Mindfulness en emociones: Sintiendo el momento presente

mindfulness emociones

El Mindfulness es la capacidad para prestar atención plena al momento presente. En los últimos años este término ha adquirido cierta relevancia en el campo de la Psicología.

¿Por qué es importante el Mindfulness?

Porque nos hemos dado cuenta de que solemos vivir con el piloto automático puesto. Conversamos con un amigo y en lugar de escucharle recordamos la discusión que tuvimos con nuestra pareja esta mañana. Tratamos de disfrutar de una tarde de domingo y en lugar de eso anticipamos lo mal que nos sentiremos al día siguiente cuando nos despertemos a las 7 de la mañana. Nos perdemos el momento presente, Y no sólo eso:

Exceso de pasado = depresión

Exceso de futuro = ansiedad

El presente es el único tiempo y lugar en el que podemos ser felices, y tendemos sin embargo a irnos a situaciones que nos generan malestar emocional.

Hoy día, el presente es un regalo que solemos desperdiciar. Por eso es tan importante desarrollar el Mindfulness o Atención Plena como recurso que nos conecta al “aquí y ahora”.

Pero sucede una cosa: en ese “aquí y ahora” del que hablo, está lo que pasa en el mundo exterior (una mirada, una sonrisa, un horizonte, un sonido, un mensaje…), y lo que pasa en nuestro mundo interior: nuestros pensamientos, sensaciones y emociones.

Meditar sobre las Emociones

Igual que existe una tendencia a ignorar o subestimar el momento presente, solemos rechazar nuestras emociones cuando éstas son incómodas, desagradables o molestas. Ésta es la consecuencia lógica de vivir en una sociedad que se ha vuelto demasiado hedonista: buscamos constantemente el placer y evitamos el dolor a toda costa.

Sin embargo, el dolor también forma parte de la vida, y es imposible evitarlo siempre. No se trata de esquivarlo por tanto, sino de aprender a vivir con él, aprender a vivir con emociones incómodas.

Porque además, el rechazo a estas emociones no alivia el impacto que nos provocan, al contrario, lo multiplica. Imagina que discutes con alguien y, en un arrebato un tanto infantil, te tapas los oídos para no oírle. ¿Qué sucederá? Efectivamente, que empezará a gritar con más fuerza.

Mindfulness en emociones

El Mindfulness en emociones lo que trata es de:

1) prestar atención plena a nuestras emociones incómodas o dolorosas, como la ira, la tristeza o la ansiedad

2) sin reaccionar ante esas emociones, es decir, sin criticarnos, ni juzgarnos, sin rechazar ni resistirse

3) simplemente ver y oír a la emoción, desde fuera.

Entonces, al hacer esto, nos damos cuenta de que la emoción no es tan mala, de que incluso puede traer un mensaje positivo para nosotros. Recordemos que todas las emociones, también aquellas que son dolorosas, cumplen una función: el miedo protege, la ira dota de energía, la tristeza reintegra.

Si huimos de la emoción, ésta nos persigue, y tenemos la sensación de que lo hace para atraparnos. Si nos detenemos frente a ella, desde un rol de observador, la emoción llega, nos abraza, y se va.

El fin último es conectar con la emoción, abrazarla, desde un sentido metafórico que nos invita a abandonar la resistencia a sentir emociones dolorosas, resistencia que tiene como consecuencia un mayor impacto negativo en nuestro bienestar. Nos sentimos peor por darnos cuenta de que nos sentimos mal, y nos equivocamos. Se trata de adquirir conciencia por tanto de que sentirse mal, no es malo, simplemente es algo que sucede, sin más.

En mi consulta privada en Málaga llevo haciendo desde 2014 regularmente talleres de Mindfulness en emociones, y la acogida está siendo muy buena. Lo más importante es que las personas que acuden a estos talleres se van con ganas de practicar en casa. Y es que vivimos la era con más estímulos externos que hayan existido jamás (Internet, móviles, Redes Sociales, publicidad, TV…). Estímulos que nos alejan cada vez más y más de nosotros mismos.

De ahí la importancia de recuperar el contacto con nuestro mundo interior.

Photo Credit: Mindfulness emociones via Shutterstock

The following two tabs change content below.
David Salinas
Psicólogo Colegiado AO-08384. Especializado en problemas de depresión, ansiedad, estrés, terapia de pareja y duelo romántico
David Salinas

Últimos posts de David Salinas (Ver todos)

Comentarios

  1. Maria C dice

    interesante los comentarios x que se aprende cada día más me interesaría tener más información de diferentes temas para estar más actualizada.

  2. Naty dice

    Me encanta que como psicóloga, sigamos avanzando con estos conceptos. En una pasada certificación de neuroliderazgo aprendí más al respecto. Felicidades y lo comparto.

  3. David Salinas dice

    Hola Vanessa, pues con el Mindfulness tratamos precisamente de no negar ni reprimir el pensamiento, lo aceptamos, pero no aceptamos su contenido, sólo su presencia: el pensamiento aparece, y te dice algo, pero no tienes por qué creerte lo que te dice, ni valorarlo, ni (y éste es el problema que creo que tienes) identificarte con el pensamiento, sino sólo observarlo, sin juicios de valor de ningún tipo. Desde esa posición de observadora, Vanessa, dejas de identificarte con el pensamiento: “ni el pensamiento es una verdad absoluta ni yo soy el pensamiento, sólo tengo un pensamiento”. Te animo a seguir investigando sobre Mindfulness y a practicar. Si vives en Málaga, hago además de terapia, talleres de vez en cuando. También hago terapia online para los de fuera de Málaga.

  4. dice

    Me gustaría saber como una persona con OCD o Toc puede aplicar el mindfullness, yo lo intento pero me invaden cientos de pensamientos (he llegado a contar mas de 100 en media hora), desde que me levanto aparece un pnesamiento concreto que se mantiene todo el día y que me genera una gran ansiedad, malestar, tristeza, rabia y dolor. Intento negar los pensamientos pero vienen mas y si los acepto es como “Si lo pensase de verdad, como si quisiera las cosas que pienso” y me tengo que decir mentalmente a cada sgundo del dia “no es verdad, es una obsesión”. stoy agotada física y psicologicamente he intentado dejar mi mente en blanco pero con el toc me cuesta mucho y sobretodo me custa observar mis obsesiones desde fuera y no enfadarme, negarlas, etc
    ¿Alguien podría ayudarme?

  5. Juan Carlos dice

    Gracias por el aporte con este concepto. Desde hace tiempo vengo trabajando con mis pacientes, particularmente con trastorno de ansiedad, en la terapia individual y grupal, este conectarse o apostar por el aquí y el ahora, reconociendo sus emociones , conectándose con su interioridad, con un presente en que debemos ocuparnos y no pre-ocuparnos. Ha sido revelador para muchos. Gracias, es un concepto que resume perfectamente esta idea. Mindfulness

    Juan Carlos
    Santiago-Chile

  6. Ana Vico dice

    Me encanta el mindfulness y me encantan las emociones, así que he flipado con tu artículo 😀

    Lo has dicho todo. Sólo me queda felicitarte y darle difusión. ¡Un abrazo!

  7. SERGIO dice

    Conceptos de Mindfulness vienen del oriente,antiguos;y tambièn,se observan en Gestalt,con Perls.Me agrada el Concepto de Observar la Tristeza,pero,consideraràndola una “reintegraciòn”,y yo agregarìa,
    como base de una “reproyecciòn”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *