El estrés afecta a nuestra memoria

La memoria es una función del cerebro que nos permite proyectarnos no solo hacia atrás en el pasado, sino también hacia al futuro, para planificar acontecimientos.

Sin embargo, una reciente investigación de la Universidad de Stanford ha hallado importantes evidencias que demuestran la influencia del estrés en nuestra capacidad para desarrollar planes. Al estudiar los resultados de los escáneres cerebrales de los participantes, los investigadores descubrieron que las personas hacen planes menos eficientes y efectivos cuando están estresados.

En los últimos años, ha aumentado considerablemente la tasa de personas que acude a una consulta a causa del estrés o la ansiedad. Las peculiaridades del ritmo de vida actual, sumado a otras circunstancias personales, podrían ser los responsables de este incremento. Por ello, es fundamental que los profesionales mantengan actualizada su formación en Psicología, con el objetivo de brindar al paciente una asistencia de calidad, basada en la última evidencia científica.

De esta forma, esta última evidencia sugiere que el estrés es un estado que puede privar a las personas de su capacidad para recurrir a los sistemas cognitivos subyacentes a la memoria, al igual que al comportamiento dirigido a objetivos, que nos permite resolver problemas de manera más rápida y eficaz.

Según los resultados de los investigadores, el procedimiento por el que se reduce nuestra capacidad de planificación a causa del estrés involucra a la red del lóbulo frontal hipocampal, que es la responsable de desconectar la memoria.

hipocampo

Monitorización cerebral: los descubrimientos de la investigación

Para lograr estos hallazgos, el equipo investigador se encargó de monitorear la actividad cerebral de los participantes a través de la técnica de Imagen por resonancia magnética funcional (fMRI por sus siglas en inglés) mientras deambulaban por ciudades virtuales.

Una vez que estos se habían familiarizado con el entorno, los devolvieron a otra de las zonas que ya habían visitado y se les solicitó que caminaran hacia una ubicación objetivo.

Asimismo, se introdujo el factor del estrés de forma aleatoria, seleccionando a algunos de los participantes al azar a los que se les comunicaba que podrían recibir una descarga eléctrica durante el viaje.

De esta forma, los investigadores encontraron que las personas que recibieron este mensaje tendían a recurrir a las rutas habituales, mientras que los que no contaban con este factor de estrés eran más imaginativos y tomaban rutas más novedosas basadas en los recuerdos adquiridos de los viajes anteriores.

Por otra parte, antes de comenzar la ruta hacia la ubicación objetivo, los escáneres cerebrales revelaron que, las personas estresadas eran menos propensas a activar el hipocampo, una estructura cerebral que debería haber estado activa si hubiesen estado recordando las rutas anteriores.

Igualmente, también experimentaban una menor actividad en sus redes del lóbulo frontal-parietal, que es la estructura que nos permite alinear los procesos neuronales con los objetivos actuales, dificultando la recuperación y utilización de recuerdos.

lóbulo frontal parietal

De esta forma, se trata del primer estudio que muestra cómo la interrupción de la red del lóbulo frontal hipocampal es la responsable de desconectar la reproducción de la memoria durante una sesión de planificación a causa del estrés.

En la actualidad, los investigadores se han centrado en cómo afecta este proceso en las personas mayores, que son más propensos a sufrir episodios de pérdida de memoria, lo que, sumado al estrés, podrían acentuar este deterioro.

Para ello, han comenzado a realizar estudios similares a este, pero en personas de 65 a 80 años, con el objetivo de comprender cómo se desarrollan las asociaciones entre el estrés, la memoria y la planificación en los grupos de individuos mayores.

Lucie Stern, una de las investigadoras principales de este estudio y profesora de Ciencias Sociales en la Universidad de Stanford afirma que “es una forma de privilegio neurocognitivo que las personas que no están estresadas puedan recurrir a sus sistemas de memoria para comportarse de manera más óptima”.

Y concluye que sería fundamental comprender mejor este proceso, ya que puede haber personas que no se comporten de manera tan efectiva por estar bajo una situación de estrés.

Los hallazgos de esta investigación podrían tener importantes implicaciones a futuro, logrando comprender la manera en la que las personas planifican el futuro y cómo la ausencia de estrés puede optimizar este proceso, lo que se podría traducir en mejores decisiones, pudiendo aplicarse en ámbitos de especial importancia y que subyacen a un contexto de mayor estrés, como puede ser el trabajo.

Psicocode
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 200 profesionales. Escribe a [email protected] si quieres formar parte de nuestro equipo.

Deja un comentario