¿Eres multipotencial?

multipotencial

Recientemente he descubierto una página web creada por una chica norteamericana que ha redefinido el concepto de “ser un culo de mal asiento”. La chica en cuestión se llama Emilie Wapnick y utiliza la palabra “multipotencial” (multipotentialite en inglés) para describir a un tipo de personas con multitud de intereses.

Vaya, yo que siempre había pensado que era un culo de mal asiento y ahora descubro que soy multipotencial. En inglés siempre hay maneras más elegantes de decir lo mismo.  Bromas aparte el concepto me ha resultado curioso ya que intenta ponerle una etiqueta a personas que huyen de las mismas.

¿Qué es ser multipotencial?

En el ámbito de la biología, una célula multipotencial es aquella a partir de la cuál pueden nacer multitud de células con distintas funciones. También se conocen popularmente como células madre. Del mismo modo las personas multipotenciales tienen multitud de intereses variados e interdisciplinares. Vamos, que no tienen nada que ver los unos con los otros. Estas personas podrían llegar a dedicarse a cualquier cosa porque aún no han tomado una decisión al respecto. Esto se explica mejor con la siguiente frase extraída directamente la página:

“Te preguntas porqué sigues empeñado en pintar si aún no has conseguido vender ningún cuadro. Te preguntas porqué tu vocación por la psicología ha desaparecido y de repente te ves a ti mismo escribiendo tu primera novela cuando en realidad estudiaste la carrera de arquitectura. La respuesta es sencilla: eres multipotencial”.

¿Te suena algo de todo esto? A mí sí. En su día estudié Publicidad y Relaciones Públicas. Acabé trabajando en Márketing Online y diseño gráfico en un Grupo Inmobiliario. Además estudio Psicología y … no sé qué vendrá después.

En palabras de Emilie Wapnick …“de repente todo adquiere sentido. No hay nada raro en ti. Tampoco se trata de que tengas miedo de tu propio éxito. La razón por la que no puedes encontrar tu verdadera vocación es que en realidad tienes muchas vocaciones. Todas tus obsesiones esporádicas y tus raros proyectos interdisciplinares encajan ahora.”

La necesidad de etiquetas

Creo que cuando somos niños todos somos multipotenciales. Sin embargo poco a poco los adultos van imprimiendo en nosotros la necesidad de elegir una etiqueta. Frases como ¿qué vas a ser de mayor? y luego más tarde ¿a qué quieres dedicarte? nos enseñan que lo normal es acabar encontrando nuestra etiqueta.

Está claro que en algún momento de nuestras vidas tenemos que tomar una decisión y enfocar nuestro camino hacia un determinado lugar si queremos encontrar nuestro sitio en la sociedad. Aún así me pregunto si es posible encontrar ese sitio sin la necesidad de utilizar una etiqueta. Parece difícil que así sea. Si estudiaste contabilidad eres contable. Si estudiaste medicina eres médico. Yo estudié publicidad y me gusta decir que trabajo en publicidad, no que soy publicista. También es cierto que las etiquetas son una forma ahorro comunicativo. No es cuestión de contarle tu vida a cada persona con la que te cruces.

Dejando de lado cuestiones semántico-gramaticales, hemos aprendido la necesidad de definirnos a nosotros mismos con una etiqueta. Esta etiqueta nos hace sentirnos más seguros, como un ancla firmemente agarrada al fondo del mar que impide que nuestro barco se mueva ante el continuo oleaje de la vida.

Esta etiqueta también les otorga seguridad a las personas que tenemos alrededor. Parece que las personas de nuestro círculo cercano también sienten la necesidad de catalogarnos de alguna forma. Necesitan saber qué es lo que hacemos. A qué nos dedicamos. De igual forma que nosotros también necesitamos saber qué hacen ellos. Si no tenemos esta información es como si existiera una laguna en la imagen mental que nos hemos formado sobre esas personas.

¿Entonces las etiquetas son buenas o no?

Es obvio que las etiquetas cumplen una función útil e instrumental desde el punto de vista comunicativo. Pero dejando de lado esta función debemos huir de la necesidad imperiosa de encontrar nuestra etiqueta para descubrir por fin el sentido de nuestras vidas.

