Tu olor corporal delata tu personalidad

olor corporal

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Wroclaw (Polonia) ha demostrado que las personas pueden adivinar la personalidad de los demás a través del olor corporal.

El experimento

Para el estudio se escogieron 60 voluntarios tanto hombres como mujeres. Se les pidió que vistieran una camiseta blanca para dormir durante 3 noches seguidas. Durante ese tiempo debían evitar usar desodorantes, perfumes y cualquier otra sustancia que pudiera camuflar su olor corporal natural. Pasadas las tres noches devolvieron las camisetas que  fueron selladas individualmente en bolsas de plástico. Además cada uno de ellos tuvo que realizar un test de personalidad.

Posteriormente otro grupo distinto de 200 voluntarios llevó a cabo la fase final del experimento. Esta fase consistía en oler el contenido de cada bolsa y tratar de adivinar si la persona que había llevado esa camiseta tenía una personalidad ansiosa, dominante, o extrovertida. Cada voluntario tuvo que oler un máximo de 6 camisetas para evitar la habituación a los olores.

Los resultados

La proporción de aciertos fue estadísticamente significativa, es decir, los voluntarios lograban adivinar cuál era la personalidad de quien había vestido la camiseta en una proporción superior a la que se daría por simple azar. Además esta proporción era similar a la que se daba en un experimento parecido que trataba de adivinar la personalidad mediante la visualización de videos de personas y cintas de audio con sus voces.

Es decir, vista, oído y olfato ayudaban de igual forma a adivinar la personalidad de los voluntarios.

También es curioso el hecho de que el mayor número de aciertos se producía al adivinar personalidades dominantes por miembros del sexo opuesto. Es decir, una mujer tenía mayores probabilidades de acertar la personalidad cuando la camiseta pertenecía a un hombre dominante y viceversa.

De este estudio podemos aprender que el olfato es un sentido tan válido como la vista o el oído para obtener datos de la persona que tenemos enfrente. Sin embargo la multitud de productos cosméticos que usamos hoy en día, desde desodorantes, jabones, perfumes, etc, hacen que olvidemos los olores y nos fijemos más en los movimientos corporales y las voces.

Fuente: Medical Express

Photo Credit: Enamorados via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com
Isidro Migallón

Últimos posts de Isidro Migallón (Ver todos)

Comentarios

  1. María dice

    Yo sigo fascinada por el poder de los olores. De hecho las feromonas juegan un papel esencial en el asunto. A nivel personal, para sentirme atraída por un hombre, me tiene que encantar su olor, si no, siento rechazo. Supongo que hay personas que tienen más o menos desarrollado este sentido.

    De hecho en Inglaterra se pusieron de moda hace unos años las llamadas Pheromon Parties. Fiestas en las que llevabas tu camiseta con la que habías dormido un par de noches y la entregabas en bolsa. Personas del sexo opuesto elegían las que mejor les olían y luego podían conocer en persona a los poseedores de las camisetas. No sé si surgían flechazos, pero curioso no deja de ser 😉

  2. Twoks dice

    Acabo de encontrar esta página y de leer el artículo y me ha dejado flipando el hecho de que a partir de algo tan ordinario como la nariz se pueda en cierto modo determinar la personalidad de una persona a un nivel esencial sin tenerla presente físicamente. Esto se lo intentas explicar a cualquier descerebrado de la calle y se pensaría que le estas tomando el pelo pero la realidad es que la naturaleza nunca deja de sorprendernos.

  3. bogdanovic dice

    Valoro tus artículos pero últimamente solo pones estudios y experimentos y es un poco repetitivo y frio. Antes ponias mas desarrollo personal y no tanto experimentos echos en X universidad a xxx sujetos por xxx investigadores. Es una crítica constructiva no te lo tomes a mal. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *