 1937, Anna abrió el pensionado para niños pobres al que llamó Jackson Nursery. Y ello porque este sueño se haría realidad gracias a la inversión de Edith Jackson. Se trataba de una millonaria norteamericana que viajó a Viena para que Freud la analizara.

Se trataba de un proyecto dirigido por Anna, y orientado hacia los niños menores de dos años. La idea era estudiar las primeras etapas de la vida de los niños, a través de la observación directa. El requisito para el estudio de estos niños es que se tratara de familias indigentes.

jackson-nursery

El nazismo hizo su entrada en Austria, y ello obligaría a interrumpir la experiencia. Anna Freud tuvo que emigrar con toda su familia, instalándose en Londres en 1938. La acompañarían muchos vieneses que finalmente se exiliarían en Estados Unidos.

Esto no sentaría bien a los seguidores de Klein, quienes llevaban años defendiendo sus teorías en la British Psychoanalytical Society. Esta corriente había transformado por completo las teorías clásicas de Freud. Los psicoanalistas ingleses seguían una línea de pensamiento completamente distinta a todos los efectos.

Sin embargo, por aquel entonces Anna había publicado su obra principal, “El Yo- Y los mecanismos de defensa”. Las teorías en él expuestas eran todo lo contrario a las defendidas por los kleinianos. La batalla estaba servida, sobre todo tras la muerte de Freud y el comienzo de las Grandes Controversias en 1941.

Anna Freud se acercaría a las posiciones de la Ego Psychology, retomando la noción de defensa. Esto sería el punto de partida para concebir un psicoanálisis ya no centrado en el ello. En su lugar se buscaría la adaptación del yo a la realidad.

Aquí radicaría la importancia de los mecanismos de defensa, más que de la propia defensa en sí misma. Esta otra obtuvo un gran éxito en Estados Unidos, y sería el origen del annaFreudismo, Esta sería la segunda corriente más representada en la International Psychoanalytical Association.

La última etapa de Anna Freud y la Hampstead War Nursery

Cada día más cansada por las controversias, y decepcionada por el cauce que había tomado el movimiento analítico. Así se mostraba por aquel entonces Anna Freud, aunque conservaba a muchos de sus amigos que aún la querían. Algunos de estos amigos eran Ernst Kris, Marianne Kriss, René Spitz, Heinz Hartmann y Richard Sterba.

Por aquel entonces Anna Freud se encontraba viviendo en la residencia de 20 Maresfield Gardens, posteriormente el Freud Museum. Continúo su actividad por la infancia fundando en 1952 la Hampstead Child Therapy Clinic.

Tras la muerte de su padre, Anna se centró más aún en el trabajo. Durante la Segunda Guerra Mundial organizó un centro para los niños desamparados. Se trataba de niños que refugiados. A la guardería se le dio el nombre de Hampstead War Nursery, que funcionada dentro de la Hampstead Clinic de Londres. En este centro también se daba apoyo psicológico a estos niños.

hampsted-war-nursery

Finalizada la guerra, Anne Freud siguió trabajando con los niños. Gracias a todas las investigaciones de esta etapa, podría publicar después diversos estudios acerca del psicoanálisis infantil.

La retirada progresiva de la Hampstead Clinic

Anna empezó a delegar funciones en la Hampstead Clinic a partir de 1963. En 1976 abandonaría definitivamente la dirección del centro, tras haber estado viajando con Dorothy.

Para garantizar la continuidad de la obra de su padre, Anne Freud se dedicó a publicar sus obras y archivos. Y no solo los de Sigmund Freud, sino también los del resto de su familia. Ya en los años setenta seguía haciendo de madre de los hijos de Dorothy. Dos de ellos morirían en trágicas circunstancias.

El relato de Peter Heller, clave para entender la obra de Anna Freud

Ya en 1990 Peter Heller, quien se había hecho profesor de literatura, publicó sus recuerdos del análisis con Anna Freud. Peter nació en Viena en 1920, y había sido tratado por Anna entre 1929 y 1932. Años después se casó con Tinky, hija de Dorothy, y pasó muchos años en el diván de Kris. Gracias a su relato se puede revivir todo lo acontecido entre 1920 y 1936.

Durante esos años, Anna y Sigmund Freud habían mezclado lo relacionado con el diván, la familia y la vida privada. Peter hizo referencia al carácter asfixiante de Anna en su papel materno. En cambio, en su doctrina no tenía presente el vínculo con Sigmund Freud.

La última batalla de Anna Freud

Anna fallecería en Londres en 1982. Había recibido todos los honores, pero no había sido capaz de entender la evolución del movimiento psicoanalítico. Lo hizo tras haber hecho frente al revuelo levantado por los que defendían la historiografía revisionista. Esto tuvo lugar a causa de la publicación de las cartas de Sigmund a Wilhelm Fliess.

anna freud mayor

Al respecto de la muerte del psicoanálisis, Anna Freud declaró que predecir la muerte del psicoanálisis quizás estaba de moda. Pero que para ella la única respuesta inteligente era la de Mark Twain cuando un periódico anunció la muerte de este por error. El escritor había dicho que las noticias de su muerte eran “muy exageradas”. Según Anna Freud, el psicoanálisis da lo mejor de sí cuando es atacado, en muchos sentidos.

Bibliografía

Virguez, María de los Ángeles (2017-05-09). “Anna Freud: Biografía y Obra”. Lifeder. https://www.lifeder.com/anna-freud/

Sabater, Valeria (2017-05-06). “Anna Freud y su obra después de Sigmund Freud”. La Mente es Maravillosa. https://lamenteesmaravillosa.com/anna-freud-obra-despues-sigmund-freud/

Ferrer Valero, Sandra (2016-10-30). “Psicoanalizando a los niños, Anna Freud (1895-1982)”. Mujeres en la Historia. http://www.mujeresenlahistoria.com/2016/10/anna-freud.html

Guerri, Marta (2017-05-09). “El caso de Anna O. y el origen del Psicoanálisis”. Psicoactiva. https://www.psicoactiva.com/blog/caso-anna-freud-origen-del-psicoanalisis/

Figueroba, Alex (2017-07-23). “​El ‘caso de Anna O.’ y Sigmund Freud”. Psicología y Mente. https://psicologiaymente.net/clinica/caso-anna-o-sigmund-freud

Avatar
Isidro Migallón
Psicólogo y Especialista en Marketing Online. Creador y director de contenidos de Psicocode.

1 comentario en «Anna Freud: Vida y Obra de la hija de Sigmund Freud»

Deja un comentario