¿Qué pasa si aún no has encontrado tu etiqueta? ¿Tu vida no tiene sentido? No encontrar la respuesta a tales preguntas nos puede llegar a generar ansiedad. Las etiquetas son importantes, pero no imprescindibles.

Los 3 retos de las personas multipotenciales

La autora dice que visualicemos la multipotencialidad como un dón que nos ha sido otorgado. Este dón trae consigo 3 retos que cada persona tiene que resolver de manera individual:

1. Carrera: El grupo variado de intereses debe llegar a constituirse de tal forma que te permita ganarte la vida.

2. Productividad: Debes encontrar el punto medio de productividad con el que puedas seguir manteniendo todos tus intereses sin perder el foco de atención.

3. Confianza: Debes sentir la suficiente confianza para seguir desarrollando aquello que estés haciendo. También debes tener la confianza necesaria para lidiar con aquellas personas que no acaben de entenderlo.

Personalmente el concepto “multipotencial” me ha generado algo de tranquilidad al comprobar que hay más personas como yo ahí fuera. Sin embargo no es oro todo lo que reluce. El dinero no cae del cielo y tarde o temprano tenemos que tomar una decisión y elegir cuál va a ser nuestro camino. Creo que es más fácil encontrar este camino si aceptamos que somos personas normales y corrientes con grandes dosis de inquietud e intereses variados. En definitiva, somos multipotenciales.

¿Y tú?  ¿Eres multipotencial?

Photo Credit: adolescente via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com

Comentarios

  1. Rousi dice

    Me siento identificada y contenta en que hya una “comunidad” de gente multitarea, multicuriosa, multipotencial, mega dispersa, superpasional, superindecisa a casarse con un sector.
    Me pasa como a ustedes. Pienso que la vida es demasiado corta como para vivir una sola vida. Me he visto capacitada para realizar trabajos opuestos con sus titulaciones correspondientes.
    Ahora, con 35años aun busco mi sitio y mi deseo es encontrar uno, pero dudo que exista, porqué siempre veré nuevas cosas que no domino y que me inquietan a indagar o estudiar.
    No voy a contar todo lo que he estudiado porqué es vergonzoso, tengo dos cajas llenas de cursos, y dos bolsas llenas de títulos y a veces me hace llorar pensar si he perdido mi tiempo..me autosorprende y marea.
    Viendo este foro, creo que mas que ver el hilo em común de afán de aprendidaje y capacidad de valor hacia empezar de nuevo..sería super positivo hacer reflexiones del porqué. Se me acuden varias preguntas para quien quiera responder.
    Puede que ustedes en su infancia los cambiaron mucho de coles o de ciudades y hayan nacido con el cambio? A mi si, y tuve que ir rápido a hacer de nuevo amistades etc y adaptarme.
    Otra pregunta que lanzo, como llevan el mantener amistades lejanas, tienen facilidad?
    Cambian a.menudo de parejas como de trabajos, yo he llegado a dejar parejas y estando muy enamorada por la misma sensación que no es mi persona por genial que sea..
    En fin, gracias por el foro, espero sacar alguna conclusión más del porqué de tanta inquietud.. es pasión o insatisfacción?
    Un abrazo a tod@s y gracias gracias gracias.

    • Patricia dice

      Sí, esa comunidad se llama superdotados Rousi. Sin conocerte sé que no te vas a encajar ahí, porque es muy posible que tengas muchos prejuicios como a mí me pasaba, y pensaras que la superdotación era otra cosa, pero te invito a leer libros como Pienso Demasiado y Demasiado Inteligente para ser Feliz, y ahondar en el tema de la superdotación, no tiene nada que ver con lo que nos venden, es como lo describes!!!

