Cómo convertirte en un Superhumano desarrollando tu Flow

Muchas veces vemos personas que son capaces de todo, trabajan estudian, tienen vida social, y tiempo libre, y nosotros apenas hacemos una actividad y estamos agotados, ¿Qué nos pasa?, quizás todo esto se pueda explicar con un concepto de la psicología positiva llamado Flow.

El Flow, es un concepto acuñado por el psicólogo Csikszentmihalyi en 1999 y que en castellano no tiene una palabra para expresar esta idea, por lo que la hemos adquirido del inglés.

El Flow es un estado que se define como una experiencia optima donde un individuo está motivado y capacitado para llevar a cabo una actividad que le desafía, pero no solo eso, sino que mientras el individuo está en este estado se concentra de tal forma que pierde la noción del tiempo y además se esfuerza al máximo en la consecución de sus objetivos sin darse cuenta.

Muchos querríamos estar en este estado, ya que nos permitiría dar el máximo de nosotros sin apenas esforzarnos, ya que estaríamos inmersos en la  actividad y además lograríamos obtener buenos resultados.

¿Cómo conseguimos tener Flow?

Inicialmente las investigaciones sobre el Flow se centraron en bailarinas, artistas, escaladores…en definitiva en personas cuya actividad les proporciona un alto nivel de disfrute.

Actualmente los últimos estudios sobre el Flow indican que en cualquier entorno de trabajo se puede experimentar Flow, siempre y cuando las actividades que se realicen sean intrínsecamente gratificantes. Es decir hay sujetos que experimentan Flow mas fácilmente como son los actores, deportistas y demás.

Sin embargo también hay personas que experimentan Flow como administrativos, cajeros o traductores lo que abre todo un abanico de posibilidades para que cualquier persona en cualquier entorno puede experimentar Flow y dar lo mejor de sí misma sin apenas esfuerzo, como hemos dicho, solo tiene que hacer actividades intrínsecamente gratificantes.

¿Qué son actividades intrínsecamente gratificantes?

Significa que la persona está disfrutando de la tarea en sí misma y no la está realizando solo por el objetivo de cumplir. Esto a veces es muy complicado sobre todo en tareas tediosas que se nos hacen cuesta arriba, y que pensamos solo las hacemos por el mero hecho de que son una obligación.

Sin embargo es posible disfrutar con casi cualquier tarea, ya que los seres humanos por naturaleza necesitamos hacer cosas para ser felices, solo hay que buscar ese punto donde se produce Flow en la tarea.

Lo primero para encontrar ese punto, casi imprescindible, es que las habilidades que presenta la persona estén en equilibrio con las demandas de la tarea. Si una tarea es extremadamente difícil para una persona, jamás producirá Flow, solo producirá ansiedad y estrés, y al contrario si es demasiado fácil, no supondrá un desafío, y no provocará Flow.

Este estado de Flow, está muy relacionado con el bienestar y con la felicidad, ya que mientras lo experimentamos aparte del beneficio que nos reporta cumplir con nuestros objetivos, sentir Flow es muy placentero y nos hace sentirnos felices con nuestra vida.

Buscando esa forma de que las actividades sean intrínsecamente gratificantes, lo siguiente en que deberíamos centrarnos es en que la actividad que estamos realizando nos resulte interesante, ya que de esta forma el estado de Flow aparecerá de forma natural, aumentando la productividad personal.

Los objetivos que nos marquemos mientras realizamos la actividad también son muy importantes si queremos alcanzar este estado. Es necesario que esos objetivos sean claros y alcanzables, esto está muy relacionado con lo que hablamos antes de estar en equilibrio con las demandas de la tarea, si nos ponemos objetivos muy difíciles e inalcanzables, o que sean poco claros el Flow no surgirá por mucho que nos guste la actividad que realizamos.

Por supuesto, de cara a conseguir sentir Flow el momento en el que trabajamos también es muy importante, tiene que ser un momento adecuado para ello donde no haya distracciones. Si existen interrupciones continuas que no nos permiten centrarnos en la actividad, nunca llegarás a alcanzar ese momento de Flow.

También la atención es muy necesaria para sentir Flow, debes intentar mantenerla en la tarea, al principio es normal que te cueste más, pero conforme vayas haciéndolo cada vez te costará menos y conseguirás mantener más tiempo la atención en aquello que estas realizando.

No hay que olvidar que es importante tener cubiertas otras necesidades como no tener hambre o sed o ganas de ir al baño para sentir Flow, estas pequeñas cosas pueden distraer nuestra atención y no permitirnos alcanzar ese estado de Flow.

Por último y no menos importante, hay que centrarse en los procesos y no en el resultado, el Flow esta relacionado con las tareas, con el proceso en el cómo se hace, no en el resultado que se conseguirá con ese proceso.

El Flow se centra en el presente, no en el futuro. Si no somos capaces de centrarnos y disfrutar de aquello que estamos haciendo en ese momento, porque nos distraemos pensando en el resultado, no podremos sentir Flow.

Conclusiones para tener Flow

El Flow parece ser un sentimiento propio de algunos privilegiados, sin embargo realmente no lo es tanto, simplemente hay que saber provocarlo y atraerlo. Como hemos visto se puede atraer prácticamente en todas las tareas siempre y cuando se respeten unos principios básicos:

  • Que la tarea no sea ni muy fácil ni muy difícil
  • Que tenga objetivos claros y alcanzables
  • Que nuestra atención se centre en ella
  • Centrarnos en los procesos y no en los resultados
  • Que la actividad que estamos realizando suscite nuestro interés

Si cumplimos con estos parámetros es probable que sintamos Flow en las actividades que realizamos, y que nos sintamos afortunados, felices, y podamos dar el máximo en las actividades que se nos presenten para llegar a sentirnos como auténticos superhumanos.

Ricardo Villar Peña
Ricardo Villar Peña
Psicologo del trabajo. Master en direccion de RR.HH. Máster en prevención de riesgos laborales, especialidad en riesgos psicosociales.

1 comentario en «Cómo convertirte en un Superhumano desarrollando tu Flow»

Deja un comentario