motivacion

Mantener la motivación para conseguir tus objetivos

Seguro que alguna vez has empezado algo con mucha ilusión y has abandonado al poco tiempo debido a la falta de motivación. Esta falta de motivación puede surgir como consecuencia de dos premisas:

1. El objetivo que te habías marcado inicialmente ha perdido valor para ti. 

Imagina una persona que está estudiando para unas oposiciones en el ayuntamiento y además decide matricularse en una escuela de idiomas para poder ser más competitivo en el mercado laboral en caso de no obtener plaza con la oposición. Al poco tiempo de comenzar a estudiar el nuevo idioma, aprueba el examen y obtiene plaza en el ayuntamiento.

Su objetivo inicial era puramente ser más competitivo en un mercado laboral inestable. Sin embargo gracias a que ha obtenido la plaza, su futuro laboral está asegurado de por vida. Como consecuencia su motivación por acabar el idioma que ha empezado a estudiar habrá perdido mucha fuerza. Lo mejor que puede hacer en este caso es buscar un objetivo nuevo.