  2. Laura dice

    Wow, no pensé que hubiese una categoría paras las personas que tenemos diversos intereses. Mi problema es que por temor a que nunca encaje en lo que quiero me he dedicado a cosas que no me gustan y para colmo, se me dan bien o excelente! Soy ahora empleada de limpieza, fui vendedora ambulante, vendedora de piso en una tienda comercial, mesera, lavaloza, ayudante general, pasante de Derecho. Y no me gustan pero se me dieron bien o demasiado bien. Ahora tuve la inquietud por estudiar dibujo, escritura, psicología, antropología, historia, idiomas, informática hasta ingenieria de la tierra, y digo tuve porque no tomé cursos pero tenía ciertas habilidades o interés por ello. Pensando que tenía un serio problema, tomé terapias, incluso me hice máster de reiki y estoy ahora tomando terapias somáticas xD y resulta que lejos de centrarme, me siguen apareciendo mis viejos intereses y nuevos intereses. Me refiero en lo vocacional, aunque ya decidí estudiar administración de finanzas para dedicarme al trading en la bolsa de valores. Pero me sigo preguntando qué demonios va a resultar de éste licuado de inquietudes… Luego las personas que me conocen me miran raro o me aconsejan deje de andar picando y me centre, pero cómo rayos vas a saber qué te gusta si no experimentas, digo. ¿Habrá modo de lograr calmar esto? Es decir no es tanto problema que tenga varios, sino que luego no sé por cual comenzar y si comienzo, termino dejándolo al poco rato por falta de motivación o de que se me mete otra idea. Y si que es frustrante. Aunque fue todo un reto estar dos años consecutivos formándome como reikista y trato de aplicar esa constancia, ahora a otras actividades, pero me resulta difícil no distraerme o fijarme en otras cosas.

    • Beatriz dice

      Cómo te entiendo!!! Tener tantos intereses al mismo tiempo y no saber cual abordar y la duda de si te mantendrá motivada a largo plazo,…es frustrante!!! A mí me bloquea por completo y me deprime. También he acudido a mi lado espiritual, y a la meditación para encontrarme. Me alegra no ser la única…eso me da un hilo de esperanza del cual tirar.

  3. dice

    Hola.
    Yo tengo un serio problema con esto.
    He tenido 74 empleos (no cuento ahí los pequeños tipo freelance de pocas horas) y más de 400 entrevistas.
    Estuve cientos, miles de horas pensando en qué carrera estudiaría, dejé Derecho, Historia, Geografía, Historia del Arte, Bellas Artes… Y ahora estoy con Filología.
    Estudio 7 idiomas, etología felina, he estudiado Turismo, ilustración, dibujo de comics, diseño y maquetación web, animación, contabilidad, cocina y pastelería en una escuela con estrella Michelín…. He tenido tiendas online de camisetas, de comics, de coleccionismo…
    Y sí, qué bien, pero resulta que a veces gano 20 euros en todo el mes y otras ni eso. ¿Cómo se monetiza todo eso? Puedo hacer muchas cosas, doce o más de manera continuada, con mis esquemas, día a día, media hora una, hora y media otra… Y me organizo genial. Pero soy incapaz de hacer una sola más de 30 horas la misma semana. Y así no puedo estar en ningún empleo, les asusto. Y cuando algo lo aprendo ya siento que me motiva más ir a por otra cosa.

  4. dice

    Yo siempre he tenido hambre de conocimiento… Y al final me decidí por buscar un método para ser más eficaz aprendiendo y también mostrando lo que aprendo porque me suelo entusiasarmar y también me gusta compartirlo.

    Creo que desarrollar el pensamiento visual puede ser una gran ayuda, especialmente en la nueva era del conocimiento. Os animo a visitar mi web.

    Después de esto he conocido a Emilie y ha sido todo un descubrimiento. He creado un post y un vídeo al respecto.
    http://www.pensamientovisual.es/emilie-wapnick-no-tenemos-una-verdadera-vocacion/

  5. Nimrod Alatorre dice

    Hola, llegué aquí precisamente por un video de Emilie Wapnick en TED, pensé en investigar más del tema. Siempre he tenido la habilidad de hacer todo bien, incluso de una manera sobresaliente, aprendo de una manera tan rápida cualquier cosa que me sorprende, y además, todo termina por aburrirme en algún momento, claro, debí saberlo, soy multipotencial.
    En mi caso nunca deje de ser como soy y ni por prejuicios de la gente en general, presiones de familia o de gente externa a mi, mis gustos por todo se fueron. Puedo mencionar que estudié Ciencias de la comunicación, 1 semestre de Periodismo, 1 semestre de ingeniería civil, ahora mismo estoy estudiando economía, soy bailarín, pintor, entrenador de natación y de volleyball, fotógrafo, jugador de poker, trader, diseñador web, toco varios instrumentos, canto, buenísimo en los videojuegos, algunas veces hago videos, algunas veces cocinero, otras planeador de eventos, etc., eso y mucho más esta dentro de mi repertorio, pero a que difícil es contestarle a la gente cuando me preguntan:¿A qué te dedicas?… ahora lo sé, me dedico a ser multipotencial.

    Es un verdadero placer ser así, yo jamás lo oculté, inclusó lo he presumido muchas veces, con las chicas, jaja, se sorprenden de todo lo que sé hacer.

    Saludos a todos.

  6. dice

    Veo que el artículo se escribió hace tiempo, pero apenas apareció hoy en mi timeline de Twitter, lo cual agradezco. –Quizá sea una señal–. Vaya que me siento identificado con el término de ‘Multipotencial’, en especial a la parte de la ansiedad por querer definirme y dedicarme a una sola cosa. Sucede que cada que invierto tiempo en áreas poco relacionadas a mi profesión me siento un tanto culpable, como si fuese un despistado que recorre los caminos sin guía en mano, perdido en medio de la nada, derrochando el tiempo y los días en algo que no sé si sea lo correcto.

    Espero que todos los que escriben sus comentarios aquí, encuentren lo que sea que les haga felices, sea una cosa, la mezcla de todas o una nueva vocación. ¡Saludos!

  7. ana dice

    Claramente algo de esto tengo porque me recibi de licenciada en psicologia, de diseñadora de interiores y recientemente de mediadora Jajaja

  8. Anais Oliver Godicheau dice

    Hola me ha encantado ya que ahora se que no ser me va la pinza !
    Lo que pasa esque es horrible vivir así (al menos por mi parte), tengo 22 años y me gusta todo, pero a veces me enfoco con algo y empiezo estudiando con pasión y ánimo, ahora hago una formación Social aa ddistancia, pero luego me viene a la mente otro tipo de trabajo (ejemplo: ser química, profesora en traducción etc.) y perdió el interés en lo que hago… Muchas veces esas ideas me vienen porque miro la tele y hablan de tal o tal trabajo.
    No se, me gusta todo, pero tan cambiante soy que ya no se donde esta mi sitio..! Mucha suerte a todos

  9. dice

    ohhhh si si siiiiii!!!! Ya no soy más la rara de la familia, la culo inquieto…soy multipotencial! Chúpate esa! jajajajaajajajaja

    Gracias por descubrirme a Marina y a Emilie. Gracias, gracias y gracias!

    Besos desde Londres <3

  10. dice

    Alaaa!! Qué genial artículo y además es que justo ayer estuve pensando sobre el tema.
    Cuando terminé bachillerato (que no sabía muy bien por donde tirar) empecé bellas artes ya que había estudiado bachillerato de arte y me habia ido bien. Pero no, no era lo que yo sentía, aunque se me diese bien.
    Empecé un fp de publicidad, y me gustaba y sabía que tenía totalmente la capacidad para sacármelo, pero lo dejé por pasar malos momentos personales y empecé a trabajar. Mientras, decidí estudiar por la uned psicología que siempre me ha llamado. Me saqué 2 años pero la dejé apartada porque mi chico y yo nos quedamos embarazados 🙂 y me dediqué a tiempo completo a ser mamá, que por cierto me encanta y se me da genial, por lo que cuando la peque cumplió 2 años y yo disponía de un poco más de tiempo, decidí estudiar un fp de Educación Infantil, es con lo que estoy ahora sacándomelo con notazas y esta vez sí que pienso terminarlo. Más que nada por tener ya algo en la mano, porque con 28 años y una familia es hora de encaminar la estabilidad laboral. Además porque realmente me apasiona este tema, defiendo con ideales una educación alternativa mucho más respetuosa con los niños que la que hay actuamente, y seguramente continúe con el grado.

    Además de todo esto, tengo como hobby hacer vídeos en youtube sobre maquillaje, y me encantan las dos cosas: grabar (que conlleva un tanto de interpretación) y editar vídeos, y el tema del maquillaje. Qie cuando disponga de tiempo, haré algún curso de maquillaje profesional aunque no sea a lo que me dedique.
    Y escribir… desde niña se me da muy bien y me apasiona.
    Jajajaaja me da risa intereses tan dispares, y años atrás me hubiese dado vergüenza escribir todo esto, porque es cierto que la necesidad social de etiquetar marcó mi autoestima.

    Hoy, más madura, más segura de mi misma y leyendo este genial artículo, siento que realmente soy afortunada. Por ser libre de prejuicios, por intentar buscarme a mí misma y por haber respetado siempre mis sentimientos. Y aunque con 28 años sólo tengo aún el título de bachillerato, creo que tengo mucho corrido y aprendido, y nunca he estado parada.

    Te felicito por tu blog! Genial!

  11. almu dice

    Yo creo que lo que realmente somos es…multicuriosos, nos apasiona la vida y…¡¡ hay tantas cosas interesantes!!!!, es como entrar a un chino, vas por pilas para la linterna y sales con….ni se sabe, cosas que usaras o no, pero que te gustan,las guardas, con el tiempo las sacas, las tiras, reciclas, regalas o le encuentras la utilidad, como la vida misma.
    Yo…soy multicuriosa

  12. Mercedes dice

    Buenas, que alivio, yo también soy multipotencial, creí que tenía un problema, y lo que tengo es un don para hacer todo tipo de cosas y además me doy cuenta que soy capaz de hacerlas bien. Gracias por tan valiosa información, me ha subido la autoestima.

  13. Mihaela dice

    Buenas. En primer lugar, quiero agradecer por este artículo. Es justo lo que necesitaba saber ahora mismo. A pesar de que he intentado estudiar psicología por la UNED dos años, sin efecto… Siempre he tenido vocación por más disciplinas. Al acabar el bachiller hace 3 años, he decidido hacer un curso de tripulante de cabina de pasajeros, después he pensado mejor y he ido a por psicología. Me ha gustado, pero he renunciado a UNED porqué soy una persona demasiado sociable, y estar encerrada no es lo mio (se que se puede comunicar por internet…pero no me llena). En fin, ahora otra vez, quiero cambiar de carrrera, pasarme a la pública, y tener compañeros y profesores con quien compartir las ideas. Ahora no estoy convencida si seguir con psicología, tengo pensado algo que me permita un poco de movimiento internacional. He pensado en Negocios internacionales. Y con mis modestos conocimientos sobre la psicología y mi don de gentes, estoy segura que puedo lograr sacarme una carrera internacional. Psicología, siempre será mi primer amor, como el deporte, aunque no me veo trabajando en estas ramas.

  14. Carol dice

    Hoy me voy a la cama con una gran sonrisa …exterior e interior. Dsd q descubrí tu pagina, suelo leer algún articulo tuyo antes de irme a dormir.
    Me siento al igual que varios d los que han escrito aquí, muy identificada con todo lo que has descrito y tranquila o contenta de saber q soy “normal” y q todas las piezas “encajan” … Y que no nos falta nunca esa inquietud y esas ganas de aprender siempre, sin importarnos empezar de cero, con la misma ilusión q un niño!…la sensación de hacer algo q t apasiona dsd hace tiempo por primera vez, y seguir experimentando durante toda tu vida con cosas nuevas, es algo sumamente satisfactorio y me siento afortunada de ser asi!
    gracias por el articulo y enhorabuena por la pagina! 🙂

  15. Keops dice

    Gracias de todo corazón… llevo mucho tiempo pensando que me estoy negando a hacer un montón de cosas simplemente por seguir un solo camino, que es lo que los demás ven bien y normal…
    este post arroja bastante luz sobre un concepto que puede aportar mucho a la sociedad.

    Creo que no significa que abarcas mucho y aprietas poco, porque también hay que ser realista y tener algo asegurado con lo que ganarse la vida, pero aun no conocemos la gran utilidad que puede suponer el hecho de que nos permitamos tener más caminos abiertos en cada una de nuestras vidas, y que nos motiven de igual manera;lo cual puede contribuir a la adaptación, cosa que estamos perdiendo poco a poco con tantas comodidades en la sociedad.

  16. Shirley dice

    Mnn… si de etiquetas se trata, prefiero ser un culo de mal asiento, aunque honestamente creo no estar entendiendo bien que significa ese término.

    “Multipotencialidad” una buena forma de decir que abarcas mucho, aprietas poco, y sigues sin sabes como pagarte un departamento y un carro por culpa de tus malas decisiones profesionales, a encontrarle el punto de fusión se ha dicho

  17. Carlos dice

    Este articulo y los comentarios me han sacado una gran sonrisa.

    Por fin leo a mas personas que sienten lo mismo que yo, que piensan exactamente como yo. ¿Porque conformarnos con una vida de rutina y dedicarnos siempre al mismo oficio? Nosotros, las personas multipotenciales tenemos la suerte de poder dedicarnos y disfrutas de muchas cosas.

    En mi caso he decidido emprender ya que así (si lo hago bien) podre dedicarme a todo los ámbitos que me interesan y seguir aprendiendo y creciendo.

    Me ha encantado el articulo y leer vuestros comentarios.

    Saludos!!!

  18. Enrique dice

    Sí, soy multipotencial, ya que no me encuentro a gusto en un sólo trabajo. De repente me asaltan curiosidades sobre otros temas. Y resulta que empiezo una osa, y ya quiero hacer otra. Siento que la vida está para aprender de ella y sacarle el mejor partido, no estar toda tu vida en una oficina ganando negocio, que de todos modos no es más que dinero. Cambiaría muchas cosas de este estilo de vida si cada uno pudiera dedicarse a lo que quisiera, es decir, se puede aprender de todo un poco. No estar siempre haciendo lo mismo, amargándote, que es precisamente lo que quieren los de arriba. Debemos descubrir nuevos horizontes, sólo así la vida tendrá sentido de ser vivida.

  19. Lara dice

    Yo tengo muchas inquietudes. No me gusta estancarme y vivir la vida siempre dentro de la misma rutina, me gusta conocer muchas cosas, y creo que si hay posibilidad, se debería hacer. No es ser raro, es no ser conformista, y dejar que la vida vaya pasando y todo siga igual.

    He pasado del diseño web, a la animacion 3d, ahora la psicologia, tuve mi faceta de pintura, y de otras cosas, y en hobbies también lo mismo.

    Inestable o que odio la rutina? Tal vez sed de conocimientos y cambios. Me gustaría hacer muchísimas cosas, que para otros son incompatibles, pero, así soy yo… Si me gusta algo, lo hago, y mi mundo cambia al mismo tiempo.

    Es vivir muchas experiencias, y disfrutarlas al mismo tiempo.

  20. Marga dice

    Yo hasta ahora lo he llamado siempre “soy TUTIFRUTTI”, jeje, pero multipotencial suena más serio.
    Estudié traducción-interpretación y ejercí un poco, luego secretariado de dirección y también trabajé de ello, después fui agente inmobiliario, diseñadora de webs, etc. y finalmente peluquera canina!! (además de crear, con otras personas, una empresa de algo que no tiene nada que ver con todo lo anterior). Y disfruté de todas y cada una de dichas actividades, casi tanto como disfruto ahora de la actual.
    Yo creo que la clave es que si eres inquieto y curioso, y te gusta aprender, no te encasillas en una única profesión toda la vida…
    Apuesto a que los/las personas que escribieron los comentarios anteriores, fuera del ámbito laboral, además tienen aficiones dispares entre sí…

  21. Enrique dice

    Leonardo Da Vinci también era multipotencial ¿no? Creo que somos muchos los que tenemos hambre de conocimiento; la vida da muchas vueltas y siempre no nos apasiona lo mismo con la misma intensidad. Enhora buena por el blog.

  22. Leti dice

    Totalmente identificada. Siempre me he sentido fatal por no saber exactamente qué hacer con mi vida. Cuando acabé bachillerato hice un curso de cámara de cine, luego empecé filología inglesa pero lo dejé, más tarde hice dos años de maquilladora profesional y me planteé el matricularme en una escuela de arte dramático. Finalmente vi que lo que me interesaba era la criminología pero al no poder acceder me metí en psicología por la uned y espero acabarlo para después hacer algo relacionado con la psicología criminal (aunque aún ni idea de qué tengo que hacer para ello). Creo que he encontrado mi vocación pero tampoco pondría la mano en el fuegom de momento sólo tengo 22 añitos y una vida por delante…

    • Cris dice

      Cómo te envidio, Leti! 22 añitos… Aún tienes tiempo de otros 3 grados!! 🙂
      Algo importante yo creo que es no pararse por no ver exactamente qué camino seguir…que entonces llega la noche, y el frío…

      Yo tengo 30 recién saliditos del horno, y siempre he sufrido mucho por no encontrar mi vocación, lo que realmente me interesase, apasionase y llenase… He ido viendo como mi hermano, mis amigos, y gente al rededor encontraban sus caminos (o al menos los decidian y seguían sin preguntarse más) y yo seguía y seguía buscando…Sin conformarme, si adaptarme… Estudié la Diplomtura de empresas porque no me vi capaz de terminar la licenciatura, trabajé en facturación y 7 años en banca…hace 1año me despidieron y decidí venirme a Irlanda a vivir, a aprender el idioma, a tener otras experiencias…
      No dejo de practicar en cocina porque me apasiona, y no suelto la cámara de fotos porque tampoco. Siempre aprendo, aprendo, aprendo…
      y entre toda esa borágine estudio poco a poco, muy poco a poco Psicología en la UNED porque es lo que mis entrañas gritan que siempre he querido! aún así, vivo siempre con el “miedo” de cansarme, de querer cambiar de nuevo…con la pesadez de sentir que no avanzo más por miedo a fracasar “de nuevo”…

      Me ha gustado el artículo, a pesar de que no me diga en realidad nada muy nuevo, peri sí me recuerda (aunque me genera algo de ansiedad también jaja) que no pasa nada, pero que al menos he de encontrar cómo conjugar todo para ganarme la vida y “pelear” contra los que no comprenden…

      🙂

      Enhorabuena por el blog, por todo el trabajo que conlleva, y por todo lo que vas consiguiendo a nivel personal… y muchas gracias por compartir las experiencias y los aprendizajes!

  23. MARIA dice

    No puedo sentirme más identificada con el tema. Soy veterinaria pero siempre me han gustado mucho las letras, por lo que aprovecho esta “multipotencialidad” para estudiar idiomas, que siempre vienen bien.

  24. Patricia dice

    Que buen artículo! Siempre me sentí sapo de otro pozo por ser lo que ahora se conoce como “multipotencial” . Soy de una generación a la que imperiosamente debía tener su objetivo claro respecto de su vocación y en mi caso ello no encajaba, había muchas cosas que me interesaban y me causaban a su vez frustración por no pertenecer al “rebaño”; hoy, pese a ello puedo sentirme agradecida por haber aprovechado las diversas herramientas que esta diversidad de oficios y profesiones me brindaron en épocas de crisis laboral.

  25. Lola dice

    Siempre he envidiado a las personas que tenía una sola meta, iban a por ella hasta el final, mientras yo no tenía una cosa en concreto que me llenara, porque hay muchas cosas que me gustan y con todas ellas disfruto y me apasiono, pero gracias a tu artículo, veo que lo mío es normal. gracias por todos tus artículos, son estupendos

    • dice

      There are also plenty of attractions for those visitors looking for a break from shopping.
      This not only cuts the time it takes to deliver
      the good but also reduces shipping costs. s footwear at affordable prices with high quality and style.

  26. dice

    Siempre me ha gustado hacer varias cosas a la vez, gustos totalmente atípicos, opuestos y claro he pensado que era rarita o peculiar….me alegro de no serlo aunque tampoco me preocupaba en exceso, muy buen artículo…

  27. Melquisedec dice

    Yo llevo arrastrando durante años esa forma de pensar sin entender a que era debido,he pasado por los tres bachilleratos buscando por lo menos mi primer enfoque entre lo que quiero y deseo,algo que pueda multiplicar y hacer crecer el potencial de mi persona,como vivir la vida sin aprender lo máximo posible de ella?

  28. Matilde García Gordón dice

    En un mundo caracterizado por la multiplicidad de opciones , la multipotencialidad es una de las mejores formas de gestionar felizmente la propia existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *